La Rumanía del 94

Dan Petrescu Focus

Han pasado los años, y aquel triunfo ante Argentina en los octavos de final del Mundial 94 sigue siendo el punto más alto que ha alcanzado el fútbol rumano a nivel de selecciones. Esta semana, obviamente, se ha hablado mucho de ese partido, ya que ambas selecciones se volvieron a encontrar en un partido amistoso disputado en Bucarest y que acabó con empate a cero.

Cualquier aficionado rumano tiene ese duelo de Estados Unidos 1994 como su encuentro favorito. No sólo porque suponía alcanzar los cuartos por primera vez. También por el rival, por el escenario, por el contexto. El partido se disputó ante más de 90.000 espectadores en el estadio Rose Bowl de Pasadena, el mismo en el que se jugaría la final dos semanas después. Todo el planeta estaba mirando. Maradona acababa de ser sancionado por dopaje y apartado de la competición, y había mucha expectación por ver cómo reaccionaba Argentina, que defendía su condición de subcampeona y que había ganado el Mundial ocho años antes en México. La tensión alrededor del encuentro podía notarse y los jugadores rumanos, que disputaban el choque más importante de la historia de su país, no eran ajenos a ello.

Este reportaje tuvo su versión televisiva, con imágenes de los encuentros mencionados, en el programa Planeta Axel Camino al Mundial” de GolT. Hazte socio de Gol Televisión, el único canal en el que se verá íntegramente todo el Mundial 2014, pinchando en este enlace.

A Rumanía la dirigía Anghel Iordanescu, una absoluta leyenda. En 1984, tras probar fortuna como jugador en el OFI de Creta, había regresado al club de su vida, el Steaua para ejercer como asistente del entrenador Emerich Jenei. Pese a ello, se mantuvo en forma para poder ayudar al equipo en el campo cuando fuera necesario, y jugó cincuenta minutos en la famosa final de la Copa de Europa en Sevilla ante el Barcelona.

Jenei se marchó después del triunfo en el Sánchez Pizjuán a dirigir a la selección rumana, y Iordanescu se convirtió de la noche a la mañana en el primer entrenador del Steaua. Tuvo bastante éxito: además de conquistar cuatro ligas y dos copas nacionales, alcanzó las semifinales de la Copa de Europa en 1988 y la final un año después, perdiéndola por goleada ante el Milan en Barcelona.

El Mundial del 94 era su primer reto como seleccionador rumano. Y en ese partido frente a Argentina no podía contar con su delantero titular, Florin Raducioiu, que había visto dos amarillas en la fase de grupos. Iordanescu optó por situar en punta a uno de sus jugadores de tres cuartos de campo, Ilie Dumitrescu, y formar con un esquema que añadía un quinto defensor en la alineación inicial.

Rumania - Football tactics and formations

No estaba Raducioiu… Pero sí estaba Hagi, que había participado, ya fuera asistiendo o anotando él mismo, en cuatro de los cinco goles de Rumanía en la fase de grupos. Su actuación en el primer encuentro, ante una Colombia que llegaba como clara favorita tras su 0-5 a Argentina en la fase de clasificación en el Monumental de Buenos Aires, fue uno de los grandes momentos de aquella Copa del Mundo de 1994.

Y en esos octavos de final frente a los argentinos, Ilie Dumitrescu, elegido para jugar como delantero principal, decidió imitar a su capitán con una falta directa que sorprendió al portero Islas con una parábola muy parecida a la que le había permitido a Hagi marcar contra Colombia.

Pero lo mejor estaba por llegar. Después de que Argentina empatara de penalti, Hagi y Dumitrescu decidieron asociarse y firmaron dos jugadas antológicas. Dos acciones que situaron una ventaja de dos goles que acabaría resultando insalvable para la albiceleste.

Tras vencer a una de las grandes potencias mundiales, Rumanía se cruzaba en cuartos de final con Suecia. Parecía una ocasión propicia para seguir haciendo historia. La euforia entre los aficionados y los propios jugadores ya no se podía esconder. Y encima, regresaba Raducioiu. Pero aquella Suecia era un equipo muy fuerte también. Tras un partido tenso e igualado, Tomas Brolin adelantó a los nórdicos a doce minutos para el final en una acción de estrategia que sorprendió a todos. El sueño parecía evaporarse, pero Raducioiu, tras una falta botada por Hagi, forzó una prórroga que mantenía intacta la esperanza.

El propio Raducioiu, que aquel verano ficharía por el Espanyol procedente del Milan, estuvo a punto de convertirse en el héroe absoluto de la historia del fútbol rumano. En la prórroga, en el minuto 101, adelantó a su equipo y lo dejó a veinte minutos de las semifinales del Mundial.

Pero cuando todo parecía ganado, cuando incluso Suecia se había quedado con diez, una acción muy directa, muy típica del fútbol escandinavo, la remató Kenneth Anderson para forzar los penaltis.

Ravelli Jennings FocusEl portero sueco Thomas Ravelli, que aparece a la izquierda en esta imagen del reciente sorteo de la Euro 2016, evitó que Rumanía llegara a semifinales con sus intervenciones en la tanda de penaltis. (Foto: Focus Images Ltd).

El destino quiso ser irónico. El central del Valencia Miodrag Belodedici, que había ganado dos Copas de Europa con el Steaua de Bucarest y el Estrella Roja de Belgrado en finales que acabaron en tandas de penaltis… falló el lanzamiento definitivo. Y ahí acababa la aventura. Ese sigue siendo el techo de Rumanía en la historia de los Mundiales. Y lo seguirá siendo al menos cuatro años más, porque el país de Europa del Este no se ha clasificado para Brasil 2014.

Foto de portada: Dan Petrescu, miembro de aquella selección rumana de 1994 / Focus Images Ltd.
¡Ya puedes descargarte la aplicación de MarcadorInt para iPhone! ¡Tendrás acceso a un podcast diario exclusivo para la App y a múltiples contenidos Premium: podcasts individualizados de las competiciones más seguidas (Premier, Bundesliga, Serie A o Champions) y LiveTexts con el sello MI (Italia, Europa underground o Copa Libertadores)!

[app-store-download id=760410884]

Related posts

8 comments

El ultimo mundial en que Europa del Este (más allá de Croacia 98) tuvo equipos fuertes…Rumanía y Bulgaria tenían autenticos equipazos!

Para mi el mundial que mas me ha gustado. Esa selección brillo mucho junto con Bulgaria y Suecia de mis preferidas.

Si que buen Mundial. Salvo la final. Por otro lado nunca voy a olvidar este partido, ni los tiros libres de Suecia. Svensson arruinó a la Argentina de Bielsa, para mi LA candidata a quedarse con el torneo.

Hristo Stoichkov, Gica Hagi, Roberto Baggio, Romario, Bebeto, Chapuisat,Salenko, Roger Milla, Jurgen Klinsman, Batistuta, Maradona hasta que lo sancionaron, Dennis Bergkamp y mas que me dejo. Eso si eran mundiales y jugadores de verdad!

Deja un comentario

*