Un bloque solidario en manos de AVB

Villas Boas. Foto: Focus Images Ltd.

Primero contra segundo. Líder frente a campeón. Zenit vs CSKA. Ese era el duelo marcado en rojo este fin de semana en la liga rusa, un compromiso del que salió victorioso el conjunto de San Petersburgo y que le otorga ya una ventaja de siete puntos en la cabeza del campeonato (con tan solo 18 jornadas por delante). El Zenit manda ahora mismo en Rusia, quiere arrebatar al CSKA su actual condición de campeón del país y los de André Villas-Boas confirmaron en el Arena Khimki ese aspecto en el que han experimentado una progresión que no pasa inadvertida: el orden y la solidez defensiva. Una progresión que ha sido plausible desde que Villas-Boas se sentó en el banquillo el pasado mes de marzo: ya se apreciaron ciertos síntomas en el tramo final del pasado curso y las contrataciones veraniegas de Ezequiel Garay o Javi García no han hecho sino dar forma a este entramado defensivo que ha trabajado AVB y con el que se chocó el CSKA.

Un CSKA que no pasa por ser un conjunto especialmente brillante en situaciones de ataque posicional pero que, por ejemplo, se presentó ante el Zenit con tres centrocampistas de un elevado nivel técnico en distintas zonas del campo: Bibras Natcho, Roman Eremenko y Alan Dzagoev. Además, una circunstancia clave a la hora de dibujar el escenario del partido: el Zenit se adelantó muy pronto en el marcador, tan pronto como que Javi García ya había batido a Igor Akinfeev a los siete minutos de partido.

zenit vs cska - Football tactics and formations

Disposiciones tácticas iniciales en el CSKA-Zenit (Infografía: Share My Tactics)

Ese gol inicial del mediocentro español propició que cambiase rápidamente el guión del encuentro, que el CSKA tuviese una mayor responsabilidad ofensiva para llevar la iniciativa y buscar la remontada, al mismo tiempo que el Zenit observaba una situación idónea para encontrar la sentencia al contragolpe con Hulk, Danny, Kerzhakov o un Alexander Ryazantsev que se ubicó por detrás del punta.

Es ahí, en ciertos tramos de largas posesiones del CSKA, donde uno ve defender al Zenit con mucho orden, compromiso y solidaridad -algo que ejemplifican, por ejemplo, las múltiples ayudas de Danny al lateral de su banda (Criscito)-, y recuerda lo que era este equipo hace uno, dos o tres años: individualidades en ataque capaces de resolver cualquier partido, pero una estructura defensiva endeble, un mediocampo insuficiente en cuanto a rigor táctico y un equipo con poca estabilidad en líneas generales. Eso ha cambiado paulatinamente en este año 2014 y a Villas-Boas, cuyas dos etapas previas como entrenador resultaron decepcionantes, le corresponde una cierta responsabilidad en esta faceta.

Orden, compromiso y solidaridad son algunos de los elementos con los que ahora también gana el Zenit de San Petersburgo. Y serán virtudes que deba explotar de nuevo el próximo martes cuando reciba al Bayer Leverkusen en un compromiso fundamental para examinar el nivel de un club que camina con paso firme hacia la conquista de la liga rusa 2014/15 y que sueña con hacer un buen papel en la máxima competición continental.

Artículo relacionado: “Javi García y Garay fortalecen al Zenit”

Foto de portada: Focus Images Ltd

Related posts

2 comments

Hombre, ser campeones en Rusia es lo mínimo que se espera de ellos, teniendo un presupuesto estratosférico, a Gazprom detrás como patrocinador y propietario al fin y al cabo, y con fichajes del nivel del mismo AVB, Garay (yo daba por hecho que iría al United tras el Mundial, de una vez por todas), Javi García, o lo que gastaron en su día por Danny (30 kilos, cuando eso no se pagaba por nadie todavía), o los 100 por el pack Witsel-Hulk en una operación relámpago.

Deja un comentario

*