Y los equipos de Crimea debutaron en la Copa rusa

Crimea - andreii

Tres equipos de fútbol de Crimea ya juegan en las competiciones rusas. La última temporada, esta región al sur de Ucrania fue protagonista cuando se integró a la Federación rusa dejando de ser ucraniana, en una sucesión de incidentes que forman parte de la crisis entre Ucrania y Rusia.

En el momento de la secesión de Crimea, dos equipos de la región jugaban en la primera división ucraniana, el Tavriya Simferópol (ganador de la primera liga ucraniana) y el FC Sebastopol, equipo de una ciudad portuaria clave por su salida al Mar Negro. Con Moscú firmando un decreto que integra Crimea a Rusia, estos dos equipos han dejado de competir como ucranianos, aunque quedan en un limbo legal,  pues el gobierno de Kiev no acepta perder este territorio y pocos estados han apoyado a Moscú en el proceso de controlar una zona históricamente ligada al sentimiento nacional ruso, aunque oficialmente ucraniana durante las últimas décadas.

RSC_Locomotive Tavriya - (white-blue.kiev.ua) El Respublikanskiy Sports Complex (RSC) Lokomotiv es la casa del SC Tavriya Simferopol. Foto: white-blue.kiev.ua.

Artículo relacionado: “¿Que pasará con la liga de Ucrania?”

Por tanto, la Federación de fútbol de Ucrania considera que los equipos de Crimea deberían jugar en su liga, aunque los clubes de Crimea pidieron jugar como rusos. Estos últimos días, la Federación rusa ha aceptado integrar en su tercera división a tres equipos de Crimea después de buscar una trampa legal: fundar unas nuevas entidades sobre la base de las anteriores, para poder afirmar que se trata de equipos nuevos fundados una vez Crimea ha dejado de ser ucraniana.

El gobierno de Kíev y la Federación de fútbol de Ucrania, igualmente, han presentado una protesta a la FIFA y a la UEFA contra los rusos, pidiendo incluso que se prohíba a Rusia organizar el Mundial del 2018 por romper las reglas del fútbol internacional. De momento, el Comité de Emergencia de la UEFA ha anunciado que “hasta una solución acordada respecto a la situación” de esta región, no reconocerá los partidos de equipos de Crimea en competiciones rusas. “El futbol puede ser muy positivo y beneficioso para unir a las personas, especialmente durante tiempos de conflicto. No obstante, a fin de que el fútbol se celebre dentro de un deporte organizado y marco legal, esta participación tiene que cumplir con los términos establecidos en los Estatutos de la UEFA” afirma el comunicado. O sea, de momento, nada de sanciones.

Los nuevos equipos son el TSK Simferópol (viejo Tavriya), el SKCHF Sebastopol y el  Zhemchuzhina de Yalta. Los tres han debutado en la Copa rusa con el Sebastopol ganando por 0-2 el derbi contra el TSK Simferopol (vídeo) en un primer turno. Por su parte, el Zhemchuzhina ha perdido 0-2 con el Sochi. Antes del partido en Simferópol, los capitanes de los dos equipos se encargaron de que la bandera rusa presidiera el partido. El Sevastopol, el equipo más potente de Crimea antes de la crisis, ha superado después dos turnos más. Primero en los penaltis, en el campo del Sochi, y después por 1-0 contra el Taganrog, de la Tercera rusa. Ahora jugará los 32a de final, contra el Volgar d’Astracán, equipo de Segunda

La carta del presidente de la Federación de Ucrania, Antoloy Konkov, afirma que “la Federación rusa ha admitido de forma ilegal los equipos ucranianos de la Península de Crimea. Según nos consta, la Federación rusa no ha informado de este paso a la UEFA o la FIFA. Entendemos que esta actividad entra en conflicto con las reglas de la FIFA y la UEFA, así que pedimos acciones legales, incluidas sanciones a la Federación que ignora los principios básicos de las instituciones del deporte. Crimea es parte de Ucrania”. La UEFA no se ha mojado demasiado y espera la evolución de la situación.

Ucrania defiende que la única forma de ver a los clubes de Crimea en la Copa rusa sería con el permiso de ellos mismos, como refleja el artículo 84 de la FIFA, que permite jugar competiciones de otras federaciones con el permiso de las dos entidades. Y Kiev, cómo no, no ha dado permiso a estos clubes. Moscú defiende que estos clubes son nuevos y nunca han sido afiliados a la Federación ucraniana, así pues, no deben pedir permiso. Crimea pasó a formar parte de Rusia en marzo, provocando una situación complicada para las entidades deportivas legales.

El periódico ruso “Novaya Gazeta” informó de una reunión entre Putin, los dirigentes de la federación rusa y propietarios de equipos como el Zenit, CSKA o Kranosdar para analizar la situación. La FIFA ha actuado con dureza contra sus Federaciones en pocas ocasiones. Expulsó a las federaciones de Yugoslavia y Sudáfrica en situaciones límites. Actuar contra Rusia cuando faltan menos de 4 años para la cita mundialistas en este estado sería un reto para la FIFA, que según diversos analistas actuaría en función de cómo actúan los organismos internacionales a nivel político. El caso de Crimea, zona mayoritariamente rusa con buena parte de la población celebrando ser rusos, es diferente del caso del este de Ucrania, dónde se juega parte de esta partida de ajedrez, con más de 2.000 muertos.

Según diferentes informaciones (este articulo del New York Times aporta datos, siempre cercando a las tesis de los opositores a Putin), los propietarios de los clubes más ricos temen que la UEFA pueda expulsar a los equipos rusos de la Champions por romper las normas en el caso de Crimea. Aunque otros recuerdan como la Champions gana dinero gracias al patrocinio de Gazprom, gigante ruso. Es una situación compleja y la UEFA, de momento, calla y cobra de Gazprom. La FIFA también calla. En la información de “Novaya Gazeta”, algunos propietarios de equipos advirtieron que “nos pueden expulsar de la Champions y Europa League. Y podemos perder a los jugadores extranjeros después”. El problema es que la política de defensar la soberanía rusa sobre Crimea es una apuesta personal de Putin. Y nadie quiere ser enemigo de Putin.

Sea como sea, la liga ucraniana se juega con dos de sus ciudades en guerra (Donetsk y Luhansk) y sin equipos de Crimea. Y los conjuntos de Crimea compiten como rusos, participación que puede provocar, si la FIFA y la UEFA son duras, con los equipos rusos fuera de Europa y incluso con el Mundial de fútbol del 2018 en otra sede. En Inglaterra, sueñan con ese Mundial. De momento, Putin saca pecho. Después del debut de los equipos de Crimea en la Copa, ha permitido que también debuten en la liga: juegan en un grupo de la tercera categoría. En el debut, el TSK Simferopol se vengó de la copa, pues ha ganado 0-2 en Sebastopol. Y el Zhemchuzhyna de Yalta ha perdido 4-0 en el campo del Chernomorets de  Novorossiysk.

Foto de portada: andreii.

Related posts

3 comments

Deja un comentario

*