La generación del 98 de Peñarol

Peñarol - jitaku

En Los Aromos es conocida la generación del 98’ como una de las camadas más talentosas que ha producido Peñarol en los últimos años. Federico Valverde, Diego Rossi, Santiago Bueno o Franco Martínez lograron ser campeones de liga durante tres años consecutivos (sub15, sub 16 y sub 17). Un grupo de futbolistas que han sido capaces de despertar la atención de Barça y Real Madrid. El primer juvenil en cruzar el charco a Europa fue Federico Valverde. Un centrocampista con mucha llegada al que le gusta pisar área y sorprender desde segunda línea. Técnico, elegante y buen lanzador de faltas. En definitiva, la aparición a un prototipo de centrocampista distinto al que nos tiene acostumbrados últimamente el futbol uruguayo.

En defensa aparece el nuevo fichaje de la Masía. Santiago Bueno suma características que encajan con el perfil del “central Barça” pero está algo verde para asumir ciertas responsabilidades. La decisión de hacerle jugar con el Juvenil A es totalmente lógica. Defensor diestro, juega en ambos perfiles, tiene buen trato con el balón y salida limpia desde atrás. Pese a que tampoco es algo extraordinario en ese aspecto.

Los inicios de Santiago Bueno como volante central le aportaron calidad y mejor toma de decisiones con el balón. El juego aéreo es otro de sus puntos fuertes. 1’90m de estatura que sirve para tener cierto dominio en ambas áreas. Sus alargadas piernas le permiten en estático cortar balones filtrados. Aunque en velocidad sufre porque es lento, lo arregla con su gran zancada pero corriendo hacia atrás no está del todo cómodo. Tampoco es un defensor demasiado agresivo o contundente al corte. En cuanto al carácter, por el momento, no transmite síntomas de liderazgo.

Lo cierto es que esta temporada Peñarol ha contado con varios juveniles como Valverde o Rossi, pero sorprendentemente en una demarcación donde ha sufrido una barbaridad como es la línea defensiva no han apostado por el joven central. Por otro lado, en el Sudamericano sub-20 de Ecuador el protagonismo de Santiago Bueno ha ido de más a menos. De hecho, la pareja de centrales de Nacional formada por Agustín Rogel y Matías Viña se ha asentado en el seleccionado dirigido por Fabián Coito. Aunque parece ser que Santiago Bueno no llegaba en condiciones óptimas para jugar el torneo.

Hincha Uruguay Brasil Sub-20 Mundial Nueva Zelanda New Plymouth Foto: MI
La generación del 98 es una de las camadas más prometedoras de Peñarol. Foto: MarcadorInt.

En la punta de ataque de la categoría 98’ destaca un joven delantero bajito, “culón” y que está constantemente en movimiento alrededor del área. Su nombre es Diego Rossi y suma más de 120 tantos en las inferiores de Peñarol. Un goleador que desde que está en Primera juega más en banda que como delantero de referencia. Por ello, sus prestaciones están por debajo de su nivel.

En Peñarol siguen cosechando talento para Europa. Un club exportador que no logra aprovechar su producción para conseguir logros con el primer equipo. Sebastián Cristóforo (campeón de Uruguay y asentado en Primera), Guillermo Varela (jugó apenas 23 minutos con el primer equipo) o Kevin Méndez (no debutó en Primera) son otros ejemplos del problema que arrastra el club aurinegro y la mayoría de clubes de Sudamérica. Obligados a vender para subsistir.

Foto de portada: jitaku.

Related posts

Deja un comentario

*