Mitología nórdica

Hestad cortado Molde - Jarvin Jarle Vines

Nacido en Molde, hijo de un jugador histórico del Molde y con toda una carrera en el Molde, con la excepción de dos años de excedencia que pasó en Frisia, región situada al norte de los Países Bajos, en Heerenveen. Daniel Berg Hestad es una leyenda poco conocida que responde prácticamente al completo al patrón de one club man, ese tipo de jugadores venerados tanto por su propia afición como por todos los rivales, uno de esos jugadores que trasciende los colores. Con 40 años ha colgado las botas un futbolista que puede presumir de haber formado parte de todos los títulos que el Molde ha alzado en su historia. Tres ligas y cuatro copas con su sello a lo largo de 23 años de carrera futbolística. No existe ninguna aspiración mayor para un chico de la ciudad, hincha del club de su ciudad.

Desde que debutó con 17 años, el 23 de mayo de 1993, Hestad ha ido jugando hasta alcanzar el 25 de febrero de 2016 su partido 900 con el Molde, según informaba la prensa noruega. Fue el último. El capitán del club azul decidió el pasado invierno que se retiraría en el momento en el que el equipo dirigido de Solskjaer quedara eliminado de la Europa League, competición en la que presume de ser el goleador más veterano, al anotar ante el Celtic un gol con 40 años y 98 días. Este mes de marzo ya se ha convertido en parte del cuerpo técnico de las categorías inferiores del Molde, como no podía ser de otra forma para el jugador con más partidos de la historia del club y de la Tippeligaen noruega. Con 473 partidos en Primera, nadie ha saltado al césped más veces que él en la liga de su país. La cifra sería incluso más elevada de no ser por los dos años que Hestad pasó en segunda con el Molde. De ahí que entre Copas y su periplo por el infrafútbol noruego el futbolista alcance los 900 encuentros.

La eliminatoria de Europa League contra el Sevilla fue el epílogo de la carrera de Hestad. Foto: http://www.sevillafc.es.
La eliminatoria de Europa League contra el Sevilla fue el epílogo de la carrera de Hestad. Foto: http://www.sevillafc.es.

Así pues, Hestad ha mejorado el listón que dejó su padre, Stein Olav Hestad, que durante muchos años fue el futbolista que más partidos disputó con la camiseta del Molde. Lo que nunca conseguiría su padre fue ganar ningún título, pues fue subcampeón liguero en 1974 y 1987 y perdió las finales de Copa de 1982 y 1989. Tampoco fue nunca con la selección de Noruega, a diferencia de su hermano Harry Hestad, tío del futbolista con más partidos disputados en la historia del Molde. Daniel Berg Hestad logró invertir la tradición perdedora de un Molde que a menudo se veía obligado a conformarse con la medalla de plata. Ya formó parte del equipo campeón de Copa en 1994 y fue una pieza clave en los triunfos coperos de 2005, 2013 y 2014, del mismo modo que participó en las ligas alzadas en 2011, 2012 y 2014. También jugó la Champions y marcó el gol de la única victoria del Molde en la máxima competición europea, en un choque que los noruegos ganaron (3-2) al Olympiacos en 1999.

“Ha sido increíblemente bueno a la hora de cuidarse de sí mismo. Cuida su cuerpo y come lo adecuado. Ha sido su propio entrenador. También es un competidor nato. Se prepara mentalmente para alcanzar su pico de forma para los partidos más importantes”.

Ole Gunnar Solskjaer, entrenador del Molde.

Sin embargo, su espina es su relación con la selección nacional de Noruega. Hestad solo disputó 8 partidos entre 1998 y 2003 y no fue convocado ni para el Mundial de Francia ni para la Eurocopa del 2000. A pesar de ello, se ha ganado el respeto del país como un fantástico profesional, ha entrado en los libros de historia del fútbol noruego y lo lógico será que pasen muchos años antes de que alguien se acerque a sus registros de longevidad y partidos jugados.

Foto de portada: Jarvin Jarle Vines.

Related posts

Deja un comentario

*