Revelación silenciosa

Heracles -  Angelo Romano

El Heracles reclamó un lugar en mi vida cuando se propuso clavarle seis goles al Cambuur como ofrenda para el día de mi cumpleaños. Dentro de esa sorprendente exhibición, hubo un futbolista que brilló con luz propia: Oussama Tannane marcó cuatro goles en los 41 minutos de mayor inspiración de su carrera futbolística, y seguramente de la de cualquier futbolista que haya pasado jamás por el modesto Heracles de Almelo. No era algo habitual, así que había que seguir su evolución.

Desde ese día, el Heracles ha avanzado como un cohete y ha imprimido un ritmo bestial en la Eredivisie. Perdió el primer encuentro en el campo del recién ascendido Roda, pero ha ganado los cinco partidos siguientes al debut liguero y se ha instalado en la parte alta de la clasificación. Estos cinco triunfos seguidos no son fortuitos, pues incluyen dos victorias en casa ante su gran rival regional, el Twente, y el vigente campeón, el PSV Eindhoven, aprovechándose de la resaca posterior al esfuerzo realizado ante el Manchester United en Champions.

La buena racha del equipo blanquinegro lo ha aúpado a la segunda posición, solo por detrás de un Ajax que todavía no conoce la derrota en liga. La situación llama poderosamente la atención porque al fin y al cabo es un conjunto que venía de terminar 14º y que en apenas seis jornadas ha sumado casi la mitad de puntos que en el curso anterior sin haber cambiado demasiadas piezas. Sigue el zurdo Fledderus correteando por la banda izquierda para aprovechar su impecable golpeo, tanto en faltas como en centros; Bruns y Bel Hassani aportan trabajo y un mínimo de calidad en su despliegue constante de ida y vuelta en el centro del campo; y Weghorst asegura una cuota mínima de goles para un conjunto de la media tabla, sin ser tampoco una maravilla.

Foto: Angelo Romano.
Aledaños del Polman Stadion, estadio del Heracles Almelo. Foto: Angelo Romano.

Sin embargo, lo más interesante son los dos futbolistas de banda nacidos en 1994. El extremo diestro que juega en la izquierda, Brahim Darri, y el extremo zurdo que parte desde la derecha, Oussama Tannane. Como ya hemos comentado, Tannane ha arrancado la campaña como un tiro, con un acierto goleador fuera de lo común y una chispa que lo convierte en el miembro más desequilibrante del Heracles. Es un extremo potente al que le gusta buscar la diagonal hacia el centro para disparar, aunque al mismo tiempo ha dejado detalles de clase, disparos con efecto y regates propios de un jugador con potencial. Darri es menos letal cerca del área, aunque también aporta desequilibrio por banda y permite que no todo el juego se centre en el flanco derecho del Heracles. Formado en la cantera del Vitesse, parece que Darri puede asentarse en la Eredivisie esta temporada en el Heracles, una buena plaza para gozar de minutos y protagonismo para dar el salto a un club de mayor entidad.

Por supuesto, una parte importante del mérito también corresponde a un entrenador que está sacando un rendimiento extraordinario de una plantilla muy similar a la del curso pasado. Con una única novedad relevante en el once titular (el defensa Droste) y dos suplentes que entran en las segundas partes (Van Ooijen y Gladon), el técnico John Stegeman está construyendo un equipo que de momento ha sorprendido a propios y extraños en la Eredivisie. Después de unos meses de adaptación en su primera experiencia al frente de una plantilla profesional, cuando tomó las riendas del Heracles a finales de agosto de 2014, el trabajo de Stegeman empieza a dar frutos. Salvó un equipo que arrancó la temporada anterior con 7 derrotas consecutivas y desde el mes de febrero el Heracles solo ha perdido 7 de los últimos 20 partidos de liga, tramo en el que ha cosechado victorias de prestigio contra Feyenoord, PSV o Twente en su feudo. Se han postulado como un proyecto a tener en cuenta esta campaña.

Foto de portada: Foto: Angelo Romano.

Related posts

Deja un comentario

*