El Benfica hace caja

Bernardo Silva Mónaco Portugal MarcadorInt

El Benfica y el Monaco han anunciado este miércoles el traspaso de Bernardo Silva al conjunto monegasco. Silva, que llegó en verano al Principado en calidad de cedido, firma con el Monaco hasta el 2019 después de que el club monegasco haya desembolsado 15,7 millones de euros, cifra que recoge la ‘Comissao do Mercado de Valores Mobiliários’ en Portugal.

El Benfica traspasa por 15,7 millones de euros a un futbolista de 20 años, Bernardo Silva, que ha disputado 31 minutos con el primer equipo benfiquista.

El Benfica recibe 15 millones de euros por un futbolista de 20 años cuya única experiencia con el primer equipo benfiquista se reduce a 31 minutos, la media hora que jugó a las órdenes de Jorge Jesus la temporada pasada. Silva, tras participar en el Europeo sub-19 de 2013, formó parte durante la pasada campaña del Benfica B y únicamente jugó 8 minutos en la última jornada de la Primera división portuguesa, sumados a 23 minutos disputados entre la Taça de Portugal y la Taça de la liga. El total: 31 minutos con el primer equipo de Da Luz antes de salir cedido el último verano al Monaco. Está dejando buenas sensaciones en el club de la Ligue 1, donde ya se ha convertido en una pieza importante en los planes de Leonardo Jardim.

“Bernardo Silva es un jugador joven y talentoso que el Monaco quiere utilizar para construir su futuro“, explica Vadim Vasilyev, vicepresidente del club. 15,7 millones de euros tienen la culpa de que el Monaco vaya a contar con sus servicios hasta 2019 y de que el Benfica haya vuelto a hacer caja con un jugador joven.

Tomàs Martínez: “Desde la banda derecha puede explotar su peligrosa conducción con el pie izquierdo, buscar la diagonal hacia dentro y llamar la atención de varios oponentes, pues es capaz de superar con facilidad al rival en el uno contra uno. Su cambio de ritmo es demoledor y su arrancada es una de sus armas más importantes. Es pequeño, pero su potente tren inferior le otorga ciertas ventajas en ese aspecto. Aunque, sobre todo, Bernardo Silva es un tipo inquieto. Busca siempre la recepción entre líneas. No para de moverse para convertirse en una opción de pase para sus compañeros porque le gusta entrar en contacto con el balón. Entonces supone un buen socio para combinar en corto, pero si le conceden espacios también se puede girar con rapidez y filtrar buenos pases hacia los demás atacantes. Aparece por dentro porque él es un mediapunta al que le resultará más fácil asomar la cabeza en la élite en la banda, pero en ocasiones también estira del equipo por fuera. De este modo sus movimientos no resultan previsibles para los defensas. Bernardo Silva es puro dinamismo para un equipo algo apático como el Mónaco, pues Ocampos y Ferreira-Carrasco sobre todo ofrecen desequilibrio y profundidad por los costados y ni Moutinho ni Berbatov tampoco es que sean un ejemplo de futbolistas móviles. El centrocampista portugués supone un recurso distinto que Jardim empieza a explotar, más horizontal que vertical, capaz de encontrar espacios por dentro. Le falta ganar algo de continuidad en el juego y aprender a utilizar las dos piernas, pues ejecuta casi todas las acciones con la zurda. Su toma de decisiones todavía es mejorable, pues en ocasiones le gusta conducir en exceso, aunque suele elegir buenos pases cuando levanta la cabeza para ver dónde están sus compañeros. Es más hábil y técnico que rápido, y sus disparos deben ganar en potencia. Pero podría convertirse en uno de esos futbolistas que suponen por sí mismos un motivo de peso para ver un partido de su equipo.”

Bernardo Silva Mónaco Portugal MarcadorInt

Bernardo Silva, dorsal número 10, con la selección portuguesa sub-19 en el Europeo de la categoría en 2013 (Foto: MarcadorInt)

Related posts

Deja un comentario

*