De la cuarta división a la final de copa sueca

Foto: Aronman bajo licencia Creative Commons 4.0.

En 2011 Graham Potter se hacía cargo del Östersunds FK, de la cuarta división, un club situado en la región media de Suecia donde la temperatura media anual no supera los 3 grados. Hasta ese año, el entrenador inglés contaba con una dilatada carrera como jugador en diversos clubes ingleses llegando a jugar en la Premier League pero apenas tenía experiencia como técnico en varias universidades inglesas después de haberse graduado en ciencias sociales y terminar un máster en liderazgo e inteligencia emocional. El conjunto sueco, fundado en 1996 tras una fusión de tres clubes locales, nunca había pasado de tercera división, categoría de la cual acababa de descender. Pero con la llegada de Potter la historia cambiaría.

En sus dos primeras temporadas colocó al equipo en Superettan (segunda división) por primera vez en la historia del club tras dos ascensos consecutivos, lo que le hizo firmar un contrato por tres años con el club. Antes de que finalizara este nuevo contrato, Potter ya tenía al club en la máxima categoría nacional. Graham había logrado un milagro que en el Jämtkraft Arena nadie podía creer. En cuestión de cuatro años habían pasado de jugar contra los equipos de la región norte del país para enfrentarse a los mejores conjuntos nacionales. Y por si esto fuera poco, hace unos días Östersunds FK conseguía una plaza para la primera final de copa de su historia al derrotar a Häcken por 1-3. 

Aunque, en mi opinión, lo mejor no es que haya sucedido algo histórico en la región media de Suecia. Lo mejor es cómo. La temporada pasada el juego de los rojinegros brilló, con una propuesta muy clara de dominar los partidos y la posesión del balón. El preparador inglés, además, ha dejado muestra de lo versátil que es su equipo, capaz de rendir a un nivel alto utilizando un 3-6-1  o saliendo con un 4-3-3 en el Swedbank Stadion y derrotar a Malmö 0-3 dando una exhibición de fútbol posicional y combinativo.

El 12 de abril veremos a Östersunds FK en la final de copa sueca ante el Norrköping en el que será el partido más importante de la historia del club. Sin duda que Graham Potter tiene gran parte de mérito.

Related posts

1 comments

Deja un comentario

*