Carlos Mateos, campeón de la Copa de la Liga del FA

Carlos Mateos ganó la Copa de la Liga del Futbolista Anónimo en una noche intensa en la que se disputaron las dos semifinales y la final. Derrotó a Asier Sag por un ajustado 3-2 en el que ambos jugadores madrileños se jugaban, además, una plaza en la Supercopa. Mateos venía de eliminar a Wikipeix, campeón de liga, que tenía la opción de lograr el doblete. Asier Sag, por su parte, derrotó antes a danidelacuesta. Una vez más, el gallego se quedó cerca de la final.

 

Copa de la Liga definitivo

Cartas de la primera semifinal (Asier Sag-danidelacuesta)

Mi caso es uno de los más curiosos del campeonato que va a arrancar en breve. Tenía la opción de jugar con las selecciones nacionales de dos países cuyas relaciones diplomáticas son inexistentes y que llevan en la mochila un pasado de conflictividad sociopolítica entre sí. De hecho, llegué a ir convocado con aquella con la que finalmente no voy a jugar, y que de hecho es la que me correspondería por nacimiento. Me convocó un seleccionador que reside en la misma zona en la que yo nací y en la que jugué gran parte de mi carrera. Posteriormente me llamó la selección del país de mis padres y finalmente acepté la convocatoria y la convertí en mi elección definitiva jugando con ellos mi primer partido oficial a nivel de selecciones.

Perdimos en la final sin perder ninguno de los dos partidos. Acabé máximo goleador del torneo, aunque no fui titular ni en la ida ni en la vuelta del enfrentamiento que decidía el campeón. Puedes llegar a argumentar que mi título honorífico de máximo goleador de la competición es un poco tramposo porque marqué casi todos los goles en la fase de grupos y ante rivales bastante débiles. Bueno, no te faltaría razón seguramente, pero ahí ha quedado registrado para la historia que he sido el máximo goleador.

Nací aquí, en la ciudad de mi club, en la capital de una región histórica. Soy joven, y en los últimos años me han cedido en varias ocasiones. Durante una parte de esta temporada jugué en un club situado fuera de la región histórica que me vio nacer. Un equipo que estuvo cerca de ascender a primera. Pero eso yo ya no lo viví, porque en el mercado invernal regresé a mi club de origen y acabé jugando bastantes minutos en primera.

Cartas de la segunda semifinal (Wikipeix-Carlos Mateos)

He jugado en tres ligas diferentes, todas ellas pertenecientes a confederaciones distintas. En ninguno de los tres casos podríamos decir, ni por asomo, que se trata de una de las ligas nacionales más fuertes de la confederación. Quizá la de mi país de nacimiento sea la que más se puede acercar a ello, pero por mucho que la coloquemos en un grupo de las cinco o seis mejores, la diferencia con las dos primeras es abismal, y de ahí que sea tan contundente en mi afirmación anterior. En cuanto a las otras dos confederaciones, os diré que en aquella más cercana geográficamente a la mía he estado en dos clubes distintos, ambos del mismo país. Este año, el nivel del fútbol de clubes de ese país ha incrementado, o al menos eso parecen mostrar los resultados, a los que yo puedo decir que he contribuido, aunque sea como actor secundario. En la otra confederación en la que jugué, la más lejana, estuve muy poco tiempo y en un lugar remoto, pero puedo presumir de haber ido convocado a un partido de una competición muy glamourosa, aunque fuera en una ronda previa.

A ver, somos un club un poco raro. Venimos a ser una selección nacional de categorías inferiores jugando en una liga de clubes de otro país. Las restricciones de edad que nos autoimponemos se notan, y ahora mismo estamos últimos en la tabla clasificatoria. Sin embargo, yo me estoy saliendo a nivel individual. He marcado en los últimos cinco partidos que he jugado contando todas las competiciones y soy con diferencia el máximo goleador del equipo en Liga.

Creo que en el pasado mi club ya salió en alguna carta del Futbolista Anónimo, y seguramente se citó una película española cuya historia acaba desarrollándose parcialmente en esta ciudad. Bueno, es lógico que la eligieran, porque es como un símbolo del Norte. De hecho aquí, en esta nación, no hay ningún club de primera división más al Norte. De todos modos, yo, que nací en una importante y muy visitada ciudad de un país vecino, jugué mi mejor temporada en esta liga en un club situado en el extremo opuesto del mapa, en un municipio que forma parte del área metropolitana de la capital.

Cartas de la final Carlos Mateos-Asier Sag

Durante bastantes meses parecía que mi selección lograría clasificarse para el primer Mundial de su historia, pero no pudo acabar siendo así. Yo nací en otro continente, de hecho, pero no se puede hablar en ningún caso de que no tenga raíces ni de que no haya pasado tiempo en la tierra de mi madre. De hecho, llegué a vivir allí algunos años durante mi niñez con mi hermano, que al igual que yo jugó en la selección sub-21 del país en el que nacimos y decidió cambiarse también a la absoluta del país de nuestra madre. Yo soy casi dos años y medio mayor que él.

“Seguramente no recuerdes mi participación en una cita de repercusión internacional. Entré siempre desde el banquillo y no marqué ningún gol. Para ello ya estaban compañeros de más calidad que acabaron en equipos de ligas mayores. Desde hace un par de años vivo muy lejos de casa, muy alejado de mi pequeña ciudad, donde también nacieron dos futbolistas que en los últimos años han ganado la liga de su país.”

Todavía juego en mi ciudad natal. Debuté hace poco con el primer equipo y ya he llegado a la selección, por lo que es probable que pronto me marche a un equipo de mayor nivel. Sobre todo si tienes en cuenta que nos salvamos en la última jornada y que hace unos días pulvericé un récord antiquísimo.

De este modo, Wikipeix (campeón de liga), kalac (campeón de la FA Cup) y Carlos Mateos (Campeón de la Copa de la Liga) son los 3 candidatos al viaje a un partido europeo. El formato y la fecha de la Supercopa que definirá al campeón se anunciará próximamente.

viaje11jun2014

Related posts

Deja un comentario

*