Un arranque inmaculado

Feyenoord -  Mike Lien

Pocos equipos en Europa han empezado la temporada tan en forma como el Feyenoord. Después de perder el primer encuentro oficial del curso, la Supercopa contra el PSV, los de Rotterdam cuentan todos sus partidos por victorias. Han ganado en las seis primeras jornadas ligueras, con un balance de 16 goles a favor y 2 en contra, y además vencieron al Manchester United en el debut europeo en De Kuip. La última ha sido una semana perfecta para el elenco dirigido por Giovanni Van Bronckhorst, que en pocos días ha sido capaz de derrotar a los red devils en Europa League y al PSV en Eindhoven.

El formidable arranque de curso ha disparado la ilusión en el lado rojiblanco de Rotterdam, una ciudad que no celebra un título liguero desde el siglo pasado. La sequía del Feyenoord en la Eredivisie data de 1999. Entonces el argentino Julio Cruz y el danés Jon Dahl Tomasson lideraban la delantera del equipo, mientras Jerzy Dudek se encargaba de detener disparos en la portería de De Kuip. Mucho ha llovido desde entonces, si bien ese no fue el último título del Feyenoord. En 2002 alzó la UEFA y en 2008 ganó su última Copa neerlandesa. Hasta esta primavera, cuando los de Rotterdam derrotaron al Utrecht en la final copera para romper una espera de ocho años sin levantar trofeos. Simbólicamente, el Feyenoord se sacó de encima un peso enorme. El inicio de temporada es, en parte, fruto de esa liberación.

Van Bronckhorst mantiene la misma plantilla que ganó la Copa el año pasado. A diferencia de Ajax y PSV, ninguna pieza del once titular feyenoorder ha abandonado la nave, que además ha incorporado a algunos nuevos tripulantes que ya son habituales en las alineaciones, como Brad Jones, Nicolai Jorgensen o Steven Berghuis. Así pues, el Feyenoord ha gozado de cierta estabilidad para trabajar y ha edificado un proyecto continuista que no ha sufrido el habitual reseteo de la mayoría de entidades de los Países Bajos. Gio ha mejorado la plantilla con unos pocos matices que dotan al equipo con un mayor número de alternativas en el banquillo y por tanto ha empezado el curso con ventaja respecto a sus adversarios, que deben terminar de buscar el lugar adecuado para los nuevos cromos de su colección. Es por ello que, tras seis jornadas de liga, la ventaja respecto a los perseguidores ya es de cinco puntos. Nada insalvable, pero un pequeño colchón para reforzar la confianza de una institución con una masa social ambiciosa. En cualquier caso, el camino hacia el título de liga es especialmente largo y el Feyenoord recuerda varios cursos en los que ha arrancado con fuerza para terminar desinflándose luego e incluso sufrir por acabar tercero.

Feyenoord - Football tactics and formations
Alineación base del Feyenoord en el arranque de la temporada 2016-17.

El Feyenoord apuesta por un once titular bastante fijo. Van Bronckhorst ha apostado definitivamente por Botteghin y Van der Heijden (única duda) formando de inicio en el eje de la zaga, en una decisión que de momento ha funcionado. Ambos son defensores fuertes y corpulentos, no especialmente rápidos, que destacan en el juego aéreo. Con esta pareja el Feyenoord controla a los rivales que salen en largo, si bien es cierto que sufren ante delanteros rápidos que ataquen su espalda con movimientos profundos. Por eso prefieren arietes que les intenten fijar, pues los feyenoorders a menudo salen ganadores en este tipo de duelos individuales. Otra de las notas positivas de la pareja titular es su buen desempeño con el balón. Tanto Botteghin como sobre todo Van der Heijden gozan de un fantástico desplazamiento largo que permite habilitar a los futbolistas de banda o encontrar al espigado Jorgensen. Terence Kongolo es el único zaguero capaz de discutir la titularidad del central zurdo, aunque el canterano ha jugado los partidos más exigentes en el lateral izquierdo en detrimento de Woudenberg, que responde a un perfil más profundo para atacar a adversarios más modestos. En el otro lado, el veloz Karsdorp dota al equipo de profundidad por el flanco derecho. Bajo palos, Brad Jones ha hecho olvidar al lesionado (y extravagante) Vermeer.

Brad Jones es el portero titular del Feyenoord en este arranque de curso. Foto: Focus Images Ltd.
Brad Jones es el portero titular del Feyenoord en este arranque de curso. Foto: Focus Images Ltd.

Aunque nada refleja mejor el alma del Feyenoord que el perfil de sus centrocampistas. El doble pivote lo forman, indiscutiblemente, Tonny Trindade de Vilhena y Karim El Ahmadi. Ambos son futbolistas agresivos, intensos en todas las acciones que ejecutan desde el primer minuto en el último. Nunca rehúyen el choque, rascan y a veces se dejan llevar por el ritmo del partido cuando la temperatura sube más de la cuenta. El Ahmadi responde a un perfil más defensivo, un centrocampista de contención que se encarga de cortar contragolpes, interrumpir el juego con faltas y llegar de vez en cuando a la frontal del área por sorpresa. Con 31 años y experiencia en la Premier League, su veteranía en la medular es un grado.

Más incide en el desarrollo del juego Vilhena, que en pocos años ha dejado de ser un talentoso mediapunta para convertirse en un todoterreno. El internacional sub-21 neerlandés terminaba contrato este verano y de hecho en primera instancia no renovó con el Feyenoord, por lo que todo apuntaba a que abandonaría el club. Sin embargo, como agente libre firmó de nuevo con la entidad de Rotterdam, que le ofreció un sueldo sensiblemente superior al anterior y le obsequió con la “10” rojiblanca. Ahora seguramente es el mejor jugador del equipo: muestra una personalidad descomunal en situaciones adversas y mezcla su intensidad con una técnica notable, en especial en el golpeo de balón, que lo transforma en un futbolista determinante cerca del área rival.

La transformación de Trindade de Vilhena

Por delante, con libertad absoluta, se mueve el capitán. Dirk Kuyt no ha arrancado el año especialmente bien, pero aporta una cuota de veteranía de la que carecen la mayoría de sus compañeros. Nadie ha vivido tantos duelos de primer nivel como el exfutbolista del Liverpool, que además se aprovecha de su nueva ubicación para aparecer por sorpresa en zona de remate. Con un delantero por delante que distraiga a los centrales, Kuyt hace gala de su inteligencia para interpretar los partidos y moverse por las áreas peor protegidas por los rivales. Kuyt sabe cuándo debe aparecer cerca de una banda para ofrecer un apoyo o cuándo debe cargar el área por si caza un rebote. Con 36 años, todavía tiene bastante que ofrecer al Feyenoord.

Dirk Kuyt. Foto: Focus Images Ltd.
Dirk Kuyt. Foto: Focus Images Ltd.

Cuando el juego colectivo no funciona, los extremos del Feyenoord suelen ser un arma eficaz para desequilibrar. En la banda izquierda el teórico titular es Eljero Elia, que ha rendido a buen nivel desde que regresó al fútbol neerlandés la temporada pasada. Sin embargo, el ex de la Juventus se ha perdido la mayoría de encuentros por lesión y ha visto cómo Jens Toornstra ocupaba su lugar. El ex del Utrecht es un jugador de un perfil distinto: más parecido a un mediapunta, parte desde la banda para aparecer por las zonas interiores o aprovechar su buen golpeo de balón para poner centros medidos al área. En cambio, Elia encara y castiga a sus adversarios con regates y velocidad. En la derecha Steven Berghuis se ha erigido como pieza vital para los esquemas de Van Bronckhorst. Este extremo zurdo que actúa a pierna cambiada llegó cedido del Watford y tiene calidad para marcar las diferencias en la Eredivisie. Es muy habilidoso con la pelota en los pies, regatea con cierta facilidad y suele buscar la diagonal y posterior disparo a portería, si bien también es capaz de filtrar últimos pases en tres cuartos. A pocos meses de cumplir los 25 años ya ha debutado con la selección absoluta y atesora potencial para convertirse en un revulsivo con el combinado nacional.

Steven Berghuis ya ha debutado con la selección neerlandesa. Foto: Focus Images Ltd.
Steven Berghuis ya ha debutado con la selección neerlandesa. Foto: Focus Images Ltd.

Nicolai Jorgensen es el delantero del Feyenoord. El danés es la gran apuesta del club de Rotterdam esta temporada, después de destacar en el Kobenhavn. Es un ariete muy alto, que gana la mayoría de disputas aéreas y dota al equipo de presencia en el área rival. En un equipo que genera mucho fútbol a partir de las bandas, contar con un rematador fiable garantiza goles y eso es lo que el Feyenoord espera obtener del futbolista nórdico. Asimismo, también espera que Jorgensen ofrezca un buen juego de espaldas para habilitar a sus llegadores. No parece que vaya a inventarse goles de la nada si no se le asiste en condiciones, pues es un futbolista algo pesado, pero goza de relativa movilidad por el frente de ataque, como demostró con la asistencia a Vilhena en el partido contra el Manchester United.

El Feyenoord no anda sobrado de creatividad con su centro del campo, pero ha formado una medular competitiva, capaz de mantener la concentración en las marcas durante 90 minutos como sufrieron Manchester United y PSV, y con su delantera puede adoptar varios guiones de partido: el Feyenoord puede avasallar por las bandas a los modestos que se encierren y puede contragolpear con velocidad ante adversarios propositivos. Además, para aguantar el trote de toda la temporada, el Feyenoord ha confeccionado un banquillo de garantías. Basacikoglu es una alternativa en ataque para agitar los partidos desde las bandas en la recta final, Kramer un rematador para encuentros atascados y Toornstra o Elia serán piezas valiosas dentro de la rotación feyenoorder. Por otra parte, un defensa que había gozado de protagonismo hasta ahora como Van Beek ha quedado relegado en un segundo plano por culpa de una lesión, mientras otros buenos futbolistas en clave Eredivisie como el peruano Tapia (ex Twente), Vejinovic (ex Vitesse) o el sueco Gustafsson -con peso en el equipo durante una fase del curso pasado- serán importantes para dar respiro a los teóricos titulares. Sin la segunda unidad el sueño del título es una utopía.

Van Bronckhorst dirige al Feyenoord. Foto: Robert Hertel.
Van Bronckhorst dirige al Feyenoord. Foto: Robert Hertel.
Foto de portada: Mike Lien.

Related posts

Deja un comentario

*