Siete años después

(Foto: Galería de Superleague formula: The Beautiful Race)

Como el Ajax, el PSV necesitó que una vieja gloria del club, un jugador legendario, asumiera el banquillo de la entidad para romper siete años de sequía. A Cocu le costó un poco más que a su amigo Frank, pero al final los de Eindhoven han llegado al término de un largo camino sin ganar la Eredivisie. Aunque, sobre todo, el campeonato liguero garantiza el regreso a la fase de grupos de la Champions tras seis años de ausencia. Entre el buen rendimiento del Feyenoord de Koeman y las dificultades para superar la ronda previa de los equipos “no campeones”, han sido muchos años alejados de la élite europea. Lo ansiaban tras varias temporadas compitiendo por debajo del nivel de su plantilla y esta vez han cuajado una campaña formidable. Lo han ganado todo excepto cinco partidos. Han sumado 79 puntos de 93 posibles, la mejor puntuación desde la temporada 2009-10, cuando el Twente se alzó con el título con 86 unidades. Aún pueden superarles, pues quedan tres jornadas.

Plantilla del último PSV campeón 2007-08 (entre paréntesis, edad):

Porteros: Heurelho Gomes (26), Bas Roorda (34) y Cássio (20).

Defensas: Alcides (22), Slobodan Rajkovic (18), Eric Addo (28), Dirk Marcellis (19), Rens van Eijden (19), Mike Zonneveld (26), Jan Kromkamp (26) y Fágner (18).

Centrocampistas: Timmy Simons (30), Carlos Salcido (27), Tom van der Leegte (30), Mika Väyrynen (25), Edison Méndez (28), Jason Culina (26), Ismail Aissati (18), Otman Bakkal (22) e Ibrahim Afellay (21).

Delanteros: Jefferson Farfán (22), Balázs Dzsudzsák (20), Danko Lazovic (24), Danny Koevermans (28), Kenneth Pérez (32), Jonathan Reis (18) y Género Zeefuik (17).

A estas alturas, el PSV Eindhoven también han sumado más puntos que el Ajax campeón en cualquiera de las últimas 4 ligas de De Boer. Para poner en perspectiva el año de los hombres dirigidos por Phillip Cocu. Su gran virtud, sin lugar a dudas, son los 84 goles anotados, que los coronan como el equipo que más marca. Esto es una consecuencia directa de su ingente variedad de recursos ofensivos. Depay y Luuk de Jong se han hartado a marcar goles y tanto Maher como Wijnaldum aportan llegando desde detrás. Ante tal poderío, la calidad de sus atacantes se termina imponiendo a la mayoría de defensas de la Eredivisie. Al fin y al cabo, solo se han quedado sin anotar en uno de los 31 partidos diputados en liga, contra el Heerenveen en la primera vuelta. A finales de septiembre.

Artículo relacionado:Piloto automático hacia el título

XI base PSV

Once base del PSV esta temporada. Infografía: sharemytactics.

Una de las claves del título del club de la Philips es que Cocu lleva dos años trabajando con el mismo bloque. Con la excepción de Guardado y Luuk de Jong, el once del ex del Barça es idéntico al de la temporada anterior. La línea defensiva, formada por Arias, Bruma, Rekik y Willems, se la sabe toda la afición de memoria. Los laterales se incorporan siempre y Willems es una fuente constante de peligro tanto por sus conducciones como por sus precisos envíos al área. Su poderío físico es notable, pero en contra se trata de un carrilero alocado, que a veces se desentiende de lo que sucede a su espalda y que carece de rigor táctico. En el eje de la zaga, Bruma es el central más exuberante, el que prefiere anticipar y salir jugando, aunque también es el más tendente al error y a las lagunas de concentración. Rekik, más sobrio, asume menos riesgos. El portero es Zoet, bastante bueno en la estirada pero inseguro en el juego aéreo.

Goles encajados por el PSV en las últimas cuatro temporadas en liga:

2011-12: 47 goles

2012-13: 43 goles

2013-14: 45 goles

2014-15: 27 goles (a falta de 3 jornadas)

Jetro Willems PSV Foto:nikontino

Jetro Willems. Foto: nikontino

Por delante, Andrés Guardado ha sustituido al lesionado Schaars, que apenas ha podido disputar algunos partidos con el filial. Con el avance de los meses se ha impuesto a Hendrix, prometedor canterano. Le costó un poco porque se tuvo que adaptar a una nueva ubicación, la de mediocentro más posicional, pero poco a poco el jugador cedido por el Valencia ha corregido sus defectos en términos de colocación, lectura y trabajo defensivo. Por delante, Maher ha mejorado sus prestaciones, aunque sin asumir un rol tan principal como en el AZ Alkmaar, y Wijnaldum ha conectado con éxito la parcela central con la delantera. Sin embargo, al internacional holandés titular en el último Mundial con la selección de Van Gaal le falta mejorar en términos de puntería. Lee bien el juego, aparece por sorpresa en el área rival y encuentra situaciones claras de remate con facilidad. Pero Wijnaldum marca poco para el número de ocasiones que genera. Este centro del campo, en cualquier caso, garantiza fluidez en la circulación de balón y posibilidades de generar peligro en cualquier momento, sea con una triangulación, un pase entre líneas, un disparo lejano o incluso una acción individual. Más aún tras la consolidación de Guardado. En escenarios más exigentes (¿Europa?) eso ya es otra historia, porque su superioridad es menor y a nivel defensivo su estructura en el centro del campo aún tiene margen de mejora.

Además, esta temporada el PSV ha podido contar con Wijnaldum y Narsingh a lo largo de la temporada, pues ambos se perdieron parte de la campaña anterior por lesión. El extremo holandés se ha afianzado en la banda derecha del PSV, que el año pasado ocupó Bryan Ruiz entre febrero y mayo. Sus características casan muy bien con las virtudes de Luuk de Jong. Rápido en carrera, Narsingh es un arma letal al contragolpe y aporta profundidad al equipo, aunque a cambio es el atacante menos preciso del club de Eindhoven. Ejecuta todas las acciones a alta velocidad, pero no siempre las finaliza bien, sobre todo cuando define ante la portería. Por este motivo, solo ha anotado cinco dianas esta temporada. Se entiende bien con De Jong, que baja a recibir de espaldas y a menudo le habilita para que corra al espacio libre. Además, sus centros también nutren a menudo la cabeza del exdelantero del Twente. Le costó entrar en una buena dinámica a Luuk, que sólo anotó 5 dianas entre agosto y noviembre, pero a final de temporada ya ha alcanzado los 25 tantos entre todas las competiciones. Unas cifras (y sensaciones) bastante positivas las de final de temporada que le servirán para recuperar confianza tras su discreto paso por el Borussia Mönchengladbach y el Newcastle. Por arriba, De Jong resulta devastador: 10 de sus 19 goles en liga han sido de cabeza. Su acierto también ha relevado al ostracismo al joven Jurgen Locadia, que el año pasado era fijo (26 titularidades y 13 goles en la Eredivisie 2013-14) y ha pasado a un segundo plano tras la llegada de Luuk de Jong. Apenas ha jugado de inicio en cuatro ocasiones en liga.

Depay Kathi Rudminat

Memphis Depay, fijo en las convocatorias de la selección. Foto: Kathi Rudminat

Y por supuesto, Memphis Depay, el gran nombre propio de la temporada en Eindhoven. A sus 21 años, ya pide a gritos que venga un club importante de una gran liga para poder competir en un entorno de mayor nivel cada fin de semana. No está listo para marcar las diferencias partido tras partido en un gigante continental, pero sí para complementar alguno o convertirse en una pieza importante en un equipo con aspiraciones a entrar en Champions en una liga mayor. Como ocurre con los buenos futbolistas, cada vez pisa más el carril central para participar y entrar en contacto con el balón en tantas jugadas de ataque como sea posible. Influye en posiciones alejadas de su punto de partida, la banda izquierda. En parte empujado también por las constantes incorporaciones de Willems, con quien forma una buena sociedad. Partir desde este flanco le permite buscar la diagonal hacia dentro y amenazar con su poderoso disparo, la mejor de sus armas. No es casualidad que haya anotado 26 goles en 37 partidos oficiales sin apenas disparar penaltis (solo 2 goles desde los once metros esta temporada). Su golpeo también le permite asistir de vez en cuando, pero ni bota las acciones a balón parado que terminan con centros al área ni busca a menudo la línea de fondo para colgar el balón a la cabeza de De Jong. En cambio, sí puede encontrar al lateral o extremo del otro perfil con un pase largo.

Memphis Depay: 26 goles en 37 partidos oficiales

En contra, su escaso trabajo defensivo (en el PSV él es la estrella), que deberá pulir en caso de dar el salto a un equipo de mayor nivel y también su carácter de doble filo. Por un lado, no se arruga prácticamente nunca, no se esconde y pide el balón en situaciones adversas, como también demostró en el último Mundial cuando entró desde el banquillo. Sin embargo, cree tanto en sí mismo que en ocasiones esto le juega una mala pasada y elige la peor opción (definir cuando hay alguien mejor situado para rematar) o transmite la sensación de ir algo relajado por su enorme superioridad respecto compañeros y rivales.

Cocu PSV - http://www.postproduktie.nl/Paul Blank

Phillip Cocu. Foto: http://www.postproduktie.nl / Paul Blank

Tras varios años intentándolo, con varios entrenadores por el camino, Phillip Cocu ha logrado encajar a las mejores individualidades de la Eredivisie para que el PSV funcionara como un bloque. Con defectos y alguna que otra laguna de concentración, tanto en ataque como en defensa, pero ha confeccionado un conjunto regular que marca mucho y encaja menos goles que en temporadas anteriores. El progreso de este equipo en los últimos meses ha sido notable, pero faltará ver cómo le sienta el éxito al club de Eindhoven, porque lo más probable es que algunas de sus estrellas abandonen el nido en busca de un destino más prestigioso. Depay, Wijnaldum y Guardado han comprado muchas papeletas para salir en verano. Puede que no sean los únicos. Aunque, ocurra lo que ocurra, algo habrá que reconstruir. Como cada temporada en la Eredivisie.

Foto de portada: Galería de Superleague formula: The Beautiful Race

Related posts

5 comments

“26 titularidades y 13 goles en la Eredivisie 2014-15” creo que te refieres a las 2013-14, pequeña corrección. Magnifico arriculo para introducir a un equipo al que no he visto jugar aunque si a varios de sus futbolistas. ¿Donde podría ir Depay? Parece un jugador que gustaria baatante a Klopp, quizas no por la falta de compromiso defensivo pero eso se lo podría transmitir él, porque el resto ya lo tiene. El manchester city además necesita hacer limpieza en el ataque y gente efectiva en las bandas (Milner y Navas como opciones de banda no ofrecen lo suficiente creo para un equipo que aspira a todo). Depay además parece muy perfil premier, no tendría hueco en el once titular de ninguno de los tres grandes españoles (otra cosa es que acepte ir para ser el primer recambio, lo cual no le conviene y debe aprender del caso Salah-Cuadrado), y en italia solo la posibilidad de ser el reemplazo de tevez en la juventus podria atraerle (no se si pensais que Roma o Lazio puedan atraerle y/o conpetir por su conpra con otros equipos), por lo que le veo en inglaterra.

Toda la razón, corregido el dato de Locadia que se me coló. Depay apunta a la Premier. Se ha comentado mucho el interés del Manchester United, pero incluso en el City o el Liverpool podría encajar. Aunque también se ha hablado del PSG y ahí podría tener cabida si salen jugadores como Cavani o Lavezzi para tener un rol de 4º atacante.

No creo que el Sevilla tenga el poder adquisitivo para fichar ya a Depay. Y por otro lado, sí me parece que podría ser titular en el At. Madrid, otra cosa es que tengan ya a Griezman en un papel que puede ser parecido y que venga Angel Correa por detrás.

Total, yo también le veo en la Premier, pero no descarto Alemania (y solo pienso en el grande entre los grandes y pensando ya en la edad de Robben y Ribery) o en Italia, la juve debe fichar sí o sí.

Deja un comentario

*