El PSV de Cocu recupera el trono

PSV Eindhoven FOcus

El PSV Eindhoven celebró a lo grande su 21ª título de la Eredivisie. El equipo dirigido por Phillip Cocu arrolló al Ajax ante su afición y goleó al segundo clasificado por un claro 3-0 que no dejó espacio a las dudas: el PSV sumaría los tres puntos y se proclamaría campeón ante su hinchada. El fin de fiesta fue redondo para un club que ha sufrido dificultades en los últimos meses, que se ha centrado de forma casi exclusiva en la Eredivisie y que ha aprovechado los problemas de sus principales competidores para sellar el título con tres jornadas de antelación.

La tercera liga de Phillip Cocu

Phillip Cocu ha entrenado al PSV en cinco temporadas distintas y ha ganado tres veces el título de liga. Y eso que no empezó bien en su primera campaña completa como primer entrenador. En la Eredivisie 2013-14, el PSV fue cuarto: acabó la liga a catorce puntos del Ajax y quedó por detrás de Feyenoord y el Twente (ahora es el colista, cómo han cambiado las cosas). Sin embargo, el club de Eindhoven insistió en la apuesta por el que en su día fuese capitán del PSV y ha sembrado lo recogido. En 2015, 2016 y 2018 Cocu se ha proclamado campeón de la Eredivisie con equipos muy reconocibles, que se sienten más cómodos con el marcador a favor y con espacios para correr y que priorizan el juego por las bandas. Le cuesta más abrir la lata ante equipos que se encierran y ceden la iniciativa, pero esta temporada ha sabido solventar esos escenarios con varios movimientos que comentaremos más adelante.

Phillip Cocu, manager of PSV Eindhoven during the Dutch Eredivisie match at Philips Stadion, Eindhoven Picture by Joep Joseph Leenen/Focus Images Ltd +316 5261929 17/09/2017 ***NETHERLANDS OUT***
Phillip Cocu ha ganado tres de las últimas cinco ligas. Foto: Focus Images Ltd.

Si gana los tres partidos que le quedan, el PSV podría alcanzar los 89 puntos y superar el registro de 88 unidades de la temporada 2014-15. Este PSV uno de los campeones más autoritarios de los últimos años, aunque deberá superar una ronda previa si quiere disputar la fase de grupos de la próxima edición de la Champions League. Es el equipo neerlandés que mejor ha rendido en la máxima competición continental en el último lustro, con la célebre tanda de penaltis ante el Atlético de Madrid en los octavos de final de la edición 2015-16, pero sus opciones en la próxima campaña dependerán de su capacidad para retener a los mejores futbolistas de la plantilla.

Sin Europa League en agosto

La temporada 2017-18 empezó con un duro revés para el PSV Eindhoven. El 3 de agosto quedó eliminado de la Europa League. En la primera ronda previa, naufragó ante el Osijek croata, que le ganó los dos partidos por la mínima: venció en Eindhoven en la ida (0-1) y luego repitió en la vuelta (1-0). Doce de los catorce futbolistas que participaron en la derrota en casa ante el Osijek disputaron el partido del pasado domingo ante el Ajax. Los otros dos (Davy Pröpper y Jürgen Locadia) se marcharon traspasados al Brighton. Así pues, Phillip Cocu tuvo que reconstruir la autoestima de un equipo que recibió un duro revés nada más terminar la pretemporada. Pero también tenía el bloque hecho, pues estaba preparado pese a las bajas de Guardado, Pröpper, Willems y Héctor Moreno. Le tocó mejorar el funcionamiento ofensivo para ganar en versatilidad ante aquellos contrincantes que le cedían el balón y replegaban atrás. Tuvieron que centrarse en la liga.

Locadia.
Locadia se marchó al Brighton en el mercado de invierno. Foto: Focus Images Ltd.

El impacto de Hirving Lozano

La rápida adaptación del fichaje estrella del PSV Eindhoven el pasado verano facilitó la consecución del título liguero. Hirving Lozano fue el futbolista más determinante de la primera vuelta de la Eredivisie. El extremo mexicano marcó las diferencias desde las primeras jornadas, con seis goles y dos asistencias en sus seis primeras apariciones en el campeonato doméstico. En total, 15 dianas y 8 asistencias en la Eredivisie y 17 tantos entre todas las competiciones para el ex de Pachuca. Su descaro, velocidad, cambio de ritmo y facilidad en la definición le han convertido en un arma temible para las defensas rivales, tanto en la banda derecha como en la izquierda. Eso sí, en la segunda mitad del curso su rendimiento bajó: trece de los diecisiete goles llegaron en 2017. A partir de enero anduvo mejor acompañado y el PSV dependió menos de su acierto de cara a portería. Aun así, es el máximo goleador del PSV esta temporada.

Hirving Lozano of PSV Eindhoven (M) has scored 1-3 during the Dutch Eredivisie match at the Rat Verlegh Stadion, Breda Picture by Joep Joseph Leenen/Focus Images Ltd +316 5261929 20/08/2017 ***NETHERLANDS OUT***
Hirving Lozano celebra un gol ante el NAC. Foto: Focus Images Ltd.

La sequía de Luuk de Jong

2017 no fue un año fácil para Luuk de Jong. El delantero centro del PSV, capitán del conjunto de Eindhoven, perdió su brazalete en favor de Marco van Ginkel al término de la temporada pasada. Cocu confió la capitanía en un futbolista cedido por el Chelsea en detrimento de una de sus estrellas, que acabó el curso reñido por el gol. 240 días se pasó Luuk de Jong sin marcar en partido oficial. Su sequía duró del 11 de marzo de 2017 hasta el 5 de noviembre. Casi ocho meses sin marcar en los que fue suplente de Jürgen Locadia, autor de nueve dianas en la primera vuelta. Locadia, extremo izquierdo cuando le tocaba convivir con un nueve referencia como Luuk de Jong, respondió cuando le tocó asumir la responsabilidad goleadora. Afortunadamente, Luuk de Jong reaccionó a tiempo. Marcó cuatro goles en los últimos dos meses de 2017 y perforó la red contraria en ocho ocasiones más después del parón invernal. El PSV Eindhoven traspasó a Locadia al Brighton en el mercado de enero, pero el paso al frente de Luuk de Jong palió su ausencia.

La mejor temporada de Marco van Ginkel

El Chelsea cedió a Marco van Ginkel al PSV Eindhoven por tercera vez en tres temporadas. Sin embargo, a diferencia de las dos experiencias anteriores, el excentrocampista del Vitesse completó la liga con el PSV. No llegó en enero. Cocu lo convirtió en el capitán de su equipo en la pretemporada y le otorgó galones en el centro del campo, donde debía ejercer a la vez de cerebro en la construcción y de finalizador en los aledaños del área para aprovechar su llegada y disparo a portería. Van Ginkel ha aprobado con nota en su primer curso completo en el PSV Eindhoven: ha marcado 14 goles en 27 partidos de liga. Nueve de estas dianas han llegado desde el punto de penalty, pero no por ello deja de llamar la atención la media goleadora de un futbolista que ha marcado 29 goles en 55 encuentros de Eredivisie con la camiseta del PSV Eindhoven. Van Ginkel juega ahora con mayor jerarquía, mueve la pelota con criterio en la medular y marca los tiempos del partido acompañado de Jorrit Hendrix, que guarda algo más la posición para liberarle aún más en ataque.

Marco van Ginkel está cedido por el Chelsea, pero pese a ello ha sido el capitán del PSV. Foto: Focus Images Ltd.
Marco van Ginkel está cedido por el Chelsea, pero pese a ello ha sido el capitán del PSV. Foto: Focus Images Ltd.

Gastón Pereiro y Steven Bergwijn, actores secundarios necesarios

La mejoría a nivel ofensivo del PSV ha ido ligada al crecimiento de Marco van Ginkel, pero también a la progresión de dos de sus futbolistas de mayor calidad en tres cuartos. Steven Bergwijn ha jugado más minutos que nunca en la Eredivisie y ha sido decisivo en varios partidos importantes, especialmente en la victoria por 1-3 en De Kuip. El canterano del PSV es un extremo muy habilidoso, con un tren inferior muy potente y unos primeros metros de carrera devastadores. Sale por los dos perfiles y tiene margen de mejoría en la faceta goleadora, lo que lo convierte en un recurso muy útil para desbordar desde la banda. Su efervescencia en el regate ha dado puntos al PSV, del mismo modo que también ha resultado decisiva la aportación de Gastón Pereiro en la recta final del curso. El mediapunta charrúa es un futbolista irregular, pero ha aparecido en todas las grandes citas. Ha marcado nueve goles y cinco de ellos han llegado en los partidos ante el AZ (en casa y fuera), Feyenoord (en casa y fuera) y Ajax (en casa). Ha actuado tanto en la mediapunta como en ambas bandas, está algo más comprometido defensivamente y cuando el doble pivote funciona lo encuentran con mayor frecuencia en la zona donde puede marcar la diferencia. La visión de juego de Gastón Pereiro para filtrar el pase decisivo y su precisión en el golpeo con la pierna izquierda son recursos únicos en el PSV Eindhoven. Cocu repartió casi todos los minutos entre 13 futbolistas (Locadia incluido) que superaron la barrera de los 1.000 minutos. Completó el banquillo con una generación de canteranos muy prometedora que jugó más en Copa que en liga: Luckassen, Paal y sobre todo Mauro Júnior tuvieron alguna que otra oportunidad, pero su rol ha sido marginal.

Los déficits defensivos se compensan con el poderío ofensivo

El PSV Eindhoven ha dejado la portería a cero solo en 13 de los 31 partidos que ha disputado esta temporada. Ha encajado más goles que Ajax y AZ Alkmaar y uno menos que el Feyenoord. No ha destacado tanto como en otras temporadas y en varios encuentros ha recibido varias dianas: cinco tantos le endosó el Willem II y otros tres Groningen, Ajax y Twente. El PSV Eindhoven ha jugado de forma más alegre que en temporadas anteriores, ha expuesto más a la pareja de centrales (Schwaab es lento para defender a campo abierto) y ha proyectado a los laterales sin tanto temor a que les puedan ganar la espalda. El PSV Eindhoven sabe que su ataque cuenta con la pólvora suficiente para imponerse a cualquier rival de la Eredivisie y Cocu ha adoptado una actitud menos conservadora que en cursos precedentes. Ha encajado más goles que cuando ganó el título en 2015 y 2016, pero puede superar la puntuación global de las campañas aquí mencionadas.

Gaston Pereiro of PSV Eindhoven (R), Nick Viergever of Ajax Amsterdam (L) during the Dutch Eredivisie match at Philips Stadion, Eindhoven Picture by Joep Joseph Leenen/Focus Images Ltd +316 5261929 23/04/2017 ***NETHERLANDS OUT***
La calidad de Gastón Pereiro siempre acaba marcando la diferencia. Foto: Focus Images Ltd.

Los problemas de Ajax y Feyenoord ayudaron

Pese a la estratosférica puntuación del PSV Eindhoven, que también ha sabido remontar varios partidos en los que sufrió, también hay que apuntar los problemas de sus perseguidores. Al Feyenoord le ha pasado factura la participación en la Champions League. El campeón de la pasada Eredivisie perdió a sus mejores futbolistas (Karsdorp, Elia, Kuyt, Kongolo), sufrió varias lesiones en posiciones sensibles (sobre todo en el eje de la zaga) y acusó los problemas derivados de confeccionar una plantilla corta que no iba sobrada de calidad. En el caso del Ajax, la situación es más compleja. La temporada del equipo de Ámsterdam viene marcada por la resaca del curso anterior, con la final de la Europa League y la salida de varios de sus pilares (Klaassen, Bosz, Davinson Sánchez), y el desmayo de Abdelhak Nouri en un partido de pretemporada. El canterano del ajacied, uno de los futbolistas más prometedores de su academia, cayó inconsciente en Austria en pleno choque ante el Werder Bremen y todavía sigue inconsciente en el hospital, diagnosticado con un daño cerebral permanente. Esto no ayudó a la hora de afrontar las previas europeas ante Niza y Rosenborg. La temporada del conjunto rojiblanco ha sido irregular, con varios futbolistas que van creciendo paulatinamente (Justin Kluivert, David Neres), la irrupción de Frenkie de Jong, la consolidación de Hakim Ziyech, pero también con problemas estructurales: se le han escapado demasiados partidos en los que no jugó bien, cambió de entrenador a medio curso y ha sufrido el bajón en el rendimiento de Kasper Dolberg, que también estuvo varios meses lesionado y cuya presencia en el Mundial está en duda.

Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

Deja un comentario

*