Arouca, un milagro de película

Paços - Arouca - MarcadorInt

La historia reciente del Arouca encajaría a la perfección en el típico largometraje con el deporte como trasfondo tan característico del cine norteamericano. Carlos Pinho, su presidente, sería el protagonista de la cinta. Su llegada al club de la Grande Área Metropolitana do Porto ha marcado un antes y un después en la entidad. Sin el empresario al frente de la gestión, el Futebol Clube de Arouca solo había conseguido disputar las divisões distritais de Aveiro, el cuarto escalón del fútbol portugués.

El Arouca, fundado bajo el nombre de Ginásio Clube de Arouca -filial del Porto en su origen-, fue constituido en la década de los 50 y su sede, en la antigua pensión Ferreira Pinto, era un fiel reflejo de las limitadas pretensiones del mismo. Pero volvamos a traer al presente a su máximo mandatario: Carlos Pinho, el empresario del sector de la construcción capaz de voltear la existencia de una sociedad humilde y convertirla en foco de atención para los amantes del fútbol internacional tras lograr una sucesión de hazañas que rozan lo imposible. Llegó a la disciplina arouquense en una situación compleja en el curso 2006-07, pues nadie quería hacerse cargo de la gerencia. Esa misma temporada la plantilla subió el primer peldaño hacia el éxito al proclamarse vencedora de la I Divisão Distrital da Associação de Futebol de Aveiro, y lo que sigue es una concatenación de ascensos hasta llegar a la máxima categoría en 2013 y situarse al frente de ella hace apenas 10 días.

¿Qué es lo que quiero? El sueño es llegar a Europa. Sé que aún no es posible, pero tiene que serlo. Lo que ahora es posible es consolidar al Arouca en la primera división portuguesa, continuar pagando a todo el mundo, jugar un fútbol bonito y honrar a la ciudad. Jugar en Europa no me quita el sueño aunque sea el objetivo: si para eso tengo que endeudarme y dejar de pagar a tiempo, no lo quiero. Carlos Pinho, presidente.

Once inicial del Arouca en Paços

Arouca

 

La villa portuguesa situada entre los ríos Duero y Vouga, históricamente más conocida por la carne de vaca parda arouquesa, ahora presume de fútbol. Y de identidad, porque con Lito Vidigal al frente del cuerpo técnico los principios, sobre todo dos, son sintómaticos de lo reflejado a posteriori sobre el césped: “Correr sin la pelota es mucho más difícil que correr con ella y el primer paso para estar cerca de la victoria es estar siempre juntos, tanto en defensa como en ataque”.

¿Quién pensaba que íbamos a llegar hasta aquí? Nadie. Yo sí creí. Y muchos se rieron. Es verdad que ha sido un camino muy difícil, hemos necesitado mucho trabajo y no perder nunca la fe en lo que hacíamos ni en las decisiones que tomábamos. Lo más fácil siempre es desistir. Siempre. Pierdes un partido, pierdes dos, esto es un negocio que no da dinero y sí dolores de cabeza, muchos. Podría haber dejado de ser presidente, dimitir, convocar elecciones y acabar con el problema. Pero eso no es para mí. Si me he metido en el Arouca, es para tener éxito. Y lo estoy consiguiendo”. Carlos Pinho, presidente.

Paços de Ferreira - MarcadorInt - Estádio Capital do Móvel - Arouca
Aficionados del Arouca en Paços de Ferreira.

Llama poderosamente la atención que el primer hombre en el que se interesó Pinho para su proyecto fuese Jorge Gabriel, popular presentador de televisión luso conocido por ser el encargado de conducir la versión portuguesa de “¿Quién quiere ser millonario?”. “Estaba estudiando el curso de entrenadores y tenía un compañero que era de Arouca. Fue él quien me comentó que el presidente quería que yo fuese su entrenador. Carlos [Pinho] me dijo que me necesitaba porque era mediático y atraería la atención de la gente. Me invitó a comer, lo hablamos y no acepté porque aún no estaba preparado y no podía ser el técnico a distancia”, explica Jorge Gabriel. La decisión fue temporal, puesto que meses después (2006-07) aceptó ser el adjunto a Rui Correia y compaginó su actividad en el canal RTP1 con sus funciones en el club. Posteriormente, tras la salida de Correia, llegó a estar unos meses al cargo de la primera plantilla. “Infelizmente me fui del equipo en la mejor época, porque no conseguí conciliar la vida profesional, como presentador, con la de técnico. ¿Utópico que se haya conseguido tanto en tan poco tiempo? No lo creo. Es posible lograrlo. No es un caso totalmente extraño, ya lo hizo el Felgueiras, que incluso fue entrenado por Jorge Jesús, hace muchos años. Lo difícil en realidad es mantenerse en la élite mucho tiempo, pero el Arouca lo tiene todo para conseguirlo”.

Carlos Pinho contrató a un único entrenador antes que a Jorge Gabriel -debido a su negativa-, Rui Correia. Él subió al equipo a la III Divisão. Y después del afamado presentador de televisión llegaron José Pedro, con el que ascendieron a II Divisão B; Carlos Secretário y Henrique Nunes, logrando acceder a la Segunda Liga; Eduardo Galiza; Vítor Oliveira, el especialista en ascensos del fútbol portugués, quien consiguió colocar al club entre los grandes del país; Pedro Emanuel, en el estreno en la Primeira Liga y, ahora, Lito Vidigal, que situó al conjunto arouquense como líder en solitario de la liga portuguesa en la segunda jornada del campeonato -el Arouca actualmente es colíder empatado a 7 puntos con el Porto y el Sporting tras la disputa de 3 fechas-.

Mientras busca nuevas fórmulas para seguir creciendo, Pinho no esconde cuál es la clave del éxito bajo su punto de vista: “El secreto es ser serio. No son ni los entrenadores ni los futbolistas. Es pagar. Y no pagar más de aquello que te puedes permitir. Y eso se puede hacer si hay alguien que manda y lo tiene claro. Aquí somos 9 en la dirección pero mando yo. No se compra una hoja de papel sin que yo lo autorice. Por otro lado, claro que es importante el apoyo de los socios y de los empresarios de la ciudad”. A su manera, han hecho historia y no se resignan a dejar de hacerla.

IMG_1628
Paços (amarillo) y Arouca (azul celeste y blanco).

Artículos relacionados:

No todo es dulce en Do Dragão“, sobre el Porto.

A 30 minutos“, sobre el Paços de Ferreira.

Todas las declaraciones han sido recogidas de la edición online de observador.pt.
Todas las fotografías son propiedad de MarcadorInt. 

Related posts

Deja un comentario

*