La tarjeta de presentación de Gastón Pereiro

PSV Eindhoven Foto: Metro Centric

Era uno de los fichajes más estimulantes del verano en la Eredivisie por lo que había insinuado en Uruguay y en distintos torneos con las categorías inferiores de la selección charrúa. Sin embargo, alcanzado el mes de octubre la participación de Gastón Pereiro en el PSV se limitaba a la de suplente de rigor que entra casi siempre pero que a duras penas suma 20 minutos por partido. El único día que jugó más de media hora del tirón en liga fue ante el Cambuur cuando el PSV ya ganaba por 0-4 al equipo frisón. La adaptación al nuevo país y el tridente consolidado al frente del conjunto de Eindhoven con Narsingh, Lestienne y Luuk de Jong no dejaban demasiado margen para el mediapunta uruguayo.

Sin embargo, la tarde de Ámsterdam del pasado 4 de octubre es posible que marque un nítido punto de inflexión en la trayectoria de Gastón Pereiro en el PSV. Con Luuk de Jong fuera de combate desde la semana pasada y con la lesión de Lestienne en Moscú, Locadia y el atacante uruguayo se han topado con una oportunidad para gozar de minutos con mayor regularidad. Por este motivo, Gastón jugó de inicio por primera vez con el PSV el domingo y se agarró a su oportunidad con todas sus fuerzas en su visita al estadio del Ajax, el partido más difícil de la temporada en la liga doméstica. Gastón Pereiro fue el mejor del PSV, que derrotó al Ajax con dos goles del charrúa.

El Amsterdam Arena asistió a la primera gran exhibición de Pereiro en la Eredivisie. Foto: Focus Images Ltd.
El Amsterdam Arena asistió a la primera gran exhibición de Pereiro en la Eredivisie. Foto: Focus Images Ltd.

El PSV dominó al Ajax, líder invicto de la Eredivisie, y mereció el triunfo a merced de un juego bastante más ofensivo y atrevido que el de los chicos de Frank de Boer, más conservadores y desgastados por el compromiso europeo disputado ante el Molde el jueves anterior. Narsingh, Locadia y Gastón Pereiro formaron el tridente ofensivo de los de Cocu, en el que el uruguayo jugó más cerca de la banda derecha en el primer tiempo para después acostarse a la izquierda en el segundo periodo. Pese a que los flancos fueron su punto de partida, Pereiro participó mucho por dentro y recibió con (demasiada) frecuencia y facilidad a la espalda de los centrocampistas rivales, en acciones propias de su naturaleza de mediapunta. Se movía sobre el eje horizontal, creaba líneas de pase y luego se giraba para intimidar a la línea defensiva. El torrente de juego interior rajó a Gudelj y Bazoer y le brindó buenas situaciones en las que, además, se aprovechó de la pasividad de la zaga ajacied. Su participación en el juego, por supuesto, vino acompañado de un primer gol fruto de la fe y un segundo en el que exhibió su preciso golpeo con una finalización brillante con la zurda buscando el segundo palo. Gastón Pereiro ha dejado su carta de presentación en la Eredivisie: reclama muchos más minutos.

Foto de portada: Metro Centric.

Related posts

Deja un comentario

*