De cuatro en cuatro

zenit_spartak

Cogió un avión la expedición del Zenit de San Petersburgo en Madrid tras sucumbir ante el Atleti y desde entonces no conoce otra cosa que no sea el triunfo y además anotando cuatro goles en cada encuentro. De cuatro en cuatro caen los goles del equipo entrenado por Luciano Spalletti, especialmente meritorio en el día de ayer, cuando se enfrentaba al Spartak de Moscú, que llegaba como colíder del campeonato ruso.

Y repitió Spalletti el mismo once con el que había goleado el pasado domingo al Rostov, a pesar de su naturaleza eminentemente ofensiva. Es decir, la presencia de dos centrocampistas del corte de Axel Witsel y Viktor Fayzulin, con Andrei Arshavin como enganche, Kerzhakov de ‘9’ y con los costados ocupados por Hulk y Danny. Mejora la salida de balón del Zenit y su creación con la figura de Fayzulin en el puesto de mediocentro.

El Spartak de Moscú ha presentado su candidatura al título en estas once jornadas de liga a pesar de sus problemas defensivos. La grave lesión del central italiano Salvatore Bocchetti hace un mes alteró los planes de Valery Karpin. Fue precisamente eso lo que intentó explotar el Zenit, ya que Spalletti identificó claramente la debilidad del Spartak en el eje de la zaga -con Makeev y Joao Carlos como pareja- y buscó que su cuarteto ofensivo se juntase cerca del carril central. Todo ello en un duelo con un ritmo superior al habitual en el fútbol ruso y en el que los seis goles anotados fueron consecuencia del desarrollo del choque, de lo abierto que estuvo y del nivel ofensivo de ambas plantillas.

Ida y vuelta permanente, una moneda al aire que podía caer hacia cualquier lado, pero donde finalmente se impuso el ataque del Zenit en su duelo con la maltrecha defensa moscovita, impotente en los minutos finales en las acciones del 3-2 y del 4-2. Son ya nueve goles encajados en las dos últimas visitas del Spartak a San Petersburgo.

Related posts

Deja un comentario

*