La pizarra supera a la ansiedad

Arena_Fonte_Nova_

Y al tercer partido resucitó. Ayer, en Salvador de Bahía, la selección olímpica de Brasil se desquitó de los dos empates a cero anteriores y jugó su mejor partido. Mas allá del 4-0 final ante Dinamarca, la clave está en saber los motivos de un cambio tan radical en la selección que dirige Rogério Micale.

Venía jugando la Canarinha con un 4-3-3 en el que los centrocampistas se atascaban con los puntas, cerrándose ellos mismos los espacios con pocos movimientos arriba, muchas conducciones y un juego tan previsible que no generaba ningún escenario de ventaja para que los cracks aprovecharan su talento en uno contra uno o con algo de espacio por delante. Así que, después de dos partidos casi idénticos, el técnico de la selección brasileña decidió cambiar la baraja y acertó de pleno.

Hombres y posiciones

Para combatir el sistema estático de los dos primeros partidos, Micale sorprendió con un sistema de cuatro delanteros, dando entrada a Luan. Además, otro jugador de Grêmio, Walace, entró en un once del que cayeron Thiago Maia y Felipe Anderson. La idea planteada era jugar con 4 arriba, a veces en 4-2-3-1, a veces en 4-2-4 y otras en 4-4-2. Es decir, movimiento continuo de la gente de arriba, con futbolistas con la capacidad de tener y de mover el balón, sin ninguna referencia arriba y provocándole a los desbordados daneses la necesidad de seguir por todo el campo a los 4, dejando huecos para desmarques de ruptura. Luan aportó ese movimiento partiendo desde la media punta y Walace ofreció más consistencia en tareas defensivas para dejar más aire y espacios a Renato Augusto. El resultado fue una diferencia abrumadora y un paso adelante en lo táctico que le confiere a Brasil esa alegría y ese alivio necesitados ante la presión asfixiante de la afición.

La suerte para el equipo de Niels Frederiksen es que el empate en el otro partido entre Irak y Sudáfrica (1-1) le clasificó para cuartos de final. Brasil, que acabó primera de grupo, jugará ante Colombia. Nigeria ha dejado buenas sensaciones y se medirá a una Dinamarca que llegará tocada después del partido contra Brasil.

Brasil 4-2-4
Disposición táctica de la zona del centro del campo y la delantera en Brasil / Share My Tactics.

¿Qué nos deja la competición?

Más allá de los partidos de Brasil, lo más sorprendente ha sido la eliminación de Argentina, que empató ayer ante Honduras (1-1) y está fuera de la lucha por las medallas. Una importante decepción para un combinado que contaba con jugadores de la talla de Lo Celso, Correa, Calleri o Rulli. Abrirán los cuartos de final Portugal y Alemania, mientras que la República de Corea jugará ante la sorprendente Honduras.

Foto de portada: David Campbell / Faquini Produção Fotográfica.

Related posts

1 comments

Un apunte, Thiago Maia se cayo del 11 por estar sancionado. Pero coincido que Wallace rindió mejor que Maia en la posición de medio centro. Maia en Santos juega de interior box-to-box, nunca me había convencido la apuesta por ponerle de medio centro, ya que es bastante caótico tácticamente y le gusta el ida y vuelta.

Deja un comentario

*