Kishna no se rinde

Kishna Ajax Eduardo Ferrer Alcover

Remontar un partido que vas perdiendo al minuto seis no es una mala manera de mentalizarse de cara a levantar doce puntos de desventaja respecto al líder de la Eredivisie. El Ajax se ha especializado en protagonizar extraordinarias remontadas a contrarreloj, pero este año la liga se le ha complicado en exceso. Sin embargo, más allá de intentar meter algo de presión a un PSV intratable, los de Amsterdam también deben asegurarse de mantener el segundo puesto de acceso a Champions (rondas previas), que al fin y al cabo lo que necesita este club para crecer y mantener a sus estrellas es disputar la máxima competición europea. Por eso, la victoria contra un buen equipo como el Twente (y por un contundente 4-2) es muy importante y el modo de conseguirla, remontando y con un Kishna estelar, refuerza un poco a los ajacied.

Frank de Boer Ajax Eduardo Ferrer Alcover

El Ajax de Frank de Boer ha cosechado malos resultados en el último mes. Foto: Edu Ferrer Alcover (Todos los derechos reservados).

El Ajax se enfrentaba al Twente Enschede después de sumar sólo cuatro de los últimos doce puntos posibles, y de ganar in extremis y con un gol ridículo en propia puerta (en el que falla un portero cedido por los ajacied) al Go Ahead Eagles. Quizás por esto las últimas alineaciones de Frank de Boer resultan algo extrañas, con muchos cambios respecto al once tipo del Ajax cuando arrancó la temporada. Los de Amsterdam han dado varios voltantazos en las últimas semanas en busca del rumbo correcto, en busca de la estabilidad. Sorprendió la titularidad de Tete en el lateral derecho y la continuidad de un centro del campo muy joven, compuesto por Klaassen (93), Sinkgraven (95) y Bazoer (96), sin ningún mediocentro específico y con Klaassen como elemento más retrasado y posicional en esta parcela. Klaassen se sintió incómodo y sufrió para sacar el balón jugado ante una decente presión del Twente, pero al menos destacaron sus dos acompañantes, mucho más participativos que en fechas anteriores. También fue llamativa la presencia de Schöne como falso nueve por segundo encuentro consecutivo, pasando por delante de Milik y Zivkovic, entre otros.

Sin embargo, tanto cambio no sirvió para que el Ajax arrancara con buen pie ante un Twente que también alineó a varios futbolistas muy jóvenes, como Renato Tapia, ya asentado como pareja de Mokotjo en el centro del campo, el extremo Ould-Chikh o el lateral diestro Ter Avest, estos dos últimos nacidos en 1997. Aunque el 0-1 que hizo saltar las alarmas lo generaron dos de los mejores futbolistas del conjunto de Enschede esta temporada: el genial Ziyech centró desde la banda derecha y puso el balón en la cabeza de Corona, que remató por encima de un blando Tete. Esta vez, a diferencia de lo acontecido ante Vitesse y AZ Alkmaar, el Ajax tuvo tiempo de sobra para reaccionar.

Ter Avest Holanda sub-17 Twente - Focus

Ter Avest (1997), titular del Twente contra el Ajax. Foto: Focus Images Ltd.

Empató el Ajax en un saque de esquina y remontó en la primera gran acción de Sinkgraven desde que llegó en el mercado de invierno, pues el ex del Heerenveen dio una formidable asistencia a Bazoer, que bajó con el pecho el centro bombeado de su compañero y disparó sin dejar que el balón botara. El bello tanto de Bazoer reforzó la confianza del joven jugador del Ajax, que cuajó una actuación notable, pues trabajó a destajo en defensa, participó en ataque, superó en varias ocasiones a los adversarios en conducción y pisó el área del Twente. Sinkgraven, más pausado y calmado, también participó en el tercer tanto del Ajax, pues filtró un maravilloso pase, al primer toque, que dejó a El Ghazi y Kishna completamente solos en el área rival.

Aunque el verdadero protagonista del segundo tiempo fue Ricardo Kishna. El extremo zurdo del Ajax tiró del equipo de Amsterdam cuando peor pintaba el choque. Empató el Twente al inicio del segundo tiempo a través de Ziyech en una jugada en la que Castaignos dejó en evidencia a Moisander y Van der Hoorn (entró por el lesionado Veltman). De hecho, el club de Enschede dominó el ritmo de la contienda en los minutos posteriores al 2-2, sometió a la escuadra local y exhibió, una vez más, la fragilidad de Van der Hoorn en el eje de la zaga. Hasta que apareció Kishna, que pidió el balón en la banda izquierda y, consciente de que delante tenía a un futbolista que jugaba su segundo encuentro como profesional, abusó de Ter Avest. El extremo ajacied encaró y lo superó con facilidad en casi cada acción de ataque de su equipo. Anotó el tercer gol y también el cuarto, pero incluso obligó a Stevens a intervenir en varias ocasiones para evitar el hat-trick del habilidoso jugador del Ajax. Ganar al Twente siempre es positivo, pero remontar 12 puntos es una utopía .

Kishna Ajax Eduardo Ferrer Alcover

Ricardo Kishna. Foto: Edu Ferrer Alcover (Todos los derechos reservados).
Foto de portada: Edu Ferrer Alcover (Todos los derechos reservados).

Related posts

4 comments

Deja un comentario

*