El Shakhtar gana la liga en un estadio vacío

Shakhtar - Timon91

El Shakhtar Donetsk se proclamó campeón de la liga de Ucrania este domingo, después de vencer al Zorya Luhansk en la penúltima jornada del campeonato. El dominio de los chicos de Mircea Lucescu es total: 8 títulos de liga en los últimos 10 años, los últimos 5 de forma consecutiva. En esta década “los mineros” han ganado 20 títulos oficiales, uno de ellos la Copa de la UEFA.

En pleno caos por las revueltas que se están viviendo en el país, el partido se disputó en un campo neutral. Luiz Adriano, el máximo goleador del equipo, metió dos goles y Eduardo, el brasileño con pasaporte croata, otro. Fue una demostración más del poder de un equipo con 11 brasileños, que ficha gracias al dinero de Rinat Akhmetov y no pierde poder en su liga aunque se traspase a hombres como Mkhitaryan o Willian.

Este año el principal rival del Shakhtar ha sido el Dnipro de Juande Ramos, capaz de ganar en el Donbass Arena de Donetsk y mantener la emoción hasta las últimas jornadas. Aunque al final el equipo de Dnipropetrovsk también se ha rendido. El Shakhtar, además, jugará la final de Copa contra su eterno rival, un Dinamo de Kiev sin estabilidad, como lo demuestra el continuo baile de entrenadores.

Alex Teixeira-Shakhtar-Focus

Alex Teixeira, una de las figuras del Shakhtar Donetsk (Foto: Focus Images Ltd)

El logro del Shakhtar ha llegado, de forma caprichosa, durante el fin de semana que los ciudadanos de las regiones de Donetsk y Luhansk han votado en un referéndum promovido por los prorrusos, pidiendo que estas regiones dejen de ser ucranianas y sean rusas. O sea, los equipos de Luhansk y Donetsk han jugado en un campo neutral el partido clave de la liga de Ucrania, el mismo día que en sus ciudades se organizaba una votación con el objetivo de dejar de ser ucranianos. La realidad afecta al equipo y el mismo Mircea Lucescu ha afirmado que “este ha sido el año más duro” sin dejar claro si seguirá en el cargo la próxima temporada.

Este lunes, los dirigentes de la autoproclamada República Popular de Donetsk (RPD) han pedido que esta entidad sea parte de Rusia después de un referéndum en el que, según los organizadores, más de 2.250.000 personas han votado a favor de la autodeterminación de Donetsk. Cifra que supondría más del 55% del total de las regiones afectadas. Cómo no, el gobierno de Kiev y los activistas contrarios a Rusia denuncian la ilegalidad y la falta de transparencia del proceso.

La petición de los líderes de la RPD es similar a la que ya efectuaron los dirigentes de Crimea (aquí contamos el caso y ya advertimos de que en Donetsk el escenario podía ser similar). El caso, pues, es complicado. Y en medio de todo esto, juegan un papel clave los propietarios de clubes de fútbol. Por ejemplo, el hombre que paga los sueldos en el Shakhtar y permite que sea un equipo grande. Pavel Gúbarev, un tipo salido de la nada que se ha proclamado gobernador de Donetsk, ha dicho en una entrevista al periódico ruso Rossiskaia Gazeta que Rinat Akhmetov, propietario del Shakhtar, financia las milicias que luchan por unir esta zona con Rusia. Akhmetov lo ha negado en un comunicado afirmando, de nuevo, que “Donetsk sólo puede ser feliz en una Ucrania unida”. Lo cierto es que Akhmetov juega a dos bandos, intentando encontrar la mejor salida para sus negocios, como contamos en este post. Akhmetov puede estar realizando, en el mismo momento, proclamas a favor de Ucrania, mientras paga las armas de gente que pide que Donetsk sea rusa. En Mariupol por ejemplo, trabajadores de las empresas de Akhmetov patrullan las calles evitando saqueos, después de los enfrentamientos entre polícias y el ejército crearan un vacío de poder.

Y todo el mismo día en que hombres armados han intentado asaltar la sede provisional del Gobernador reconocido por el gobierno de Kiev, el oligarca Serguéi Taruta, propietario a la vez del Metalurg Donetsk. Taruta ha ofrecido una rueda de prensa en que afirma que las elecciones ucranianos del próximo 25 de mayo se realizarán con normalidad en Donetks. Hombre del gobierno de Kiev, el propietario del Metalurg vive pendiente de las decisiones del propietario del Shakhtar.  Por la región, pues, circulan milicias armadas. Unas, formadas por rusos. Ya sean veteranos de guerra, del ejército ruso, nacionalistas rusos o ciudadanos locales. Las otras milicias, como las que intentaron evitar el referéndum en algunas poblaciones, formadas por milicianos nacionalistas ucranianos de extrema derecha, que estarían pagados por….el propietario del Dnipro, Ihor Kolomoyskyi. Mientras ciudadanos defienden sus ideas, estos oligarcas aprovechan la política en función de su bolsillo. Kolomoyskyi y Taruta quieren ganar peso con el nuevo gobierno en Kiev. Akhmetov, mantener su posición de fuerza después de unos cambios que le han jugado en contra.

Lucescu-Shakhtar-Focus

Mircea Lucescu dirige al Shakhtar Donetsk desde 2004 (Foto: Focus Images Ltd)

Si los últimos títulos del Shakhtar se celebraron en las calles, esta liga se ha celebrado en un estadio vacío. El territorio está lleno de gente armada, extremistas de uno u otro bando. Pagados en muchos casos por oligarcas que juegan a la política como han jugado al fútbol, pensando solamente en sus intereses privados.

Ahora mismo nadie puede saber qué sucederá la próxima temporada con el Shakhtar. Aunque hemos aprendido algunas cosas, como que no te puedes fiar nunca de la palabra de un oligarca.

Foto de portada: Timon91

Related posts

1 comments

Deja un comentario

*