Volver a empezar

George Green of Tranmere Rovers during the Sky Bet League 2 match at Prenton Park, Birkenhead
Picture by Ian Wadkins/Focus Images Ltd +44 7877 568959
28/03/2015

Era una entrevista que se estaba esperando desde hace tiempo. Pocos que se hubiesen sorprendido por su desaparición del panorama futbolístico en los últimos meses podían contar qué había ocurrido con George Green. Sólo él podía dar las explicaciones precisas que zanjasen todos los rumores sobre su inestabilidad, sobre su proyección y sobre su futuro. Y el pasado jueves se publicó en The Guardian.

George Green: “No tuvo nada que ver con el alcohol o las drogas, pero sufrí mucho cuando todo empezó a ir mal en el campo. Pensé en quitarme la vida unas cuantas veces. Las expectativas eran altas: que llegase al primer equipo con 16 años y que después me convocase Inglaterra, pero cuando tienes un mal partido la gente empieza a preguntarse que por qué no progresas. Sólo lo intentaba hacer lo mejor que podía. Sabían que tenía la habilidad, pero querían ver que yo era capaz de ser más profesional… y no lo demostré. Fui a ver a un psicólogo pero no me ayudó demasiado. Me recomendó unas pastillas que no usé porque no quería que se me conociese como alguien que necesitaba eso para sentirse bien. Me alejé de amigos y de familia porque no me daba cuenta de que estaban ahí para ayudarme“.

El Everton fichó a George Green con sólo 15 años y, de entrada, le pagó 45.000 libras para evitar que se fuese a otros equipos interesados en él. “Fue todo muy rápido porque el Bradford necesitaba dinero y yo era una manera fácil de que ingresaran algo. Yo habría esperado otro año hasta finalizar el colegio y luego irme, pero prácticamente no tuve opción”. Durante su contrato en el Everton, Green estuvo cobrando alrededor de 4.000 libras mensuales. Con su fichaje, todavía con David Moyes en el banquillo, se esperaba asegurar a un futbolista para el futuro que debutase pronto al primer nivel. “Era un niño y ya cobré una cantidad importante por el fichaje. Ganaba miles de libras. Me tomé muchas libertades en ese momento. No iba a entrenar porque pensaba que era mejor que los demás. Era un idiota. Era un absoluto idiota, si soy sincero. No iba porque no estaba disfrutando y pensaba que podía hacer lo que quisiera. Cuando iba, mi entrenamiento era una mierda. No se puede jugar a ese nivel”.

A Green lo cedieron al Tranmere Rovers durante el mes de marzo de 2015. Y su debut en un primer equipo de Inglaterra fue precisamente lo que se esperaba de él en términos de calidad, talento y potencial. Cogió el balón en la banda derecha, evitó a dos rivales y chutó con la zurda, su pierna buena, empatando en el último minuto.

Pero el Everton prescindió de él este verano. Ya no había esperanzas en George Green, o al menos no las mismas que cuando llegó. Firmó con el Oldham, de tercera división, pero apenas participó unos minutos en varios meses y rescindió en noviembre. Sin trabajo, y con su novia esperando un bebé, fue entonces cuando apareció en su vida Richard Tracey, entrenador del Ossett Albion, de la octava división inglesa, y al mismo tiempo ojeador del Sheffield United. “Le dieron mucho demasiado pronto. Si estás ganando cinco o seis veces más que la media a la edad de 16 es muy fácil que todo salga mal. Los chicos tienen bastante dinero y lo utilizan para malos hábitos. Hay muchas expectativas en ellos y luego es difícil que se adapten. Es responsabilidad de los clubes que estén seguros de cuidarlos, sobre todo cuando abandonan el colegio tan pronto”, explica Tracey, que además fue su profesor de Educación Física en el colegio. “Siempre ha sido súper talentoso. Lo describí en el colegio como lo más parecido a Paul Gascoigne. Pero el potencial es peligroso a esas edades: este año tuvimos a dos ojeadores del Manchester City viendo a nuestros niños de seis años. Todos los equipos pelean desde muy pronto por los mismos chavales”.

Green firmó con el humilde Ossett Albion porque el Oldham le puso unos condicionantes antes de rescindir su contrato, para que su ausencia pasase desapercibida y que no saliesen mal parados al tomar esa decisión: tenía prohibido fichar por un equipo superior a Conference (quinta) antes del 1 de enero.

George Green: “No había un plan establecido para mí. Asumí deudas que ahora no puedo pagar. Cobro 75 libras a la semana en el Ossett y me tienen que durar toda una semana, así que no me puedo permitir un coche”.

Metido en el fútbol no profesional, a George Green le toca pelear para recuperar el status que tenía años atrás. En las últimas semanas, el Salford City de Peter Lim se ha interesado por sus servicios, pero hasta enero no puede cambiar de equipo. “Aquí se puede ser buen futbolista pero los campos son una mierda y no estás jugando con compañeros del nivel al que estás acostumbrado. Ahora soy el objetivo de los rivales. Quiero volver al mejor nivel, pero necesito un tiempo para mí mismo”.

En menos de dos semanas cumplirá sólo 20 años.

Tiene tiempo.

Fuente principal: The Guardian

FICHA DEL JUGADOR
Nombre: George Green.
Edad: 19 años.
Equipo: Ossett Albion.
Posición: Centrocampista.

Cada lunes, un protagonista del fútbol en Inglaterra.

– 14 de diciembre: Tony Watt.
– 7 de diciembre: James Wilson.
– 30 de noviembre: Bobby Zamora.
– 23 de noviembre: Dani Pinillos.
– 16 de noviembre: Brandon Barker.
– 9 de noviembre: Freddie Woodman.
– 2 de noviembre: Marco Djuricin.
– 26 de octubre: George Evans.
– 19 de octubre: Sean Morrison.
– 12 de octubre: Leon Clarke.
– 5 de octubre: Sergio Aguza y Cristian Benavente.
– 28 de septiembre: Blair Turgott.
– 21 de septiembre: Sergi Canós.
– 14 de septiembre: Marvin Sordell.
– 7 de septiembre: Jordy Hiwula.
– 31 de agosto: Bakary Sako.
– 24 de agosto: Duncan Watmore.

Los futbolistas del lunes de la temporada 2014-2015

Los futbolistas del lunes de la temporada 2013-2014

Foto de portada: Focus Images Ltd

Related posts

3 comments

¿El que mete el gol del Wimbledon es el delantero “gordito” que anotó contra un equipo Premier en FA Cup o Carling Cup la pasada temporada?

Si es así, fijo que tiene artículo por aquí, pero no lo recuerdo ahora mismo. Gracias de antemano por la posible resolución de mi duda.

Un saludo

Deja un comentario

*