18 meses de zozobra

Coach Danny Blind of Netherlands during the International Friendly match at the Ernst Happel Stadium, Vienna
Picture by EXPA Pictures/Focus Images Ltd 07814482222
04/06/2016
***UK & IRELAND ONLY***
EXPA-PUC-160605-5238.jpg

Danny Blind estaba llamado a dirigir a la selección neerlandesa en la fase de clasificación para el Mundial 2018, pero asumió la responsabilidad unos meses antes de lo previsto ante las dificultades de los Países Bajos para meterse en la Eurocopa. Empezó de ayudante de Guus Hiddink, pero tampoco mejoró la situación de la Oranje cuando se convirtió en el máximo responsable del triple subcampeón del mundo. Hasta entonces su trayectoria como técnico se limitaba a haber dirigido al Ajax durante 14 meses, y en el último año y medio tampoco ha hecho méritos como para que alguien vuelva a apostar en el rol de entrenador por el capitán del último Ajax campeón de Europa. Con Blind como seleccionador de los Países Bajos, la Oranje solo ha ganado tres partidos oficiales: ante Kazajistán, Bielorrusia y Luxemburgo. Ha empatado uno en Suecia y ha perdido otros cinco, ante rivales mayoritariamente de menor entidad como Islandia, Turquía, la República Checa, Francia o Bulgaria. Por el camino, los Países Bajos se perdieron la primera Eurocopa de 24 selecciones y quizás se les escape el Mundial de Rusia. Ahora es cuarta de grupo.

Además de los malos resultados, los Países Bajos no han jugado bien en ningún partido oficial de exigencia de la etapa Blind, caracterizada por una fragilidad defensiva preocupante. En los dos últimos procesos de eliminatorias (con Hiddink y con Blind, en la clasificación para la Eurocopa y la vigente hacia el Mundial), los Países Bajos solo han sido capaces de mantener la portería a cero en los dos partidos frente a Letonia. En los cinco encuentros clasificatorios para Rusia 2018, la selección neelandesa ha encajado al menos una diana. En varios de estos partidos se han producido errores individuales flagrantes que han facilitado la tarea a los delanteros rivales, mientras en algún otro caso la razón se encuentra en lagunas de concentración de carácter más colectivo, por defender con excesiva pasividad.

Dutch fans at the International Friendly match at the Aviva Stadium, Dublin Picture by Lorraine O'Sullivan/Focus Images Ltd +353 872341584 27/05/2016
Los Países Bajos ya se perdieron la Eurocopa. Foto: Focus Images Ltd.

Dadas las dificultades para mantener la portería a cero, aún más preocupante ha sido la escasa producción ofensiva de los Países Bajos. Puede que la Oranje no cuente con los mejores futbolistas de su historia, pero sí puede alinear a un once competitivo que no tenga nada que envidiar a varias selecciones que ahora mismo lideran sus respectivos grupos (Serbia, Croacia, Suiza o Polonia). Puede que no esté a la altura de las favoritas a alzar el próximo Mundial, pero un equipo que cuenta con futbolistas habituales en Manchester United, Liverpool, Bayern y Roma, el pichichi de la liga portuguesa y varios de los talentos más destacados de la liga local debería rendir mejor. Sin embargo, el problema de los Países Bajos no son sus futbolistas, sino su armonía como colectivo. Ofensivamente le cuesta mucho encontrar a Robben en situaciones de ventaja para que el extremo del Bayern desequilibre, y se atasca con facilidad a la mínima que el adversario ata en corto a sus centrocampistas. Sin un organizador de juego claro, la Oranje suele alinear a varios llegadores fantásticos, pero con nula capacidad para gestionar las posesiones y distribuir la pelota con criterio. De Jong, Klaassen, Blind y Strootman han ocupado la posición de mediocentro en los partidos más trascedentes del último año y medio, pero sin éxito. En las últimas jornadas esta responsabilidad la ha asumido Strootman, demasiado pesado para girarse y zafarse de la presión rival si el contrario le vigila de cerca. Así pues, los Países Bajos atacan mal, a velocidad de tortuga, y pierden la pelota en zonas sensibles, lo que expone incluso más a su línea más frágil.

Ante todos estos problemas, no solo Danny Blind ha demostrado una capacidad nula para alterar el sino de los partidos mediante la dirección de campo, sino que ha tomado decisiones extrañas desde el primer momento. Atendiéndonos únicamente a lo visto en los cinco encuentros de la fase de clasificación para el Mundial, uno de los futbolistas menos aprovechados ha sido Davy Klaassen. Sobre todo en el partido contra Francia, en el que arrancó jugando como extremo izquierdo. En ese partido contra los galos, cuando los Países Bajos necesitaban un gol en la recta final, el tercer cambio de Blind fue introducir a un lateral izquierdo como Jetro Willems para jugar como extremo derecho. Por otro lado, tras probarle como mediocentro en el ciclo anterior, en los últimos encuentros Klaassen ha actuado casi siempre como mediapunta, situado claramente por delante Wijnaldum y Strootman. Contra Suecia y Bulgaria, por ejemplo, esto ha enjaulado al capitán del Ajax, que se siente más cómodo partiendo desde una posición más retrasada para llegar por sorpresa al área. Sin embargo, partiendo como mediapunta, Klaassen no se ofrece entre líneas ni es capaz de combinar en espacios reducidos más allá de cuando quiere iniciar una pared para disparar a portería.

09.07.14, Sao Paulo Arena DE SAO PAULO worldcup Brasil 2014, netherlands-argentina nella foto: 10 Wesley Sneijder
Wesley Sneijder ha perdido peso en la selección. Foto: Focus Images Ltd.

Tampoco Sneijder se ha sentido particularmente cómodo en la etapa Blind, pues ha jugado largas fases de varios choques partiendo desde la banda izquierda, donde a sus 32 años ya no ofrece trabajo defensivo. Sin nadie que filtre un pase interior, los movimientos de Sneijder entre líneas son inútiles. Por otro lado, los laterales neerlandeses no han respondido ante las carencias de la Oranje en este campo. Con el equipo atascado en el juego interior, los futbolistas externos no han asumido la responsabilidad esperada a nivel ofensivo, con la excepción de la excelente actuación de Rick Karsdorp ante Francia. Sin embargo, el prometedor lateral del Feyenoord ha ido empeorando con el paso de los partidos, como si se hubiese contagiado por el estado de ánimo de su selección.

Danny Blind también ha tomado decisiones arriesgadas en cuanto a las apuestas por jóvenes talentos de la Eredivisie. En su segundo partido como seleccionador, tras estrenarse con una derrota en casa frente a Islandia, Danny Blind naufragó en Turquía haciendo debutar, directamente como titular, a un lateral izquierdo que acababa de cumplir 19 años como Jairo Riedewald. En su último partido como seleccionador, Danny Blind naufragó en Bulgaria haciendo debutar, directamente como titular, a un central de 17 años como Matthijs de Ligt. Fue particularmente duro lo ocurrido con De Ligt, pues a pesar de tratarse de uno de los centrales más prometedores del Ajax, club en el que se convirtió en el segundo futbolista más joven en marcar un gol tras un tal Clarence Seedorf, la apuesta por De Ligt en Sofía no funcionó. A los diez segundos de juego cometió una falta torpe en la frontal y falló estrepitosamente antes del minuto 6, al medir fatal un balón largo búlgaro que terminó en el 1-0. Los búlgaros, pícaros, olieron su nerviosismo en los primeros compases y le atacaron sin piedad. Además, De Ligt estuvo particularmente expuesto, con el lateral derecho Karsdorp incorporado a menudo en ataque y protegido por el centrocampista menos implicado en defensa (Wijnaldum) y por el extremo menos solidario (Robben). Al descanso, el futbolista más joven en jugar con la selección neerlandesa desde 1931 se marchó sustituido. Esta temporada, De Ligt únicamente había disputado cuatro partidos de Europa League como titular, otros tres en Copa y dos en la Eredivisie. Seis de estos nueve encuentros fueron en el mes de marzo. A pesar de que los centrales diestros De Vrij, Bruma y Van Dijk se perdieron la visita a Bulgaria por lesión, la apuesta por De Ligt salió mal.

3
Matthijs de Ligt, central de 17 años, debutó con la selección en Bulgaria. Edu Ferrer Alcover (Todos los derechos reservados.)

En cualquier caso, el partido contra Bulgaria no fue una novedad. Islandia, República Checa o Suecia plantearon partidos prácticamente idénticos ante la Oranje de Blind, que siguió reproduciendo sus mismas carencias una y otra vez. Cuando el rival cortocircuita su centro del campo, el resto del equipo no funciona y abusa del juego directo y los balonazos hacia su delantero centro. Son acciones muy fáciles de neutralizar para el oponente a las que se sumó una delantera errática en la definición, pues la selección neerlandesa desaprovechó las pocas oportunidades que generó.

Holanda vs Bulgaria - Football tactics and formations

Transcurrido un año y medio desde que Danny Blind agarró las riendas de la selección neerlandesa, Holanda sigue en el mismo punto. Poco a poco la plantilla se ha ido regenerando tras la desaparición del panorama mediático de nombres como Huntelaar o Van Persie, que se ha unido a las irrupciones en los últimos meses de futbolistas de bastante recorrido como Van Dijk, Karsdorp, Promes o Vincent Janssen. Pero los problemas estructurales, de esencia, se han enquistado. La selección del país que exportó el juego de posición es incapaz de mover la pelota con fluidez, de unir sus piezas mediante el pase, de juntarse en campo rival para presionar cerca del área contraria. La Oranje no sabe qué hacer con el balón. Ni sabe hacerlo llegar a Arjen Robben en condiciones. Y por momentos tampoco ha demostrado la entereza suficiente para reponerse a los golpes que ha ido encajando, pues cada tanto en contra se convierte en una losa pesadísima. Con cada vez menos referentes contrastados sobre el césped que militen en grandes clubes europeos, que aspiren cada temporada a ganar una Copa de Europa, los Países Bajos necesitan a un entrenador que arroje luz, que guíe a sus futbolistas y que potencie sus virtudes al mismo tiempo que camufla sus defectos. Que conecte con los jugadores y defina un camino a seguir. Un proyecto. No será fácil, y menos aún con la presión existente tras perderse la última gran cita de selecciones. Pero es evidente que el rumbo que ha tomado la Oranje no lleva a ninguna parte.

Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

5 comments

Personalmente creo que por jugadores, había que exigirle más a Dany Blind. Tiene equipo con jugadores de la talla de Cillesen, de Vrij, van Dijk, Blind, Strootman, Wijnaldum, Bazoer, Klaasen, Robben, Depay, Dost o Luuk de Jong.. es que le debe dar para sacar muchos más resultados.

No entiendo a los entrenadores que intentan jugar a algo para lo que no cuentan con mimbres y en vez de rectificar la propuesta, perseveran chocándose una y otra vez. Si no consigues lograr un estilo de toque porque no encuentras un mediocentro que te haga jugar, busca asegurar el cero en tu portería con un doble pivote tipo de Roon, Strootman y ya cazarás algún contra con Wijnaldum, Robben, Depay y un delantero.

Tomás, gran artículo. ¿Qué jugador crees que podria ayudar más a la seleccion holandesa a superar lineas de presión y sacar el balon jugado desde atrás? ¿Clasie, con su buena temporada en el Southampton, lo ves haciendo de mediocentro posicional? ¿Y Van Ginkel, que ha vuelto de su última lesión y está jugando bien otra vez en el PSV, o no lo ves tan útil partiendo desde una posición tan retrasada en el campo?

Por otra parte, la nómina de centrocampistas neerlandeses jóvenes con talento y potencial para mejorar es larga: Hendrix, Bazoer, Vilhena o Ramselaar ademas de que los Strootman, Klaassen, Wijnaldum, Clasie, De Roon O Propper aún ven lejos la treintena de años. En canal plus, Maldini y companía insistían en que esta selección holandesa no tiene ninguna estrella de talla mundial más allá del veterano Robben. Puede ser cierto, pero también que Costa Rica llegó a cuartos del mundial 2014 y sus estrellas venian esa temporada de jugar en Levante (Navas), Olympiakos (Campbell) y Fulham/PSV (Bryan Ruiz). Para ganar un torneo de selecciónes, tener a un Pele, un Maradona o un Zidane viene muy pero que muy bien, pero no es impresicindible, y creo que Holanda necesita lo que dice Tomás en el artículo, un proyecto, una idea de juego, hacer equipo y competir, y para eso tiene mimbres de sombra.

¡Muchas gracias!

Para mí el centrocampista que puede asumir ese rol es Clasie, que ya jugaba ahí con el Feyenoord. No es un futbolista para dominar la Champions, pero te puede cumplir con ese rol. Si no, De Roon creo que también podría aportar algo de orden en esa posición, aunque en la Premier lo vemos un poco más adelantado. En cambio, Van Ginkel ahí no me termina de convencer, es un perfil más parecido al a Pröpper. Pero vaya, es un problema estructural porque en los grandes clubes de Eredivisie ese papel lo ejercen extranjeros como Guardado o Schöne (incluso El Ahmadi, aunque no es tan creador).

Al final quizás sus individualidades no estén a la altura de otras épocas, pero con un equipo trabajado es una selección que debería aspirar a estar en octavos del Mundial y luchar por meterse en los cuartos. Incluso la propia selección neerlandesa fue semifinalista con un equipo que no tenía mucho más allá de Sneijder, Van Persie y Robben. Que incluso se esperaba que pudiese caer en la primera fase, hasta que llegó el partido contra España. Así que coincido con tu segundo párrafo.

Al final, el tiempo le da la razón a Van Gaal, que miró lo que tenía, fue pragmático, y puso un un 5-3-2 sin cortarse un pelo. ¿Centrales sin experiencia? pongo tres en lugar de dos, e incrusto ahí a un veterano (Vlaar). ¿No tengo un pivote organizador? pongo un tapón (De Jong), lo escolto con un hiperactivo (De Guzmán o Wijnaldum) y que apoyen los carrileros (Blind y Janmaat). Así, libertad para las tres estrellas: mediapunta y delanteros (Snejder, Robben y Van Persie). En el banco, lo justo: un rematador (Huntelaar), un comodín (Lens), efervescencia (Depay), clase (Clasie), más centrales jóvenes y un portero parapenaltis. No tenía gran cosa, pero consiguió buenos resultados.
¿Sería posible repetir el mismo esquema táctico con la Holanda actual?
Zoet – Blind, Aké, Van Dijk, De Vrij, Karsdorp – Clasie, Klaasen, Wijnaldum – Robben, Dost.

Deja un comentario

*