Carácter y llegada para el Ajax

Focus Images Ltd

Con 23 años, Nemanja Gudelj aterriza en el mejor lugar posible para dar continuidad a su progresión. No desprende ese aura especial de los jugadores únicos e irrepetibles, de los genios que solo necesitan un control para demostrar que son distintos al resto. Sin embargo, el fichaje del internacional serbio por el Ajax tiene muchísimo sentido para ambas partes. El exjugador del AZ da un paso más hacia la élite y el club refuerza el centro del campo con un futbolista de un corte diferente a lo que ya tiene y se cubre a corto y medio plazo para el día que Klaassen y Serero abandonen el Amsterdam Arena.

Pero, sobre todo, el Ajax ha incorporado a un líder. A un futbolista con carácter y personalidad, aspecto en el que el conjunto de Frank de Boer no va precisamente sobrado. Pese a su juventud, Gudelj tardó poco tiempo en convertirse en una pieza importante del AZ Alkmaar y en ganarse el brazalete de capitán. Viene de terminar tercero en la Eredivisie y anotar 11 goles siendo un centrocampista. Antes, en el NAC Breda, también era un futbolista adorado por la afición. Con 20 años se enfrentó a una grave lesión y a la temporada siguiente tuvo que lidiar con el hecho de ser el hijo del entrenador, Nebojsa Gudelj, algo que no evitó que su cara luciera en los pósters y cromos que se vendían en la tienda oficial del club amarillo. De hecho, su padre lo acompañará en el viaje a Amsterdam, pues el acuerdo incluye que Nebojsa pase a formar parte del equipo de ojeadores. Además, su hermano menor, Dragisa, se incorporará a la cantera del club ajacied: con 18 años es internacional serbio en categorías inferiores.

Aunque la apuesta es Nemanja. Ante todo, Gudelj es un interior de gran llegada al área rival, como demuestran sus cifras, cada temporada mejores que la anterior. Por débiles que sean las zagas neerlandesas, no muchos centrocampistas superan la decena de tantos en liga. Esto se debe a su puntualidad para pisar área y aparecer en el lugar adecuado cuando la jugada lo requiere. Su disparo lejano es peligroso y potente, un arma a tener en cuenta, y combina estas virtudes futbolísticas con una capacidad física importante, pues abarca mucho terreno, muerde cuando toca presionar y no le importa chocar. En las tres últimas temporadas ha disputado 99 partidos de 102 posibles en liga. Todos como titular. Solo ha sido sustituido en cuatro ocasiones y los duelos que se ha perdido han sido por sanción. Así pues, es resistente, tenaz, capaz de encadenar decenas de partidos sin descanso, también cuando le ha tocado compaginar la Eredivisie con la Europa League.

Klaassen Ajax Eduardo Ferrer Alcover

Klaassen tiene nueva competencia enl a figura de Gudelj. Foto: Edu Ferrer Alcover (Todos los derechos reservados).

Así pues, en cierta medida Gudelj aúna la llegada de Klasssen con la capacidad física de Bazoer y Serero, aunque con mayor madurez que el primero y el segundo. Entre ellos cuatro se deberían disputar los tres puestos del centro del campo ajacied, con la opción de que entre Sinkgraven, mediapunta técnico de calidad, también en esa parcela. Además, el nuevo fichaje del Ajax cuenta con experiencia en la selección nacional. Debutó con Drulovic en 2014, aunque jugó los primeros duelos oficiales con el combinado serbio con la llegada de Advocaat a la selección, con quien coincidió anteriormente en el AZ. Aunque su rol con Serbia en el futuro es tan incierto como el de su selección, cuya fase de clasificación para la Eurocopa es decepcionante. En el Ajax podría llegar a ejercer de mediocentro, y más al ver cómo dos futbolistas como Klaassen y Serero se han adaptado a esa posición, aunque como en el caso del internacional neerlandés esto implicaría limitar una de las principales virtudes de Gudelj, la llegada al área. Si bien el toque de balón de Gudelj es bastante bueno y goza de criterio para mover la pelota, no es un lince filtrando pases entre líneas ni goza de una habilidad innata para girarse en décimas de segundo ante la presión rival. Nada le sienta mejor que un equipo que le permita volar. Seis millones de euros por él no es una mala inversión.

Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

Deja un comentario

*