El campeón tropieza en Reims

Reims - Stade Auguste Delaune - villedereims

El nombre del Stade de Reims siempre estará ligado a la Copa de Europa, siempre formará parte de las primeras páginas que se escribieron de la máxima competición continental. Este conjunto galo, que vivió su época dorada a mediados del pasado siglo, fue finalista de la Copa de Europa en su primera y en su cuarta edición -sucumbió ante el Real Madrid en la final de 1956 y en la de 1959-. El Reims conquistó seis veces la liga francesa entre 1948 y 1962, cinco Supercopas entre 1949 y 1966, así como dos veces la Copa de Francia (1950 y 1958). En aquel Stade de Reims llegaron a jugar leyendas del fútbol europeo como Just Fontaine o Raymond Kopa. La ciudad de Reims siempre conservará aquel recuerdo, pero vive un presente muy distinto: desde 1979 hasta el 2012 estuvo alejado de la Ligue 1. Algo más de tres décadas sin competir contra los mejores del país.

Regresó en 2012 a la Primera división gala y este viernes inició su tercer curso consecutivo en la Ligue 1. Reims, la ciudad en la que brillaron Kopa, Fontaine y tantos otros hace medio siglo, recibía al Paris Saint-Germain en el partido inaugural de la Ligue 1. Recibía al campeón, al todopoderoso PSG, un conjunto parisino que busca aquello que al Stade de Reims se le resistió: proclamarse campeón de Europa.

Reims - Tonton Jaja

El Stade de Reims vivió su época dorada a mediados del siglo pasado (Foto: Tonton Jaja)

El PSG viajó a Reims sin David Luiz, Maxwell, Matuidi, Lavezzi, Cabaye y Rabiot.

4-3-3 con Cavani en la izquierda y Lucas Moura en la derecha

Laurent Blanc no modificó el 4-3-3 al que ha acostumbrado a la afición parisina, pero sí empleó una variación con respecto a lo habitual: ubicar a Edinson Cavani en la banda izquierda -a diferencia de ese costado derecho en el que tanto tiempo pasó en su primera campaña en Francia-. A pie cambiado el uruguayo, Lucas Moura en la derecha y Zlatan Ibrahimovic como ‘jefe’ de todo. Su peso en el juego colectivo va mucho más allá de su capacidad goleadora o de su virtuosismo técnico. Zlatan elige cada uno de sus movimientos y muchos de ellos tienen la tendencia de bajar a recibir el esférico al mediocampo. Eso se acentúa cuando el ariete sueco se desespera y observa que su equipo no llega a los metros finales con facilidad. Eso sucedía, por ejemplo, anoche en Reims. El supercampeón francés tuvo la oportunidad de sentenciar el compromiso en los 20 primeros minutos. El PSG aprovechó una y desperdició tres ocasiones inmejorables para abrir una brecha en el marcador durante ese tramo.

Ibrahimovic estrelló un balón en el palo a puerta vacía y falló un penalti en un espacio exacto de 100 segundos. Aun así, firmó un doblete (como en la Supercopa francesa).

Javier Pastore asistió a Ibra para batir a Placide, pero posteriormente el sueco falló un penalti y un remate a puerta vacía que envió al palo. También estuvo involucrado en la jugada ofensiva en la que Lucas pecó de individualismo y perdió una buena ocasión por no asistir a tiempo a Zlatan. La sensación de inmensa superioridad con respecto al Reims ya no volvería a existir en los 70 minutos restantes.

PSG vs Reims - Football tactics and formations

Alineaciones del Reims v PSG (Infografía: Share My Tactics)

Una buena versión de Pastore

La sorpresa más agradable para el Paris Saint-Germain la reflejó Javier Pastore. Que el enganche argentino tenga destellos de una excelsa calidad no debe ser una sorpresa, ya que es un rasgo inherente a su fútbol. Que Pastore se faje en el esfuerzo defensivo, sea intenso y gane balones divididos sí es algo que se sale del guion habitual. El trancurso de las próximas semanas arrojará más luz sobre Pastore: si continúa o no en la plantilla (se le identifica como un posible candidato a abandonar Paris para hacer hueco a Di María por el tema del FFP) y, en caso de que siga, qué rol tendrá.

En principio, destinado a ser uno de los primeros ‘recambios’ de la plantilla, como lo fue la temporada pasada. Pastore ha completado como interior izquierdo toda la pretemporada, la Supercopa francesa y esta jornada inicial de la Ligue 1. Interior izquierdo que corresponde en esta escuadra a Blaise Matuidi, que, mientras tanto, disfrutaba de sus vacaciones post-mundialistas. Con Matuidi al 100%, las opciones del argentino se reducen notablemente.

Artículo relacionado: “Previa de la liga francesa 2014/15”

Jean-Luc Vasseur se estrena en la Ligue 1 como técnico

Tres elementos que explican este sorprendente 2-2 entre el Stade de Reims y el Paris Saint-Germain. Primero, los mencionados sucesos de los 20 minutos iniciales del encuentro. Segundo, la efectividad del Reims -dos goles en tan solo tres disparos a puerta- y los pocos espacios que concedió con su 4-5-1 en fase defensiva al rival. Tercero, la frustración parisina en la última media hora. Igualó Ibrahimovic el marcador, pero ni Chantôme, ni Cavani pudieron culminar la remontada.

Para el PSG, un simple tropiezo que no debe suponer un gran problema: quedan 37 jornadas por delante para confirmar su superioridad en el campeonato doméstico. Para el Stade de Reims y, sobre todo, para su entrenador sí es un marcador especial. Un marcador especial por tratarse de un valioso punto ante uno de los trasatlánticos del fútbol europeo y porque suponía el debut de Jean-Luc Vasseur en la Ligue 1 como entrenador.

Vasseur, que como jugador militó en el Paris-Saint Germain, trabajó durante diez años en las categorías inferiores del club capitalino. Y siempre recordará que en su estreno en la Primera división francesa obtuvo un punto contra el equipo de Ibrahimovic, Cavani, Verratti, Thiago Silva y cía. De la misma forma que en el Stade Auguste-Delaune aún se recuerda lo grande que fue el club hace medio siglo.

psg - Football tactics and formationsAsí atacó el Paris Saint-Germain en distintas fases del segundo tiempo (Infografía: Share My Tactics)
Foto de portada: villedereims

Related posts

2 comments

Yo no vi el esquema del PSG tan simétrico. De hecho, lo habría dibujado como un 4-4-2 asimétrico con Lucas mucho más abierto a la derecha, Pastore en la izquierda pero con mucha tendencia al juego interior y Motta casi en paralelo con Verratti pese a ser éste el que iba a buscar entre centrales. Obviamente Cavani más tirado a la izquierda para compensar, pero viviendo más tiempo en posiciones centradas y dejando todo el carril izquierdo para Digne.

Vuelve a la carga Oniangué. Pichichi el año pasado, comienza marcando otra vez. Retenerle sería el mejor fichaje posible del Stade de Reims. En Reims tenían otros planes para el debut del PSG… tengo muchas ganas ya de ver a Aurier en la banda derecha parisina.

Deja un comentario

*