No todo es dulce en Do Dragão

Porto - Oporto - Estoril - MarcadorInt

Unas horas después de acceder a Do Dragão por una sucesión de escaleras interminable que comienza en la parada del metro con el nombre del estadio y termina en lo alto del mismo, uno consigue extraer algunas conclusiones sin demasiado esfuerzo: los aficionados del Oporto prefieren poner sus propios nombres en la camiseta oficial del club -influirá la alta rotación de futbolistas dentro de la plantilla de un año para otro-, las palomitas de maíz o pipocas esconden una verdad cruel y dolorosa -son dulces pese a la ausencia de colorante- y el resultado no evita los abucheos de un público exigente cuando el equipo no consigue avanzar metros y combina una y otra vez hacia atrás sin encontrar fluidez ni profundidad.

Si uno levanta la cabeza y dirige la mirada al banquillo en el minuto 40, rápidamente encuentra a Julen Lopetegui a punto de entrar en trance. Visiblemente nervioso, sale del área técnica agitando los brazos bajo la atenta mirada del cuarto árbitro. Se escapa cinco o seis metros de la zona acotada sin apenas darse cuenta, se gira, dialoga con sus ayudantes, se lleva ambas manos a la boca y silba a Iván Marcano. El central cántabro asiente y comprueba con resignación que a su entrenador no le gusta lo que ve pese a contar con un gol de ventaja en el marcador. La imagen se repite dos o tres veces y la preocupación del técnico también la comparte la grada. Antes de llegar a la media parte, la sensación de incomodidad es abrumadora. Un par de asientos a mi izquierda, un señor completamente equipado con merchandising portista resopla y mueve de un lado a otro la cabeza porque Danilo Pereira no desplaza la pelota con precisión, Cristian Tello no elige bien después de desbordar a su par y Giannelli Imbula quiere estar en todos lados pero su afán por abarcarlo todo desemboca en un completo caos que parte al equipo en dos. Fallan demasiadas cosas y las novedades son tantas respecto a la temporada pasada (Iker Casillas, Maxi Pereira, la vuelta de Silvestre Varela o los fichajes de los mencionados Danilo e Imbula) que la paciencia debería ser el punto de partida de cualquier análisis. Sin embargo, el listón es alto, la exigencia es máxima y el tiempo apremia.

Porto - Oporto - Estoril - MarcadorInt

Si hasta las palomitas dulces tienen cosas positivas -pocas-, Os Dragões no iban a ser menos: llama poderosamente la atención la facilidad con la que el lateral uruguayo Maxi Pereira se ha ganado a la hinchada con su esfuerzo defensivo y sus continuas incorporaciones por la banda derecha pese a las lógicas reticencias iniciales debido a su dilatado pasado benfiquista; Yacine Brahimi nunca se esconde y sigue siendo capaz de desnivelar un partido con acciones individuales al alcance de muy pocos o ninguno en la liga portuguesa; y la dirección técnica es capaz de corregir sobre la marcha y sin demora algunos de los defectos vistos sobre el césped a través de sustituciones o cambios de posición -Silvestre Varela dejó su plaza a André André por lo que Brahimi se fue a la banda izquierda y Tello se recolocó en la derecha-. Con más equilibrio en el centro del campo, potenciado por la entrada de Héctor Herrera en el lugar de Imbula, los locales aumentaron la ventaja inicial conseguida con el tanto de Vincent Aboubakar gracias a un disparo de libre directo de Maicon que se coló por el palo teóricamente cubierto por el guardameta polaco Pawel Kieszek. El Estoril dejó de creer en la posibilidad de puntuar a partir de ese segundo tanto y Casillas, seguro por abajo en todo momento, dejó de tener trabajo. Sí lo tuvo el encargado de la megafonía del estadio, rápido a la hora de cortar con su propia voz las numerosas quejas de la afición. De las quejas, y no solo de aquellas referentes a la elección de las palomitas en los bares del estadio, debe tomar nota el Oporto. Los focos se fueron apagando, los palos para selfies se guardaron poco a poco en los bolsos y la gente deshizo el camino hecho dos horas antes con una hermosa luna llena vigilando la ciudad.

Porto - Oporto - Estoril - MarcadorInt

Todas las fotografías son propiedad de MarcadorInt.

Related posts

Deja un comentario

*