El grito de André André

Porto - Oporto - Estoril - MarcadorInt

Un grito.

Un grito multitudinario en las gradas. Un grito de Lopetegui, liberado de presión. El grito del hincha que marca un gol en el debut en un clásico. Todo el mundo gritó en el Porto-Benfica. Partido tenso, eléctrico, con sus dosis de fútbol en medio del barro.

Todos gritaban, excepto el presidente del Benfica, medio dormido masticando chicle en el palco, desafiante, y los porteros, dos gatos viejos: Iker Casillas y Julio Cesar sacaron buenas manoplas durante un partido bonito. Iker, en el primer tiempo. El brasileño, en el segundo. Cada intervención la asumieron con la normalidad del veterano, sin demasiada expresividad. Como si no le dieran importancia a jugar el partido del año en Portugal. Un día más en la oficina.

El Porto ganó con merecimiento después de sufrir un corte de digestión en el primer tiempo. En el segundo, mejoró y mereció el gol de André André. En su primer año en Do Dragao, Lopetegui ni pudo derrotar ni pudo marcar un gol al Benfica. Y el gol se demoró hasta los últimos minutos de un partido en que el entrenador español salió con un equipo más ofensivo que ese de Kiev, con Ruben Neves, Imbula y André André en el centro del campo, Brahimi y Corona en bandas creando pasillos para los laterales Layún y Maxi Pereira, y Aboubakar arriba. Maxi Pereira siempre buscó subir, más que Laýun, dando la cara en su primer clásico después de cambiar el Benfica por el Porto. Sus antiguos compañeros lo buscaron siempre y casi acabó expulsado en alguna de las numerosas tanganas del partido.

Maxi Pereira ha cambiado Benfica por Porto este verano. Foto: Focus Images Ltd.
Maxi Pereira ha cambiado Benfica por Porto este verano. Foto: Focus Images Ltd.

En el primer tiempo, el Benfica fue mejor. Con Jardel y Luisao firmes en defensa y el joven Nelsinho brillante en un lateral, el equipo de Rui Vitoria apostó por la verticalidad, con Gaitán eléctrico y Mitroglou jugando de espaldas. En dos servicios de córner, el Benfica casi marcó, con Mitroglou siempre en el lio. Aunque Iker respondió con firmeza. Con buena presión en el centro del campo (Samaris siempre mandó en esa zona) y ataques rápidos, el Benfica alejó al Porto de su área. Y el equipo local, presionado por su condición de favorito por su inversión económica de este verano, se bloqueó. Víctima de la ansiedad. Sin juego.

En el segundo tiempo, el Porto mejoró. Rui Vitoria había empezado sin brillar en el banquillo del Benfica, aunque poco a poco, con sus victorias sobre Belenenses y Astaná, se sentía más seguro. El primer tiempo en Do Dragao animó al entrenador visitante y el Benfica intentó tocar más el balón, cometiendo errores en la zona de construcción peligrosos. Así, Brahimi y André André, de los mejores, pusieron dos balones de otro a Aboubakar, aunque el camerunés se topó primero con el palo y después con Julio César.

El Porto se comió a un Benfica arrinconado, sin salida, sin juego en el centro del campo, y Lopetegui acertó sacando a un Corona desaparecido. Entró Silvestre Varela, listo entre líneas, y el ataque mejoró. Aunque el gol no llegó hasta los últimos minutos, cuando otra pérdida de balón lisboeta permitió a Brahimi buscar a Varela, quien cruzaba el ataque en diagonal, de una banda a la otra, desmontando la defensa del Benfica. Con el taco, Varela dejó a André André, listo con su llegada, solo delante de Julio César. Y en el primer clásico de la temporada, marcó.

Julen_Lopetegui2014 "Julen Lopetegui2014" by Football.ua. Licensed under CC BY-SA 3.0 via Wikimedia Commons. Oporto
Julen Lopetegui por fin derrota al Benfica. Foto: Football.ua. Licensed under CC BY-SA 3.0 via Wikimedia Commons.

Un jugador clave en el Vitoria de Guimaraes de las últimas temporadas entrenado por Rui Vitoria, André André, derrotó al Benfica de Rui Vitoria. El gol del discípulo. Y el gol del hincha, del hijo de un jugador del Porto, del niño que creció con posters del Porto en casa y ha luchado en otros clubes para llegar a Do Dragao.

El Porto ya le saca 4 puntos al Benfica. Lopetegui ya ha ganado un clásico. Y André André gritó con su alma un gol de oro.

Foto de portada: MarcadorInt.

Related posts

Deja un comentario

*