Orden y progreso

Do Dragao-Oporto-Diogo Caldas

Con Luis Castro este Porto en año de Mundial parece haber adoptado el lema de Brasil: “Orden y progreso”. La verdad es que sus brasileños tienen un papel importante: Danilo y Alex Sandro, con interiores delante, tienen una aportación ofensiva más eficaz y se sienten más protegidos defensivamente. Fernando solo en la posición “5” es mandón y hasta con la lesión de Helton han ganado un portero seguro y eficaz en Fabiano. Hoy todo esto se vio ante el Benfica en la ida de la semifinal de la Copa de Portugal, en el estadio do Dragão.

Napoli v FC PortoThe Emirates Cup

Quintero. Foto: Focus Images Ltd

El Porto ha logrado certificar la vitoria en este primer duelo y más que eso, supo ganar a un equipo que venía de 27 partidas sin perder, marcando siempre, y que hoy se quedó en blanco en el estadio que la temporada pasada puso a Jorge Jesus de rodillas. El rival del Sevilla en los cuartos de final de la Europa League apareció en el clásico portugués con un once más próximo a su nueva “estructura de base” a la hora de formar un equipo. El mexicano Herrera, que venía ganando enteros con Paulo Fonseca, ocupó la plaza de Carlos Eduardo. El brasileño venía siendo el elemento débil en la nueva identidad del triangulo de la medular de los Dragones.

Pocas veces esta temporada, ninguna quizá, se ha visto al Porto tan determinado, sometiendo al rival a su defensa, y enchufado por completo. Y eso sin ser brillante: simplemente con orden, las rotaciones de la medular y la capacidad para estirar al equipo que Defour y Herrera permitieron. El Porto supo ser abrumador como en tiempos lejanos, recordando al Porto de André Villas-Boas.

Los locales encontraron el gol temprano en el partido, con un cabezazo de gran nivel del colombiano Jackson Martínez, que supo preparar su espacio en el área y ganar ventaja a la marca que le hacía Garay. Quaresma fue de nuevo decisivo con su centro. El Benfica estaba muy desfigurado, sin la base de jugadores que están siendo importantes como Oblak, Enzo Peréz, Markovic, Lima o Gaitán, pareció temeroso y sin mostrar su ADN ofensivo, pese a la indudable calidad de los futbolistas menos habituales de la plantilla. Padecieron cuando no tuvieron la pelota y demostraron falta de compenetración en algunos tramos del encuentro. Sin un jugador que supiera gestionar el ida y vuelta, solamente con un tiro de Maxi en el minuto 21 consiguieron asomarse a la portería de Fabiano. Un hecho aislada. La superioridad del Porto continuó en la primera mitad con mucha más intensidad que su adversario.

El Benfica apareció más ordenado y sinfónico en el segundo tiempo, pese a que Jorge Jesus tardó en darle otro aire al equipo, principalmente se retrasó a la hora de intentar que Cardozo pudiera entrar más en juego. Más equilibrado, el duelo fue más abierto, pese a no haber la cantidad de ocasiones que un Clásico se merece. El Porto perdió su frescura, pero se mantuvo firme y pese a que su juego tiene margen de mejora, sus recursos fueron bien gestionados por Luis Castro.

Garay benfica focus

Garay y Luisão formaron en el centro de la defensa. Foto: Focus Images Ltd

Además, el segundo tiempo del Porto se puede resumir en la acertada entrada de Ghilas por Varela, un tiro al palo de Jackson y las dudas de Quintero de cara al gol. En el Benfica, pese a contar con Markovic, Lima y Gaitán, la mejoría de los últimos minutos no fue fructífera y se resume en una ocasión clara de Rúben Amorim que Fabiano supo defender con gran maestría y confianza. La buena noticia de las Águilas es que en la derrota apareció como mejor jugador Luisão, lo que son palabras mayores, pues es su 11ª temporada de “encarnado”.

La eliminatoria seguirá abierta para la vuelta en Da Luz, que tardará en disputarse casi un mes (16 de abril), pero lo destacable es que el Porto, después de clásicos menos positivos, ha vuelto a conseguir la capacidad para intimidar en partidos de esta índole.

Foto de portada: Diogo Caldas

Related posts

1 comments

Tengo curiosidad por ver qué pasa con el Porto una vez acabada la temporada, en la que, por cierto, han estado más irregulares. Lo digo porque puede que el devenir del mercado les corte la progresión: está claro que su presidente es el mejor ejemplo de cómo comprar y cómo vender… pero tengamos en cuenta, por ejemplo, que media Europa busca central. De momento ya han vendido a Otamendi (estará en Valencia la próxima temporada), y entre Chelsea y Man.City se rifan a Mangala (el fichaje de Zouma aleja a Eliaquim de S.Bridge). En otras zonas del campo… Fernando ya ha dicho que no renueva (huele a que irá con Pellegrini), Jackson debe dar el salto, y si Quintero sigue siendo suplente, pedirá salir y no faltarán pretendientes. Eso… por no hablar de supuestos interesados en Danilo, Alex Sandro, etc

Deja un comentario

*