La personalidad del Zwolle

Zwolle NAC Breda MarcadorInt

Me crucé por primera vez con el PEC Zwolle una fría noche de enero. No sé qué estaba haciendo entonces, pero ese equipo recién ascendido a la Eredivisie al que apenas había visto en algunos resúmenes había ganado en el Philips Stadion. No vi en directo el encuentro, seguramente porque prioricé cualquier otro partido pensando que no habría historia, y en cuanto saqué una hora y media me puse a ver al Zwolle para ver qué había ocurrido. ¿Qué tenía este club para derrotar al PSV por 1-3? Terminé maravillado. Unas semanas más tarde, tuve la oportunidad de asistir en directo a un partido del conjunto blanquiazul y aunque jugó bastante bien y propuso un fútbol atractivo, cometió un grosero error en defensa que provocó un penalty y consiguiente expulsión, motivo por el que terminó perdiendo por 3-0. El triunfo en Eindhoven parecía una excepción en la vida de un club muy modesto.

Sin embargo, poco después volvió a lograr una victoria de mérito ante el Feÿenoord y alcanzó las semifinales de la Copa holandesa. En el último año y medio varios de sus futbolistas han fichado por clubes mejores. Boer ha sido traspasado al Ajax, Achenteh se ha ido al Vitesse, Lachman y Mokhtar han firmado por el Twente y Fred Benson ha emigrado al Sheriff Tiraspol. Desde entonces, el Zwolle se ha inventado a varios jugadores de cierto nivel como Mokotjo (que también se ha ido al Twente) o Saymak, que no tardará mucho en salir. Y, sobre todo, ha dejado varios partidos históricos. En los últimos 18 meses han alzado los dos primeros títulos de su centenaria exitencia (bancarrota y refundación incluida). Nadie podía imaginarse que ganarían la Copa holandesa. Menos derrotando al Ajax en la final. Y menos todavía que lo lograrían por un contundente 5-1. Además, el club de la capital de la región de Overijssel, donde viven unas 120.000 personas, demostró que lo acontencido en la final copera no era una mera excepción, pues derrotó al Ajax de nuevo en la Supercopa y plantó cara al Sparta de Praga en el cruce que los enfrentó con los campeones checos en la Europa League.

Datos del último lustro en liga:

Contra el PSV: Dos victorias, dos derrotas y un empate.

Contra el Feÿenoord: Dos victorias y dos derrotas.

Contra el Twente: Cuatro empates.

El Zwolle está empeñado en demostrar que ya es una realidad. Que no quiere ser un club modesto más, como muchos otros en Holanda, sino que está preparado para competir por entrar en competición europea de forma regular. En las cinco primeras jornadas de liga, pese a compaginar la competición doméstica con la continental, ha sumado 12 puntos y ha ganado a equipos de entidad como Utrecht, Vitesse o PSV. Y siempre demostrando una enorme personalidad, con varios futbolistas asumiendo el protagonismo. Bien es Saymak quien manda en el centro del campo, bien asume mayor protagonismo la zurda de Drost, bien aparece la velocidad de Lukoki para marcar la diferencia, bien es el desequilibrio de Thomas por la banda izquierda quien provoca pesadillas o el juego de espaldas de Necid que crea problemas a las zagas rivales. No goza de recursos de primerísimo nivel, pero el Zwolle es un equipo con unas cuantas armas peligrosas, sobre todo si están bien afiladas. Una plantilla limitada, pero con recursos suficientes para disfrutar de una rotación de 14-15 futbolistas válidos y competitivos. Un equipo que conoce sus defectos para esconderlos y potencia sus virtudes para dañar al oponente.

XI Zwolle

Once base del Zwolle. Nijland (mediapunta/extremo) o Lam (lateral/mediocentro) son dos de los comodines.
Infografía: sharemytactics.

Ron Jans ha dotado de mayor empaque a este equipo, que lleva bastante tiempo trabajando sobre una misma base (especialmente en defensa), y los jugadores han respondido bien a los planes de su técnico. El Zwolle exhibe su notable personalidad cada vez que se enfrenta a uno de los grandes de los Países Bajos. La última victoria, 3-1 ante el PSV, no es una excepción. No cualquiera remonta un 0-1 en contra, empata con un golazo de falta del defensa que había cometido el penalty que propició el primer tanto y cierra el triunfo con una vaselina que podría firmar Agüero. Cuando las cosas van bien, hasta un futbolista limitado como Rienstra se atreve a definir así. Ayudó que Memphis Depay cayera lesionado al cuarto de hora, pero el Zwolle se mostró muy serio, mantuvo las líneas juntas, concedió pocos espacios a los atacantes rivales, presionó bien, movió el balón con criterio y se mostró muy atento y rápido en las transiciones, tanto cuando recuperaba el esférico como cuando lo perdía. Fue mejor, ganó y terminará la jornada como líder empatado a puntos con el PSV y el Groningen si gana en el estadio del Cambuur. La fama de matagigantes es merecida.

Foto de portada: MarcadorInt

Related posts

Deja un comentario

*