El milagro amateur

Den Bosch - MarcadorInt

“¿Por qué es titular Heemskerk? ¿Qué hace hoy en el once si lo expulsaron en la eliminatoria anterior?” Esto nos preguntamos Jaume Naveira y un servidor en la cabina de BeIN Sports minutos antes de empezar la retransmisión de un partido, aparentemente, sin excesiva trascendencia. El 14º clasificado de segunda neerlandesa contra un equipo de tercera división. Pero eran unos cuartos de final de Copa. Entonces no sabíamos que Heemskerk se ganaría un hueco eterno en nuestro libro de batallitas futbolísticas con una actuación memorable para mal.

El Den Bosch, un equipo que no pisaba las semifinales de la Copa desde 1993, es más conocido por ser el club donde se formó Van Nistelrooy, que vio el partido in situ. El conjunto local tenía la situación controlada y se puso pronto 2-0 arriba con los goles de un fantástico Alessio Carlone (19 años) y un cabezazo de Aziz Khalouta. En el segundo tiempo la situación parecía controlada: el VVSB atacaba pero sin pasar la línea divisoria con el balón controlado. Hasta que Heemskerk hizo acto de presencia para destrozar todos los pronósticos.

En el minuto 82, el portero local salió a por uvas en un córner que Bekooij remató sin oposición tras la defectuosa salida del meta. Un minuto después, los dos jugadores de refesco del VVSB se asociaron y Tavilla se disfrazó de Bergkamp para dejar solo a Van der Slot con una asistencia de tacón. El visitante disparó a romper, pero el tiro, centrado, se escurrió por debajo del cuerpo de Heemskerk. En el 87, un centro desde la banda izquiera sin peligro ni tensión alguna cerró el drama del Den Bosch. Sin oposición, Heemskerk, inseguro por los dos errores previos, fue incapaz de atrapar el esférico, que se le escapó de las manos de forma inexplicable para sevirle en bandeja el 2-3 a Parami, evitando así la prórroga. En cinco minutos el Voetbal Vereinig Sint Bavo remontó la eliminatoria y se convirtió en el segundo equipo amateur en clasificarse para las semifinales de la centenaria copa neerlandesa, después de que el Ijsselmeervogels lo lograra por primera vez en 1975. La inestimable ayuda de Heemskerk, que terminó abatido, pasó a formar parte de la de historia del fútbol neerlandés. Por historias tan imprevisibles como la del amateur VVSB, de la modesta localidad de Noordwijkerhout, de menos de 15.000 habitantes, las Copas tienen un encanto especial.

Foto de portada: MarcadorInt.

Related posts

Deja un comentario

*