Su segunda oportunidad

Michael Woods of Hartlepool United during the Sky Bet League 2 match at Victoria Park, Hartlepool
Picture by Simon Moore/Focus Images Ltd 07807 671782
01/11/2014

Su fichaje por el Chelsea terminó en los tribunales. Fue el momento en el que los clubes potentes de Inglaterra comenzaron a escarbar en las canteras ajenas, buscando siempre a los mejores y ofreciéndoles unas condiciones irrechazables. El equipo londinense tuvo que pagar 5 millones de libras por Michael Woods y Tom Taiwo, ambos de 16 años, que dejaron el Leeds en edad juvenil. La situación del Leeds lo puso fácil: “Nos decían que iban a eliminar la academia, que no continuaríamos con nuestro aprendizaje y que les iba a costar pagar nuestros salarios. La gente no sabía lo que pasaba. No tuve otra elección“, explicó Woods, que pasó a buscar minutos y progresión en un centro del campo donde jugaban Lampard, Essien o Makelele. “Teníamos un gran equipo que habíamos crecido juntos: Danny Rose, Fabian Delph, Tom Taiwo y Jonny Howson. Muchos clubes de la Premier League se interesaron por nosotros debido a la situación que pasaba el Leeds. Cuando tienes esa edad y escuchas que Mourinho está interesado en ti… En cada trabajo, todos quieren ser lo mejor posible. Y yo me dije: ¿y si dentro de diez años pienso que por qué no fui?”, decía Woods. Años después, Tom Taiwo reconocería que se arrepintió de firmar por el Chelsea, en parte presionado por sus propios padres. Nunca debutó con los blues y hoy juega en el Falkirk, de la segunda división de Escocia.

Michael Woods: “Con 15, 16 o 17 años estás jugando contra chicos a los que miras y piensas: éste es bueno, éste va a llegar muy alto, éste de aquí lo tiene todo. Luego cumples los 19 o los 20 años y los entrenadores de la Premier League pueden comprar a Eden Hazard, que ya ha jugado más de 100 partidos en la liga de Francia, por 30 millones de libras”.

A su compañero y amigo Michael Woods le fue mejor, al menos al principio, pues consiguió jugar minutos con el primer equipo en la tercera ronda de la FA Cup en el año 2007, todavía con 16 años. Sin embargo, poco después, sin haber jugado ni un minuto en la Premier League, se lesionó de gravedad en su rodilla. Cuando cayó al suelo, supo que no era normal: “Al salir de la operación mi primera pregunta fue si iba a poder jugar otra vez. El cirujano me dijo que había quedado contento con la operación y que creía que volvería a tener una oportunidad”. De no haber sido por los servicios médicos del Chelsea y por su rehabilitación, quizás Woods nunca habría vuelto a un campo de fútbol a un nivel competitivo. Pero sí lo consiguió.

En 2011, Woods dejó de pertenecer al Chelsea.

Michael Woods pasó cinco años en el Chelsea (Foto: Focus Images Ltd)
Michael Woods pasó cinco años en el Chelsea (Foto: Focus Images Ltd)

Woods pasó de la élite a jugar en equipos de tercera donde su contrato se basaba en la cantidad de partidos que era capaz de aguantar, pues su estado físico tras la lesión no era el óptimo. Tiempo después llegó aún más abajo, al fútbol no profesional, y firmó por una temporada en el Harrogate, la sexta categoría: “Ha sido una curva de aprendizaje porque con 22 años ya creía que me había pasado de todo. Tengo la firme creencia de que no importa a qué nivel juegues, pues si lo haces semana tras semana encontrarás tu nivel. En el campo no cambia nada, puedes tener todas las facilidades del mundo, pero luego son once contra once, sales ahí e intentas ganar”. De esas divisiones han salido multitud de futbolistas en los últimos años, pero cuando Woods estaba en el Harrogate surgió la explosión de Chris Smalling, que pasó de ser un desconocido a llegar al Manchester United en muy poco tiempo: “Mira a los Chris Smallings del mundo, asusta pensar que hace dos años estaban en séptima división. En esta liga también hay buenos jugadores”, decía en el Wheterby News, cerca de Leeds, de donde salió, en una previa de un partido contra el Histon. Ése era el nivel.

Sus actuaciones con el Harrogate llamaron la atención del Hartlepool, de cuarta división, y Michael Woods superó un periodo de pruebas para quedarse de forma fija.

Michael Woods: “Es mi segunda oportunidad. Ha habido momentos muy duros estos años. Pero todavía soy joven y tengo mucho que dar”.

Aunque el equipo lucha por no descender (21º de 24º), este fin de semana ocurrió algo excepcional. El Hartlepool recibió al Derby County en la tercera ronda de la FA Cup y Michael Woods, nueve años después de estrenarse con el Chelsea, se enfrentó al entrenador que le dirigía en el filial de los blues, Paul Clement, que ahora intenta llegar a la Premier League, nivel del que Woods se cayó y donde nunca debutó.

Resumen en vídeo del Hartlepool 1-2 Derby County

Michael Woods crosses for Lewis Hawkins of Hartlepool to score the first goal during the FA Cup match at Victoria Park, Hartlepool Picture by Matt Wilkinson/Focus Images Ltd 07814 960751 09/01/2016
Protagonista de la jugada del gol del Hartlepool (Foto: Focus Images Ltd)
Foto de portada: Focus Images Ltd

FICHA DEL JUGADOR
Nombre: Michael Woods.
Edad: 25 años.
Equipo: Hartlepool.
Posición: Mediocentro.

Cada lunes, un protagonista del fútbol en Inglaterra.

– 4 de enero: Sam Byram.
– 21 de diciembre: George Green.
– 14 de diciembre: Tony Watt.
– 7 de diciembre: James Wilson.
– 30 de noviembre: Bobby Zamora.
– 23 de noviembre: Dani Pinillos.
– 16 de noviembre: Brandon Barker.
– 9 de noviembre: Freddie Woodman.
– 2 de noviembre: Marco Djuricin.
– 26 de octubre: George Evans.
– 19 de octubre: Sean Morrison.
– 12 de octubre: Leon Clarke.
– 5 de octubre: Sergio Aguza y Cristian Benavente.
– 28 de septiembre: Blair Turgott.
– 21 de septiembre: Sergi Canós.
– 14 de septiembre: Marvin Sordell.
– 7 de septiembre: Jordy Hiwula.
– 31 de agosto: Bakary Sako.
– 24 de agosto: Duncan Watmore.

Los futbolistas del lunes de la temporada 2014-2015

Los futbolistas del lunes de la temporada 2013-2014

Foto de portada: Focus Images Ltd

Related posts

1 comments

Your comment…gracias por este estupendo reportaje, historias como estas me hacen querer más el futbol y sin duda servira de inspiración a varios smallings que andan por ahí…

Deja un comentario

*