Campo de pruebas

El primer partido oficial de la temporada del fútbol francés dejó una victoria clara y contundente del PSG, campeón de las tres competiciones domésticas, frente al Olympique de Lyon, segundo clasificado en liga y gran sorpresa de la pasada temporada. Sin embargo, la Supercopa disputada en Montreal -viene siendo habitual que no se dispute en Francia en los últimos tiempos- quedó resuelta a los 20 minutos después de que Aurier y Cavani pusieran tierra de por media entre ambos contendientes. A partir de entonces, el PSG dominó el choque de cabo a rabo y no permitió que los de Fournier se reengancharan al duelo. De hecho, el acierto bajo palos de Anthony Lopes y la precipitación del PSG en la definición en la recta final del choque evitaron que la diferencia fuese más amplia (2-0). Por otro lado, la Supercopa francesa permite sacar varios detalles respecto a cómo llegan ambos conjuntos al arranque de esta temporada.

El cierre a una mala pretemporada del OL

La derrota del Olympique de Lyon ante el PSG es la quinta en seis duelos veraniegos del conjunto de Fournier. Sion, PSV, Arsenal y Villarreal ya derrotaron al subcampeón francés, que se quedó sin marcar en todos estos duelos y solo ha ganado al Milan. A nivel de resultados y confianza, no parece la mejor forma de preparar el regreso a la Champions. Tampoco por lo visto ante el Arsenal, que arrolló a los lioneses, ni ante el PSG en un partido en el que apenas inquietó la portería rival y en la que le costó horrores conectar con Lacazette en punta de ataque. Beauvue y Benzia no desequilibraron por los flancos y a nivel defensivo el OL se mostró especialmente inseguro y falto de contundencia, en especial en el perfil izquierdo custodiado por Umtiti y Bedimo. Por otro lado, también es cieto que varias piezas que aspiran a ser titulares en este equipo se perdieron la Supercopa. Grenier, Fekir, N’Jie y Bisevac no pudieron participar en el primer encuentro oficial de la campaña. Por este motivo Fournier también optó por un sistema distinto (4-3-3) al visto la pasada temporada (4-3-1-2), por lo que faltará ver cuál es la opción elegida cuando pueda contar con todos sus efectivos.

Trapp es el portero titular de Blanc

El PSG pagó 9,5 millones de euros al Eintracht Frankfurt por hacerse con los servicios de Kevin Trapp, portero alemán internacional sub-21. A la sombra de Neuer y Ter Stegen en la lucha por la titularidad en la selección (de hecho, no ha ido convocado todavía), el guardameta teutón le ha ganado la pugna por la titularidad al italiano Sirigu. La meta era uno de los puntos débiles del conjunto parisino, pues no cuenta con una estrella de primer nivel, y ahora la ha reforzado con un portero de presente y potencial para progresar como Trapp, que en septiembre cumplirá 25 años, a la espera de qué suceda con Aréola, actualmente cedido en el Villarreal. Seguro por alto y notable en la reacción, la Supercopa no es la mejor muestra para evaluar el rendimiento de la nueva incorporación del PSG. Sin embargo, ya deja clara la apuesta del técnico francés.

Sirigu PSG Focus

Sirigu parte por detrás de Trapp esta temporada. Foto: Focus Images Ltd.

Misma estructura, ¿distinto mediocentro?

Como la pasada temporada, Laurent Blanc continúa apostando por el 4-3-3 que le llevó a dominar por completo el fútbol francés. Serge Aurier fue el lateral derecho titular e hizo muchísimo daño con sus incorporaciones (anotó el 1-0 y participó en la acción del 2-0), pero sobre todo lo más interesante fue la composición del centro del campo. Con Motta y Stambouli en el banquillo –y Cabaye traspasado al Crystal Palace-, Rabiot ejerció de mediocentro más posicional con la ayuda de Verratti en el perfil derecho, el futbolista más pendiente de bajar a recibir y tocar cerca del joven talento francés. Matuidi completó el tridente de la medular, con su mayor tendencia a pisar el área rival. Por otro lado, también fue destacada la enorme participación de Ibrahimovic en la generación del juego parisino. El delantero sueco bajó muchísimo, a menudo a la altura del círculo central junto a Rabiot, para girarse y filtrar pases en profundidad para los desmarques de Lucas y Cavani, que ocupaba el área cuando Ibra se alejaba de la pareja de centrales rivales. La disposición de las piezas parisinas les permitió dominar la pelota en todo momento y la segunda mitad se convirtió prácticamente en un rondo infinito, sobre todo a partir de la expulsión de Gonalons en el minuto 64, tras ver la segunda tarjeta amarilla.

PSG vs Lyon - Football tactics and formations

Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

Deja un comentario

*