Crear sin la peonza

Marco Verratti ya está recuperado de su lesión. Foto: Focus Images Ltd.

Si es baja Marco Verratti, el árbitro y los rivales saben que se mostrará una tarjeta amarilla menos. Si falta el italiano, el partido pierde chispa porque su simple presencia añade un punto de imprevisibilidad y descaro a cada recepción, recorte, conducción o pase. Es una peonza girando sobre su propio centro de gravedad e inclinándose aquí y allá mientras todos siguen esa cadencia hipnótica con la mirada clavada en el ‘6’. No es un seguro de vida con la pelota y tampoco es esa su intención: puede prender fuego debajo del agua arriesgando con acciones imposibles en zonas del campo donde el adorno acostumbra a estar terminantemente prohibido o reservado para los más privilegiados. Él se siente uno de ellos: se atreve con todo y a menudo saca de quicio a sus compañeros. Incluso a algunos aficionados del París con aversión al riesgo. Pese a todo, el PSG parece mareado sin su presencia sobre el césped: a Thiago Motta le falta un socio, al juego de Blaise Matuidi no le sienta bien retroceder tantos metros para participar porque se convierte en un centrocampista capado cuando solo puede mirar hacia atrás, y los dos extremos y Edinson Cavani están más lejos y menos conectados con el resto del equipo. Laurent Blanc pudo comprobar desde la banda cómo el Montpellier consiguió atascar la salida de balón del vigente campeón francés sin demasiado esfuerzo. La victoria -por la mínima (0-1) y gracias a un tanto de Matuidi en el segundo tiempo- siembra dudas: ¿Qué hacer si no está Verratti?

ALINEACIONES INICIALES: MONTPELLIER-PSG

Montpellier-PSG

Ángel Di María, Zlatan Ibrahimovic, Marco Verratti y Gregory Van der Wiel causaron baja. Javier Pastore se lesionó en el minuto 5 y su lugar en el centro del campo lo ocupó Adrien Rabiot.

El rival, colista y carente de argumentos ofensivos de peso, no supuso una gran amenaza durante los 90 minutos. Más allá de alguna desconexión defensiva de Maxwell en el sector izquierdo, David Luiz y Thiago Silva se mostraron firmes y la presencia de Motta como eje ayudó a mantener el orden en fase defensiva. El Montpellier lo intentó a su manera, pero sin mimbres es complicado poner en jaque a centrales de esta jerarquía si no tienen una -muy- mala noche: solo el arreón final local impulsado más por el corazón que por la cabeza logró incomodar un poco al París. En clave visitante, la tercera victoria en tres jornadas permitió enjuiciar de nuevo a Adrien Rabiot. Y la nota continúa sin ser buena. Debió ser protagonista pero -una vez más y ya son demasiadas desde el pasado curso- por momentos pareció transparente. Solo se nota su presencia cuando se lanza al suelo de forma alocada. Y no siempre llega al balón. Si no está logrando aprovechar las oportunidades que su técnico le está ofreciendo en ausencia de varios de los actores principales -se espera con ansiedad a Di María y la baja de Marco no deja de ser cincunstancial-, las dudas sobre su rol cuando toda la plantilla está disponible no hacen más que acrecentarse. Además, el recién llegado Benjamin Stambouli tendrá algo que decir.

Son solo algunas de las primeras cuestiones por resolver.

Blanc PSG - Edu Ferrer Alcover
Laurent Blanc. Foto: Edu Ferrer Alcover. Todos los derechos reservados.
Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

Deja un comentario

*