Cada vez hay menos rastro del Olimpija en Liubliana

captura-de-pantalla-2017-06-12-a-las-3-30-06

Como muchos sabréis, he pasado el último año viviendo en Liubliana. Mi intención desde que llegué fue, como en todos los países que visito, sumergirme de pleno en la cultura futbolera del país. Aprovechar la oportunidad para conocer en profundidad el fútbol de Eslovenia y comprender cómo lo vive la gente allí. Lo que me he encontrado, y creo que tras casi 10 meses puedo dar una opinión bastante formada, es un fútbol esloveno que vive completamente ausente en la sociedad del país. Está fuera de las conversaciones, fuera de los bares, fuera de los periódicos y, desgraciadamente, también fuera de los estadios.

Ojo, el fútbol les encanta. Los niños lo juegan en los parques y bien. Cualquier joven con el que te encuentres tiene clara su elección entre Real Madrid y Barça, entre Cristiano Ronaldo y Leo Messi. La televisión pública del país emite Liga, Champions y Copa del Rey. Te recitan sin problemas la alineación de cualquiera de los dos y cuando juegan se reúnen en los pubs de la ciudad ataviados con sus uniformes para celebrar sus goles. Puedes encontrarte merchandising de Barça y Madrid en cualquier tienda random de la ciudad en mochilas, cuadernos o llaveros. Pero cuando les preguntas por su propia liga, se encogen de hombres y raro es el que te sabe nombrar 3 jugadores del Olimpija de Ljubljana. Me sorprendió mucho ver a un futbolista del primer equipo, al que había estado viendo el día anterior en el estadio, tomando algo a mi lado en una céntrica plaza abarrotada de gente y que nadie le reconozca durante horas. El Olimpija — Maribor, el derbi eterno, el que concentra la rivalidad histórica por excelencia entre las dos principales ciudades de Eslovenia y al que asistí las 3 veces que se disputó en la capital, presenta una gélida entrada que dudo que difícilmente llegue a las 3.000 personas. Si visitas la única tienda oficial del Olimpija y de la selección eslovena, situada en el corazón de Liubliana, te encuentras un paradigmático cartel en el escaparate de la marca de calzoncillos de Cristiano Ronaldo más grande que el de cualquier futbolista local. Eslovenia es el ejemplo viviente de las consecuencias que suponen la barça-madridización del fútbol también a nivel internacional. Un fenómeno, por lo que he podido ver cuando he viajado a los países colindantes, extendido y que, con los proyectos de Superligas Europeas sobrevolando por el horizonte, amenaza con agudizarse. Me parece muy peligroso.

Foto de portada: Guillermo Valverde/Todos los derechos reservados.

Related posts

10 comments

Muy interesante. Áxel Torres, entrevistado recientemente por Ecos del Balón, decía algo parecido. Según él, los equipos de Europa central y del este llevan camino de convertirse en meras filiales de Madrid y Barcelona, lo que acabaría por romper el sentido comunitario de cada club. No sé si te refieres a eso mismo cuando dices, al final del artículo, que esta tendencia te parece muy peligrosa. En cualquier caso, me gustaría mucho leer algún texto en el que desarrollaras ese punto: ¿por qué, exactamente, es peligrosa esta deriva del fútbol?

Hasta donde yo se, cuando Eslovenia se independiza solo el Olimpija estaba en la Primera División yugoslava. Y alguna vez, el Maribor. Ya era un mercado pequeño a nivel nacional, imagina lo que pasa cuando les obligan a tener su propia liga para que les puedan reconocer: que se iguala a la baja porque muchos proceden de hasta dos divisiones por debajo. Si a esto sumas que desde Bosman cualquier club europeo se puede llevar jóvenes talentos a la mínima que despuntan, y a la mínima ya es “a la academia del Inter con 18 años” (es lo que le pasó a Krhin, por ejemplo), ¿quién va a querer ver la liga eslovena? Se pierde cualquier vínculo.

Es algo que la UEFA debería revisar para evitar desequilibrios, cosa complicada porque muchas veces no depende de ellos, ya quedó demostrado con el caso Bosman. Desde luego, una Superliga europea lo agravaría.

Pues no soy esloveno pero al menos dos partidos de la liga local he visto en streaming, y varias eliminatorias a europa league de estos. Entiendo que algunos prefieran ver un madri-barsa pero para mi el fútbol pierde con esto, quizá es a eso lo que se refiere, los clubes locales son cada vez menos apoyados incluso por sus propios ciudadanos y ello para mi, dificulta una verdadera competencia a nivel internacional, es triste.

Gran articulo Guillermo y cumples el sueño de muchos de vivir en un país y conocer a fondo y en primera persona de la cultura del fútbol de este, gracias por compartirla con nosotros.

La única solución sería coger el Delorean y volver a antes del 15 de diciembre de 1995, el día que murió el fútbol. El día que el sueño húmedo de Berlusconi de que los clubes superaran en interés a las selecciones nacionales convirtiéndolos en selecciones mundiales. Y desde entonces hasta hoy hemos asistido con estupor a finales de Copa de Europa ganadas por equipos italianos (Inter) sin un sólo italiano en el campo, o españoles (Real Madrid) e ingleses (Chelsea, ManU) con apenas 2-3 nacionales, aguantando además el victimismo de los transatlánticos, que a la vez que presumen de tener millones de seguidores por todo el mundo, recriminan a sus paisanos que cuenten con más apoyo en el extranjero que desde su propio país. Véase que en la última final de Champions, según las encuestas, la mayoría en España no quería que ganase el Madrid y lo mismo en Italia con la Juve. Pues por algo será.

A mí me parece repugnante que se defienda que un equipo debe estar formado por jugadores del país en cuestión. Es pura xenofobia y clasismo. Yo en mi equipo quiero que jueguen los mejores que el presupuesto y la gestión de una plantilla puedan mantener, independiente de si han nacido en Madrid o Ljubiliana. Lo que defiendes es racismo puro y odio al extranjero.

Y a propósito de la encuesta de que “la mayoría de España no quería que ganase el Madrid” aparte de un absoluto disparate y falso según mediciones más precisas como el CIS me gustaría conocer la fuente.

Totalmente en desacuerdo, no le veo el racismo o xenofobia a querer que los clubes vuelvan a ser representativos del país de donde son, extraño aquellos tiempos donde el partizan contaba con lo mejor de serbia, el cska sofia con jugadores de la selección de bulgaria, el rapid viena siendo candidato a pelear por europa, desde mi punto de vista esto hacia al fútbol mas competitivo, hoy el dinero lo puede todo no hay limites y grandes entidades históricas se pierden en divisiones amateurs refundados o simplemente desaparecen, hoy solo 5-6 ligas son capaces de pelear por europa y de las cuales 4 de estas con un solo representante importante o favorito. En contraparte tenemos la libertadores en donde los clubles en su mayoria cuentan con jugadores nacionales y existe una verdadera competencia aun con el dominio de argentina y brasil. Es mi humilde opinion sin buscar pelea ni mucho menos, pero lo de xenofobia y racismo vamos que esta bastante lejos de lo que aspiramos.

Yo soy de México, y soy aficionado al Guadalajara de México, un equipo conformado en su plantel de jugadores únicamente por futbolistas mexicanos desde su inicio, y no creo que eso sea malo, Chivas, como se le conoce al equipo también, fue fundado por un belga, un francés y dos mexicanos, y desde que se fundo establecieron como política del club el que únicamente lo integraran futbolistas nacionales, sin que eso sea xenófobo o racista, con el objetivo de confiar en el talento mexicano, Chivas hoy en día es el actual campeón del futbol mexicano, en una era donde manda la globalización, demostrar que se puede confiar también en el talento nacional para ser alcanzar objetivos es bueno, entendiendo que cualquier aportación que venga del extranjero, de gente capaz y profesional también es bien recibida, he ahí que el actual dt del equipo es un argentino, Matias Almeyda; en el caso de los equipos europeos, creo que a nivel local en sus países, el que una plantilla este conformada en su mayoría por jugadores de otras nacionalidades diferentes a la que pertenece el club, no permite un arraigo entre más aficionados fuera de sus ciudades donde juegan, por ejemplo creo que el Real Madrid, cuando ganaba las ligas españolas siempre en los 80’s tenía más arraigo entre más españoles por el hecho de que el 70% de su plantilla eran españoles, jugando solamente 3 extranjeros, el milan de Sachhi en los 80’s-90’s igual entre los italianos, por citar algunos ejemplos. Tal vez para los aficionados de algunos de estos equipos que somos de otros países, nos va a interesar más que los mejores jugadores del mundo formen parte de las plantillas de los equipos a los que le vamos, yo en lo personal soy aficionado del Real Madrid desde la década de los 80’s, obvio por que conocí al equipo gracia a Hugo Sánchez, y me agrada que en esta temporada el club haya confiado en más jugadores españoles para conformar su plantilla, tal vez esto sea porque crecí viendo a un Real Madrid conformado en su mayoría por jugadores de su país, sin que esto sea por xenofobia o racismo, es más por no querer que la globalización lo consuma todo.

Como aficionado yo soy 1o del Guadalajara y luego del Real Madrid

Saludos

Para mi el límite que tiene que poner la Uefa es la imposibilidad de fichar menores de edad, en principio de otros países (como está haciendo) y sí es posible evitar el mercadeo a nivel nacional de menores de edad en el fútbol. Para mi esto está rozando el límite de la legalidad ya hace tiempo…

Por cierto, los que habláis acusando de xenofobia etc, sois igual de hipócritas que los ingleses? que para la Premier habrá unas reglas especiales para los trabajadores extranjeros pero que esas mismas leyes no valen para la gente de a pie?

Yo vivo en Eslovaquia y si , también aquí
He visto estadios vacíos y también Me consta que todos Conocen más del real-barca que de
Los propios equipos locales , pero no es culpa de los equipos españoles o de otras ligas .. tiene que ver con la comercialización y mercadotecnia del fútbol en el país …esto sin olvidar que el hockey es aún más popular …yo creo que es algo local ..y de mercadotecnia

Misma situacion ocurre en Estonia, donde yo vivo. Para empezar es dificil encontrar gente que le guste el futbol, y si encuentras gente que sean aficionados al futbol entonces seran seguramente los tipicos que solo ven la final de la Champions, el Clasico y poco más.

Luego les hablo de que yo suelo ir a ver a los equipos de la ciudad y se quedan sorprendidos, casi ni se saben los nombres de los equipos de la liga estonia. Pienso que siendo extranjero soy mucho más aficionado y he ido a muchos más partidos de la liga estonia que la mayoria de locales que se denominan aficionados al futbol

Deja un comentario

*