La joya más preciada de Malta

Comino Edu Ferrer

Con Inglaterra ya coronada como campeona del Europeo Sub-17 y con todo lo que tiene que ver con el torneo ya explicado y analizado, nos quedaba todavía por cumplir una de las misiones más importantes de este viaje.

Documentándonos sobre el archipiélago días antes de subir al avión en Barcelona, leíamos incrédulos que en la minúscula isla de Comino – un peñón de apenas un kilómetro de longitud, situado entre Malta y Gozo – no sólo había las playas más hermosas del país, sino que vivían de forma permanente, por lo menos, cuatro habitantes. ¿Realmente iban a estar ahí cuando fuéramos? ¿Cómo eran capaces de vivir en un lugar tan minúsculo y aislado? Y lo más importante: ¿Habrían visto o incluso sabrían que el Europeo Sub-17 se jugaba durante esos días en su país?

Playa de Comino Edu FerrerUna de las playas de Comino (Foto: © Edu Ferrer Alcover).

En primer lugar, debemos dejar claro que no debería existir la opción de viajar a Malta sin visitar Comino y que esta pequeña joya del Mediterráneo debería ocupar un lugar preferente en todas aquellas listas de lugares que hay que visitar por lo menos una vez en la vida. Porque Comino parece simplemente otro planeta. Y no se trata sólo de sus magníficas cuevas o de las aguas cristalinas de la famosa Blue Lagoon. Esta isla nos separa del resto del universo, calma todos nuestros sentidos y nos llena de humildad y de sencillez.

El ferry desembarca puntual a las 12h de la mañana. Aunque estamos en mayo, el calor nos avanza al mes de agosto y reprimimos con dificultad las tremendas ganas que nos entran de chapotear en el espectacular turquesa que baña toda la bahía de la Laguna Azul. Tenemos cuatro horas por delante, así que lo primero es lo primero.

¿Quieres visitar Malta? ¡Un destino turístico completísimo!

Durante el trayecto, el speaker del ferry ha explicado hasta en cuatro idiomas diferentes que en Comino hay una comisaría de policía con un oficial que vigila la isla las 24 horas. Es, por tanto, el lugar perfecto para iniciar nuestra búsqueda. Al llegar, sentenciamos que se trata, sin duda, de la mejor comisaría de policía del mundo: una casa de piedra tostada situada al pie de una cala de arena blanca prácticamente desierta, con embarcadero y lancha propios y una moto ideal para los caminos de tierra.

Interrumpimos, sin querer, la comida del agente Mark Camillieri, que nos atiende con una amabilidad envidiable. Después de ver el entorno en el que nos encontramos, la primera pregunta nos sale del alma: “¿Tiene usted mucho trabajo?”. “Sí, la verdad es que sí – responde Mark –, especialmente en verano. Los agentes que trabajamos aquí vivimos en Gozo y nos relevamos en turnos de 12 horas seguidas de día o de noche. Como te digo, en verano entre semana visitan Comino unas 3.000 personas al día y los fines de semana unas 5.000, así que la actividad es bastante frenética”.

Agente Mark Camillieri Comino Edu FerrerEl agente Mark Camillieri (Foto: © Edu Ferrer Alcover).

Aprovechamos la bondad del oficial para saber algo más sobre los teóricos habitantes de la isla y su relación con el mundo exterior. “Sí, aquí viven cuatro personas de forma permanente y que han pasado toda su vida en la isla. El más joven tiene 62 años y la más anciana 83. Creo que sí que deben estar al corriente del Europeo, pero me imagino que no les interesa mucho”, explica Mark.

Volvemos a resistir la tentación de hundirnos, esta vez en la bahía de Santa María, para seguir el camino que nos lleva hasta el Isolation Hospital, en el que según nos ha confirmado Mark viven los cuatro habitantes de Comino. El edificio fue construido por el ejército británico a finales del siglo XIX como estación de cuarentena para las tropas que regresaban a Malta de misiones en lugares en los que había importantes plagas. Hoy parece una enorme y apacible casa de campo, perfectamente integrada en el paisaje de la isla.

Isolation Hospital Comino Edu FerrerEl Isolation Hospital de Comino (Foto: © Edu Ferrer Alcover).

Desde el exterior, se ven un par de coches todoterreno antiguos, una barca pesquera en reparación y se oyen los cacareos de las gallinas y las voces cansadas de una pareja que discute. Asomamos la cabeza y de repente aparece Linda, quien a pesar de nuestra invasión, accede a hablar con nosotros: “Sí, vivo aquí todo el año, en esta casa con mi marido. Aunque de vez en cuando también vamos a Gozo. Trabajamos en el campo los dos y tenemos una vida normal, tranquila. ¿El campeonato de Europa de fútbol? ¡Ah, sí, sí! Hemos oído hablar de él pero no lo he seguido, y mi marido no, tampoco”.

Linda Habitante Comino Edu FerrerLinda y su marido, dos de los cuatro habitantes de Comino (Foto: © Edu Ferrer Alcover).

Intentamos charlar también con el marido de Linda, pero es la primera persona que conocemos en Malta que no habla inglés, así que la comunicación resulta imposible. No vemos por ningún lado a los otros dos habitantes de Comino, así que sin querer abusar demasiado de la amabilidad de sus vecinos, optamos por dar media vuelta y reencontrarnos con nuestro mundo real. No sin antes disfrutar de un par de chapuzones en el paraíso pensando en la maravillosa simplicidad con la que todavía se puede vivir en pleno siglo XXI.

Related posts

5 comments

Me/Nos gustaría que hablasen con alguien que conozca a Angel Correa y de su opinión sobre lo que puede dar o no dar en el Atleti. Puede llegar a ser un jugador TOP que marque diferencias o simplemente un buen jugador.

Tengamos en cuenta que llega al campeón de Liga no a ese Atleti de 5º y 6º puestos.

Yo tuve la oportunidad de visitar comino hace 3 años y quede realmente alucinado, un paraiso de los que solo se ven el la tele. Muy buen articulo, segui así cracks 🙂

Deja un comentario

*