Cavani se desquita en el debut del Fideo

PSG Training

No había disfrutado Edinson Cavani de un buen inicio liguero. Después de marcar en la Supercopa frente al Lyon, una lesión de Ibrahimovic le dejó vía libre para arrancar la competición de la regularidad en su posición favorita, como delantero centro, tal y como ha reclamado durante meses desde que en París se ve abocado a trabajar en una de las bandas para el bien común del resto de compañeros (y sobre todo de Zlatan). Sin embargo, pese al rol protagonista que le tocó desempeñar por la baja del ariete sueco, el charrúa no respondió con goles. Lo intentó todo, pero perdonó demasiadas ocasiones y llegó a la cuarta jornada de liga sin abrir su expediente realizador en el torneo. Pero, paradójicamente -o no tanto-, con el regreso de Ibrahimovic a la titularidad en la visita a Mónaco no solo anotó su primera diana en Ligue 1, sino que marcó dos de los tres goles de su equipo en una victoria de prestigio ante uno de los rivales más duros del país.

Cavani decidió un encuentro que dominó el PSG desde los primeros compases. Pese a que Jardim alineó un once eminentemente ofensivo, el Monaco no le pudo discutirle la posesión de balón al conjunto capitalino. El PSG movió la pelota a su antojo y con una facilidad enorme, pues explotó los espacios que dejaba entre líneas un centro del campo en el que Toulalan ejercía de mediocentro acompañado por Adama Traoré, con Thomas Lemar unos metros por delante de ambos. A ello se le sumó un Zlatan Ibrahimovic muy participativo, que bajó muchísimo para asociarse en el centro del campo, con lo que siempre fueron cuatro jugadores visitantes combinando en esa parcela ante la oposición de los tres centrocampistas monegascos. Así la circulación era fluida, porque casi siempre había un hombre libre a quien pasarle la pelota, pero el PSG no generó grandes ocasiones con regularidad. Únicamente las incorporaciones de un Serge Aurier desatado por el perfil diestro -se despistó a menudo El Shaarawy en el repliegue- servían para poner la pelota en el área.

Chelsea v Paris Saint-GermainUEFA Champions League
Ibrahimovic disputó su primer partido como titular en liga esta temporada. Foto: Focus Images Ltd.

Salvo un tramo en el que el PSG bajó el ritmo, el Monaco apenas intimidó la portería de Kevin Trapp. Los parisinos controlaron por completo al habilidoso Bernardo Silva, Thiago Silva y David Luiz neutralizaron todos los envíos hacia Martial y Thomas Lemar volvió a dejar detalles, pero como titular no tuvo el impacto mostrado en las dos apariciones ante Toulouse y Valencia saliendo desde el banquillo. Con el buen rendimiento defensivo parisino y robos a buena altura, el Monaco no tenía salida. En este escenario, parecía cuestión de tiempo que el gol del PSG terminara cayendo, pese a que el Monaco ajustó un poco mejor las marcas a los futbolistas visitantes tras el descanso.

Fue Cavani quien abrió la lata en el 57′ cuando apareció por sorpresa en el área para cabecear un preciso centro de Matuidi desde la izquierda. El uruguayo se anticipó a Carvalho y marcó de la forma en la que es más dañino: llegando desde atrás, con carrerilla, no fijando a los centrales en estático. El gol, además, facilitó mucho la tarea del PSG, pues a partir de entonces todo le salió a pedir de boca al elenco de Blanc. Debutó Ángel Di María al reemplazar a Lucas Moura, Cavani hizo el segundo tras un buen pase entre líneas de Zlatan Ibrahimovic y otro ex del Nápoles como Lavezzi puso el 0-3 definitivo en el Louis II después de que Di María le dejara completamente solo ante Subasic con un pase bestial desde su propia mitad de campo. La superioridad del PSG fue manifiesta y terminó castigando con dureza a un Monaco que jamás intimidó, aunque tampoco defendió tan mal como para encajar tres tantos. Tras cuatro fechas, nadie es capaz de seguir el ritmo de los capitalinos, que han ganado los cuatro partidos que han disputado.

Foto de portada: Focus Images Ltd.

 

Related posts

Deja un comentario

*