Progresa adecuadamente

André Villas-Boas Focus

Se aprieta la lucha por la liga rusa. Ganó el CSKA y empataron Lokomotiv y Zenit en el choque que enfrentaba a segundo contra primero en casa del aspirante. Sigue líder el conjunto dirigido por André Villas-Boas, pero tanto segundo (Loko) como tercero (CSKA) están a un punto de distancia. Y sólo quedan dos jornadas de liga. Para más inri, en la última se miden Lokomotiv y CSKA en un duelo que, más allá del título, decidirá qué equipo de Moscú jugará la Champions la próxima temporada.

El Zenit depende de sí mismo y para alzar la liga debe ganar al Dinamo de Moscú en casa y después vencer en el campo del Kuban Krasnodar. Ninguno de los dos rivales se juega nada. Sin embargo, el club de San Petersburgo ha desaprovechado una magnífica oportunidad para conseguir un colchón de 4 puntos. Dominaba el Zenit en el estadio del equipo de tradición ferroviaria, donde sólo el CSKA ha ganado en partido oficial esta temporada. Tras una primera mitad complicada y más de una hora de juego bastante igualada, el balón se escurrió de las manos de Lodygin, incapaz de atrapar un centro lateral desde la banda derecha. El esférico le cayó a Tkachev, que no desaprovechó el regalo y empujó la pelota a la red.

Hulk Foto: The Sport Review

Hulk ya coincidió con Villas-Boas en el Porto. Foto: The Sport Review

El encuentro terminó en 1-1. No obstante, sirvió para apreciar el progreso del equipo de Villas-Boas. El portugués ha revitalizado un Zenit plano y algo deprimido que no empezó nada bien el año. Con la llegada del técnico portugués, que coincidió con la eliminación del club ruso en Europa, la entidad de San Petersburgo ha encadenado 6 victorias consecutivas. La racha se cortó este domingo, no obstante, con el empate frente al Lokomotiv. Aun así, se vio una circulación de balón bastante fluida. Lombaerts cuajó un primer tiempo imponente en defensa, Witsel pesó en el juego de su equipo y arriba el balón llegaba con frecuencia a Danny y Hulk. Los dos atacantes lusófonos no debían bajar a buscar la pelota, sino que intervenían a menudo porque era fácil encontrarles. Ahí influyó el notable partido del belga, bastante cómodo en la parcela central. Hulk, más pegado a la derecha, dejó varias conducciones espectaculares mientras el mediapunta portugués se movía con libertad pese a que la banda izquierda suponía su punto de partida. Aunque quien marcó fue Rondón, que castigó un mal despeje de Durica para abrir el marcador en la primera parte.

Falta ver si la buena racha del Zenit se prolonga en el tiempo y si con Villas-Boas los de San Petersburgo compiten mejor en Europa. Todavía es pronto. Pero las piezas parecen encajar un poco mejor ahora. Como ocurre en el Lokomotiv, que no ocupa el TOP 3 ruso desde 2006. Sin ir más lejos, el año pasado fue noveno.

Foto de portada: Focus Images Ltd

Related posts

Deja un comentario

*