Lausana, cruce de caminos a la orilla del lago más grande de Europa Occidental

Lausanne Gustave Deghilage bajo licencia Creative COmmons 2.0

Tras firmar un Mundial descomunal en 2014 con Costa Rica, Yeltsin Tejeda ha desaparecido del mapa mediático del fútbol europeo. Su desempeño en la cita futbolística más relevante le valió fichar por un equipo de la Ligue 1 como el Évian, pero el desembarco al viejo continente no ha venido acompañado de los éxitos esperados. El futbolista costarricense descendió a la segunda división francesa en su primer curso y encadenó esta decepción con un segundo descenso con el Évian Thonon Gaillard, que bajó de manera consecutiva a Tercera. Con el segundo descenso el Évian desapareció de la faz de la tierra, disuelto nueve años después de su nacimiento (2007). En el olvido, a Tejeda esta vez no le llamaron múltiples pretendientes, por lo que se limitó a cruzar el Lago Lemán. Considerado el mayor lago de Europa Occidental -si no contamos los lagos artificiales de los Países Bajos-, el internacional costarricense cruzó la orilla francesa (donde se encuentra Thonon-les-Baines, a pesar de que el Évian disputaba sus partidos en Annecy, unos kilómetros más al sur) para instalarse en Lausana.

Yeltsin Tejeda. Focus Images Ltd.
Yeltsin Tejeda. Focus Images Ltd.

También recaló en la ciudad que alberga la sede del Comité Olímpico Internacional otro futbolista de prometedor futuro y triste presente. Nassim Ben Khalifa también brilló en un Mundial, aunque lo hizo cinco años antes que Yeltsin Tejeda. Ambos coincidieron en Nigeria en el Mundial sub-17 de 2009, en el que no llegaron a enfrentarse. La selección helvética de Ben Khalifa sorprendió a todo el mundo cuando se alzó con el título, acompañado por una generación con raíces en países extranjeros en la que brillaban nombres como los de Seferovic, Granit Xhaka, Ricardo Rodríguez o Patjim Kasami. Con libertad para jugar por detrás del punta, Ben Khalifa fue la gran estrella del campeón: nombrado segundo mejor futbolista del campeonato, marcó cuatro goles y se ganó el fichaje por el Wolfsburgo tras confirmar las buenas sensaciones en su primer curso completo en la élite del fútbol helvético, en el que anotó 8 goles con el Grasshoppers cuando apenas había superado la mayoría de edad. Sin embargo, Ben Khalifa nunca ha vuelto a igualar esas cifras. El joven talento suizo no llegó a debutar con el Wolfsburgo y luego dio tumbos por el Núremberg, Young Boys, Grasshoppers de nuevo y el Eskisehirspor turco. En la última temporada jugó cedido en el Mechelen y este curso regresó al fútbol helvético para recalar en el Lausana. Aquí las cosas le van un poco mejor a título individual, pues ha vuelto a ver portería con relativa regularidad tras firmar una sequía preocupante. Entre el 16 de febrero de 2014 y el 27 de noviembre de 2016 solo marcó un gol. Aunque en los últimos cinco meses ya ha anotado cinco dianas.

Junto a Tejeda y Ben Khalifa aterrizó este curso en Lausanne otro futbolista de fantástico cartel, tan brillante en los videojuegos como decepcionante en la vida real. Taye Taiwo firmó por el Lausanne en el mercado de invierno. El lateral zurdo nigeriano cumplirá 32 años en abril y acumula una trayectoria peculiar. Destacó en el Olympique de Marsella y fichó por el Milan en 2011, pero en Italia apenas gozó de oportunidades y empezó su tour particular por el continente europeo. Dynamo Kiev, QPR, Bursaspor y HJK Helsinki han disfrutado de los servicios del defensa nigeriano, Balón de Bronce en el Mundial sub-20 de 2005. Por detrás de Leo Messi y John Obi Mikel.

Lausanne. Foto: Ville Miettinen bajo licencia Creative Commons 2.0.
Lausanne. Foto: Ville Miettinen bajo licencia Creative Commons 2.0.

Sin embargo, el FC Lausanne Sport sufre. Se trata de una entidad centenaria que ha ganado la liga en siete ocasiones y que ha alzado nueve veces el título de copa, pero que pasa por un mal momento. El equipo blanco encadena más de cincuenta años sin imponerse en el campeonato de la regularidad y su sequía en el torneo del KO le mantiene alejado de la gloria desde finales del siglo XX. Nadie menor de 18 años ha visto al Lausanne ganar un trofeo, ni el equipo aspira a ello tras los años de tiranía reciente del Basilea. Pero peor que esto son las dificultades del equipo dirigido por Fabio Celestini para mantener la categoría. El exjugador de Levante y Getafe se hizo cargo del equipo en 2015, en Segunda, y lo subió a Primera, pero a pesar de los nombres rutilantes que atesora su plantilla el Lausanne es uno de los claros candidatos al descenso.

No jugó junto a Celestini, pero seguramente se enfrentó a él en múltiples ocasiones Walter Pandiani. El delantero uruguayo se retiró de la práctica del fútbol el pasado verano, tras pasar su última temporada en activo en el fútbol helvético. Efectivamente, en la segunda división suiza. Efectivamente, en el Lausanne bajo las órdenes de Celestini, nacido apenas unos meses antes que el charrúa. Quizás aconsejado por otro mito como Xavier Margairaz, con quien coincidió en Osasuna, llegó Pandiani para reforzar la experiencia del equipo, empezar a acercarse al rol de entrenador y transmitir sus conocimientos a los demás delanteros del club suizo. Uno de ellos era Andi Zeqiri, un atacante extremadamente joven que debutó en la Segunda División suiza con 15 años, en la primavera de 2015. Tras pasar un año bajo la tutela de Pandiani algo debió ver él en la Juventus, que firmó en condición de cedido al futbolista nacido en Lausana de origen albanés. Este curso Zeqiri ha jugado la Youth League y ha formado en la selección sub-19 junto a Guillemenot, otro delantero formado cerca de su casa, en este caso en Ginebra (Servette), y que fichó recientemente por el Barça.

A general view of Juventus Stadium, Turin Picture by Daniel Hambury/Focus Images Ltd +44 7813 022858 31/03/2015
La Juventus vino a buscar a Zeqiri. Foto: Focus Images Ltd.

Carlos Blanco realizó el camino inverso a Zeqiri. Este central español formado en la Masia que fichó por la Juventus en edad juvenil se convirtió en viral el pasado verano, cuando anotó un gol desde el centro del campo en un partido de pretemporada con el equipo turinés. Sin embargo, este highlight no le bastó para quedarse en el club y se marchó cedido. El destino elegido fue el Lausana, seguramente a raíz del movimiento de Zeqiri. Sin embargo, por culpa de una pubalgia contraída al poco de llegar, Blanco solo ha podido disputar un partido oficial con el cuadro suizo. Más fortuna ha tenido Francesco Margiotta, también cedido por la Juventus al ahora equipo de la liga suiza. Con ocho goles, este delantero italiano está completando la mejor temporada de su carrera a los 23 años. Difícilmente jugará en la Juventus, pero sí en un club mejor que el Lausana, que también acoge en condición de cedidos a otros dos futbolistas que pertenecen a un gigante italiano: Paolo Frascatore y el charrúa Kevin Méndez, ambos prestados por la Roma. El primero de todos los cedidos en llegar fue Kévin Méndez, que aterrizó en enero de 2016 y convivió con Walter Pandiani.

Aunque pocos en el Lausanne podrán competir con el número de internacionalidades que acumula Pak Kwang-Ryong. El “9” del Lausana aterrizó en Suiza en 2011, con 19 años, y es internacional con Corea del Norte. Si Yeltsin Tejeda puede presumir de disputar el Mundial de Brasil, Pak fardará durante toda la vida de jugar en el Estádio Da Luz y Old Trafford y salir invicto. Aunque disputase solo un ratito en ambos encuentros, el norcoreano saltó desde el banquillo en dos de los partidos más memorables de la historia reciente del Basilea, que empató a uno en el campo del Benfica y sacó un prodigioso 3-3 del templo del Manchester United en la Champions League 2011-12. En Basilea, Pak compartió equipo con Granit Xhaka, miembro de la generación dorada de Ben Khalifa que alzó el Mundial sub-17 de 2009, y también con David Abraham, central argentino que vio desde el banquillo del The Galgenwaard de Utrecht cómo la Argentina de Messi derrotaba a la Nigeria de Taiwo en la final del Mundial sub-20 de 2005.

Hasta el pasado domingo, el Lausana era el colista de la liga helvética. El equipo blanco abanondonó el farolillo rojo tras derrotar -contra pronóstico- al Vaduz como visitante. No pudo evitar la derrota del equipo de Liechtenstein su portero, Benjamin Siegrist. Otro campeón del Mundial sub-17 de 2009, cita en la que fue nombrado mejor guardameta del torneo. Incluso fue el portero suplente de Suiza en los Juegos Olímpicos de 2012. Sin embargo, hasta esta temporada la experiencia profesional de Siegrist se limitaba a poco más de una quincena de partidos en la sexta categoría del fútbol inglés. Tiene 25 años. Pero esa ya es otra historia.

La de vueltas que da la vida.

Lago Leman. Foto: MarcadorInt.
Vista del Lago Leman desde Ginebra. Foto: MarcadorInt.
Foto de portada: Gustave Deghilage bajo licencia Creative Commons 2.0.

Related posts

2 comments

Deja un comentario

*