El campeón más veterano de Europa: el Gábor Király de las Islas Feroe

geza1

Con 42 años, el jugador más longevo en ganar una primera división en Europa es Turi Géza Tamás, o simplemente Géza como conocen a este portero húngaro en las Islas Feroe. Sinceramente no hemos comprobado esta afirmación, pero sólo por ver la ilusión que le hace al guardameta del Víkingur Gøta comentarla vale la pena darla por buena. Como campeón de su liga, Géza disputará una previa de Champions el próximo verano, con 43 años. Pero tal hazaña no es nueva para esta leyenda del fútbol feroés, Géza ya sabe lo que es jugar Champions y medirse a los mejores en un estadio como Old Trafford.

geza-2
Géza ha conseguido grandes éxitos con el Víkingur Gøta: Cinco veces campeón de Copa, tres Supercopas, una vez campeón de liga y el honor de haberse enfrentado al Besiktas en la tercera ronda previa de Europa League. Foto cedida por Turi Géza Tamás.

Vayamos por partes, el mito comenzó a forjarse con 9 años cuando al empezar a jugar a fútbol Géza ocupó la portería por el mismo motivo por el que inician muchos su andadura como guardametas: porque nadie más se quería poner los guantes. Después de algún intento frustrado por jugar en otras demarcaciones, consiguió su primer contrato profesional con el Csepel SC. Posteriormente recaló en las filas del Zalaegerszegi Torna Egylet, en el ZTE consiguió coronarse como campeón de Hungría en 2001, el último título de liga hasta el pasado 2016.

geza-4
La plantilla del Videoton 2003-04 de la que formó parte el actual portero del Víkingur Gøta. Foto cedida por Turi Géza Tamás.

La temporada siguiente tocaba Previa de Champions, las posibilidades de Géza de jugar contra el Manchester United eran mínimas: primero porque era el portero suplente y segundo porque antes había que eliminar al Dinamo Zagreb. Pero el fútbol muchas veces regala momentos mágicos y el ZTE consiguió doblegar a los croatas con un gol en el minuto 90 de Koplarovic. En la ida en Hungría tampoco participó Géza en la sonada victoria 1-0 frente a los Red Devils, pero en la vuelta pudo vivir uno de los mejores momentos de su carrera: Jugué 28 minutos. Recuerdo cada uno de ellos que pasé en el campo. Nuestro primer portero Ilic cometió un gran error por lo que recibió tarjeta roja. Sucedió en el medio de la segunda mitad, primero pensé que no teníamos más cambios pero quedaba uno por hacer, así que entré. Esa fue mi mayor experiencia futbolística: el estadio lleno, jugar contra uno de los clubes más grandes del mundo… Por supuesto recuerdo el penalti que me tiró Van Nistelrooy. Tuve mucho trabajo en esa media hora, éramos un hombre menos y nos enfrentábamos a uno de los mejores equipos de esa época. Recuerdo a Giggs, a Carroll en la otra portería, Keane, Neville y por supuesto me acuerdo de Sir Alex”. Después de esta fantástica experiencia fue momento para recalar en otro grande de Hungría, el Videoton. Pero tras jugar sólo 12 partidos puso rumbo al Tatabanya FC de segunda división y lo consiguió ascender. “Tenía 32 años y me dijeron que querían buscar a un portero más joven, así que tuve que buscarme la vida”.

Polonia, Chipre… Surgieron distintas oportunidades, pero ninguna ofrecía las suficientes garantías. Hasta que llegó una oferta para jugar en un lugar totalmente desconocido y lejano pero que le permitiría jugar una previa de Europa League. La primera vez cuando llegué hacía un tiempo horroroso: tormenta de nieve y muchísimo viento; de hecho, quien tenía que venir a recogerme al aeropuerto –Brandur Jacobsen, ahora presidente del Víkingur- llegó tarde debido al mal clima. Así que me senté allí, y a esperar…”

Pese a las inclemencias meteorológicas y a tratarse de un fútbol semiprofesional, el húngaro conectó con aquella gente que empezó a ver en aquel extranjero una referencia de la que aprender. Primero fue en el GÍ Gøta, pero un año después de su llegada el club se fusionó con el vecino LÍF Lervik para contar con mejores infraestructuras y más dinero. Aunque incluso en un lugar tan recóndito y apacible como las Feroe un movimiento de este tipo abrió heridas que 10 años después aún no han cicatrizado: Todavía algunos seguidores de la antigua escuela no vienen a los partidos porque no les gusta el nuevo equipo del Víkingur”.

geza-5
El Víkingur Gøta disputará la previa de Champions League ya que ganó su liga el año pasado. Foto: Propiedad Turi Géza Tamás.

Un húngaro en las Feroe, aunque parezca mentira la mezcla cuajó de forma fantástica y ya hace más de una década desde aquella primera borrasca: Empecé trabajando cuatro horas en una carpintería de aluminio y ahora soy entrenador del fútbol base a tiempo completo. Es difícil mantener la forma con 42 años y dedicando el tiempo a los chavales, que es mi prioridad, pero si me necesitan aún sigo dando guerra”.

El ejemplo islandés

Después de tanto tiempo, Géza es ya un feroés más y ha podido comprobar de primera mano la evolución del fútbol de las islas. La fórmula la tiene clara: Se trabaja muy duro para tener muchos y buenos entrenadores, hay que empezar todo desde abajo. Aquí en las Feroe todo el mundo juega o ha jugado a fútbol. Se trata de copiar la estrategia de fútbol de Islandia, de pocos jugadores hacer lo mejor”. En una pequeña porción, con toda la experiencia que ha aportado desde el extranjero, él también es responsable de la mejora que está experimentando el fútbol feroés.

geza-3
Géza es ya un feroés más y ejerce como maestro de muchos jóvenes que aprenden a jugar; por ahora no tiene previsto volver a Hungría. Foto: Turi Géza Tamás.

Húngaro, portero y tremendamente carismático, la comparación con el mítico Gábor Király es casi inevitable aunque Géza bromea: Soy incluso un poco más viejo que él. De momento, todo indica que vamos a ver al portero del Vikíngur Gøta en la próxima Champions League 2017/2018. Mientras no llega la gesta, Turi Géza Tamás presume de su mayor orgullo, que es haber criado junto a su mujer Susan, quien le acompañó desde Hungría en los duros inicios, a Géza Junior y a Fanni como dos feroeses más.

Foto Portada: Propiedad de Turi Géza Tamás.

Related posts

2 comments

Géza fue futbolista anónimo el año pasado, o hubo una carta relacionada con él, no recuerdo bien, pero la historia ya la conocía.

Por cierto, salvo que alguien me corrija, el campeón más longevo es Kristján Finnbogason -aunque su participación haya sido escasa y su historia no mole tanto-.

gran articulo,que bonito es conocer mundo y personas con la excusa del futbol.Otro jugador que merece un reportaje es un polaco del B36 torshavn,que lleva un mogollon de años jugando en las feroe,y creo que lei una vez que disputo un partido de primera ronda de champion contra un hermano suyo que jugaba en irlanda del norte…..M.I. puro

Deja un comentario

*