Necesidades distintas en el clásico de Uruguay

Nacional Peñarol -  Jimmy Baikovicius

El partido entre Peñarol y Nacional es el clásico más antiguo del mundo fuera de las islas británicas. Se juega desde 1900: ambos han disputado 534 enfrentamientos de los cuales Peñarol ganó 190, Nacional venció 172, empataron 167 veces y fueron anulados 5 partidos. Poco importa el presente de cada equipo cuando se trata de un clásico, pero la realidad es que Nacional llega al partido con el objetivo de sumar para seguir en la lucha por el campeonato, mientras que Peñarol, alejado de Danubio -líder- y con un pobre bagaje en el torneo, tratará de brindarle una alegría a su afición con una victoria sobre el máximo rival.

Cómo llega Peñarol: Virtudes y defectos

Peñarol sufrió en verano un cambio drástico en la política de fichajes del club para competir por el torneo local y la Copa Sudamericana. Sumaron diez incorporaciones nuevas, entre ellas a Alex Silva (Wanderers, lateral derecho), Junior Arias (delantero, Liverpool), Gastón Rodríguez (delantero, Wanderers), Dibble (Plaza Colonia), Bressan (central, Gremio) o Perg (central, Fénix). En lugar de añadir “viejas glorias” a la plantilla, se reforzó con el talento de mayor futuro del campeonato uruguayo.

La sensación a día de hoy es que Peñarol reúne una cantidad de individualidades que marcan diferencias por calidad, pero al equipo le cuesta tener continuidad en su juego. En ese sentido, al “manya” le pesó el poco trabajo colectivo de Da Silva. Con Curutchet (nuevo técnico desde hace un par de meses, ex Defensor Sporting) se observa una leve mejoría, aunque queda mucho trabajo por hacer.

Peñarol debe gestionar la ansiedad con la que juega. Es un equipo construido para que Dibble o Junior Arias se muevan muy rápido y los pasadores tengan opciones donde elegir. Hay dos aspectos en los que sufre demasiado: la defensa y la definición. Atrás, el conjunto de Curutchet no es sólido, ofrece poca seguridad. Y en la delantera genera ocasiones de gol que no convierte. Por lo tanto, es un equipo al que le llegan poco pero recibe muchos goles y que pisa constantemente el área pero no logra marcar.

Cómo llega Nacional: Virtudes y defectos

Nacional prácticamente mantiene la base del año pasado: Conde, Polenta, Romero y Sebas Fernández. Es un conjunto que se siente cómodo corriendo al contragolpe, que mezcla muy bien con su línea de mediapuntas (Kevin Ramirez, Sebas o Viudez) y que ha encontrado en su ‘9’ a un futbolista que por su juego de espaldas le da sentido a las llegadas de Romero.

El “pero” de los de Martín Lasarte en estos últimos partidos es la defensa. No deja de sorprender que dos equipos uruguayos defiendan tan mal. Nacional sufre menos por su dupla de centrales, Victorino y Polenta, más solida que la aurinegra. El punto débil se encuentra en los laterales, pese a que al técnico uruguayo le está saliendo bien utilizar a Otalvaro en el carril derecho y a Fucile en el izquierdo. Desde que Nacional empezó a jugar con Otalvaro, Victorino, Polenta y Fucile encadenó cinco victorias, recibió un solo gol y mejoró rotundamente los números de las tres primeras jornadas. Luego, volvió a resentirse en la faceta defensiva.

Alineaciones probables: Peñarol-Nacional (21:00, hora española)

La victoria de Nacional se paga a 2.05 en bwin

Nacional vs nacional - Football tactics and formations

Jugadores a seguir en Peñarol:

Gastón Guruceaga (15-3-1995)

El portero con mayor proyección del fútbol uruguayo cumplirá 50 partidos oficiales en el clásico. Indiscutible en Peñarol y titular en las selecciones inferiores celestes (Sudamericano y Mundial sub-20). Guruceaga peca de inexperiencia pero siempre responde a las facilidades que ofrece Peñarol atrás. No es fácil parar 20 tiros por partido. Arquero sólido excepto en el juego aéreo, aspecto que ha mejorado desde hace un año, en lo que realmente destaca es en el mano a mano porque tapa muy bien la portería.

Nahitán Nández (28-12-1995)

Lateral derecho, mediocentro o volante por derecha. Participó en el Sudamericano y Mundial sub-20 en el doble pivote junto a Arambarri (Girondins de Burdeos). Nández ha sido hasta ahora el jugador más regular que ha tenido Peñarol. En los clásicos siempre destaca por encima de los demás porque generalmente son partidos muy trabados, con poco fútbol. Ofrece despliegue, robo y mucho trabajo, pero le falta calidad en el pase.

Junior Arias (17-3-1993)

El máximo goleador del último campeonato uruguayo en Liverpool (Montevideo) arrancó la temporada sin ver portería. Pese a que en cuanto a números no está brillando, ofrece otras cosas como desmarques, último pase, caídas a banda o retrasar la posición para darle continuidad al juego, aspectos que le convierten en un futbolista importante para Curutchet.

Nicolás Dibble (27-3-1994)

Dibble fue una pieza fundamental en una de las últimas gestas del fútbol uruguayo, el campeonato de Plaza Colonia. Ahora marca diferencias en una plantilla tan rústica como la de Peñarol. Empezó la temporada desde la banda izquierda, pero Curutchet le ha centrado la posición y ahora tiene más repercusión en el juego. Detrás del delantero centro es donde más produce.

Nacional Peñarol - Jimmy Baikovicius
Foto: Nacional-Peñarol. Jimmy Baikovicius, bajo licencia CC.

Jugadores a seguir en Nacional:

Kevin Ramírez (1-4-1994)

Un ‘9’ que se adaptó a la banda, donde Múnua le hizo determinante. A Nacional le gusta correr y él sabe aprovechar los espacios. Una de las figuras del Torneo Apertura. En Wanderers anotó ocho goles y fue el segundo máximo goleador del campeonato.

Santiago Romero (15-2-1990)

Suma 100 partidos con la camiseta de Nacional. Santiago Romero es un centrocampista con llegada, que tiene facilidad para filtrarse en el área y buen golpeo desde la frontal. Corta y distribuye. Abarca mucho terreno, es el primer receptor en salida, marca la presión y -todavía- le sobra aire para sumarse al ataque. El alma de Nacional.

Hugo Silveira (23-3-1993)

El rol de Hugo Silveira a principios del Uruguayo Especial no iba a ser otro que el de un recurso para agitar los partidos, pero con el paso del torneo se ha vuelto una figura indispensable para Lasarte. Se trata de un ‘9’ que destaca por su poderío físico pero también por cómo se desenvuelve jugando de espaldas y fijando a los centrales. Aguanta la pelota o prolonga la jugada con un toque para que Kevin Ramírez, Sebas o Viudez obtengan ventaja.

Foto de portada: Nacional-Peñarol. Jimmy Baikovicius, bajo licencia CC.
Las cuotas mostradas en los enlaces a las apuestas pueden variar en las próximas horas. MarcadorInt recomienda siempre jugar con responsabilidad y advierte que los mensajes publicitarios sobre apuestas van dirigidos sólo a mayores de 18 años.

Related posts

Deja un comentario

*