Vitinho, la última perla exportada

Vitinho

Veloz y fugaz. Así es y ha sido casi todo en Vitinho hasta ahora. El pasado mes de mayo hizo su debut en el Brasileirão con Botafogo ante Corinthians -curiosamente el día en que Paulinho se despedía del Timão- y tardó solo dos encuentros en hacerse con la titularidad. En su cuarto partido, ante Bahía, anotó su primer gol y desde entonces se convirtió en una de las sensaciones del campeonato brasileño. El pasado martes, tras 16 partidos de liga y 4 goles, abandonó la concentración de su equipo -inmerso en una eliminatoria de Copa do Brasil contra Atlético Mineiro- con rumbo a Rusia: el CSKA pagaba su cláusula de 10 millones de € y el futbolista viajaba a Roma para pasar el reconocimiento médico. Si todo estaba correcto, viajaría a Moscú. Todo había ido rapidísimo, salvo por el pequeño detalle de que desde el pasado miércoles y hasta ayer lunes no se supo nada de su paradero. Pero sí, es nuevo jugador del equipo del ejército.

Vitinho
Seedorf y Vitinho han llevado el peso del ataque de Botafogo. Foto: Chute10.net

La velocidad no solo es una característica del desarrollo de la carrera de Vitinho, también lo es de su manera de jugar. El joven carioca, que cumplirá 20 años el próximo mes de octubre, posee características similares a algunos de los grandes talentos exportados por el fútbol brasileño en los últimos meses como son Neymar o Bernard. Se mueve por todo el frente del ataque, preferiblemente por las bandas, y reciba donde reciba es capaz de generar ventajas gracias a su técnica, velocidad y desborde. Es diestro, pero utiliza la izquierda para golpear, pasar y hasta conducir la pelota, y lo hace con tanto acierto que tardas en descubrir cuál es su pierna buena. Cuando tiene el balón en los pies, baja la cabeza y puede dar la impresión de que se la va a jugar en individual y que ya no ve a los compañeros, y sin embargo tiene bastante visión de juego e incluso se atreve con largos cambios de orientación. Si no tiene la pelota, es más habitual que baje a buscarla que verlo tirar un desmarque a la espalda de la defensa. Además, no se desentiende de la recuperación y repliega rápido para ayudar a su lateral.

Quizás lo esté vendiendo demasiado bien, o quizás no, pero la verdad es que es un futbolista que llama la atención cada vez que lo ves. Su rendimiento en Rusia a corto plazo puede ser una incógnita, de hecho lo más normal sería que le costase arrancar porque el cambio cultural es brutal, pero cualidades para triunfar en Europa tiene de sobra.

Related posts

2 comments

Una pena para el ya pobre futbol brasileño. Estábamos todos muy ilusionados con ese chico en Brasil, una pena que corte su progresión y vaya a Rusia, donde como bien comentas, tendrá muy difícil adaptacion. Se rumoreó que el Porto estaba interesado en él, donde lo tendría mucho más fácil por cultura, lengua, tipo de fútbol, etc, pero al final fichó por el CSKA…

Por un lado no me convence el traspaso y por otro me cabrea. Me explico. Al chico aún le quedan etapas por quemar en su aprendizaje, algo que dudo que vaya a conseguir con la misma calidad en Rusia. Incluso como dice Eduardo Michelan creo que Portugal le hubiera venido mucho mejor. Y el ‘rebote’ es porque soy de Botafogo y para un año que parece que podemos hacer algo decente se nos va uno de los mejores jugadores del equipo… en fin, el fútbol brasileño es así.

Deja un comentario

*