El eterno retorno de Hatem Ben Arfa

Hatem Ben Arfa Focus

Hubo una época en la que parecía posible reconducir la carrera deportiva de Hatem Ben Arfa. El mediapunta francés aterrizó en Newcastle en 2010 con la sensación de que se estaba empezando a apagar la estrella de uno de los futbolistas más talentosos del país galo, miembro de esa generación campeona de Europa en categoría sub-17 junto con Nasri, Menez y Benzema. Que era bueno, pero quizás no tanto como se esperaba. Salió del Olympique de Lyon rumbo a Marsella después alguna que otra disputa y también se marchó de la costa sureña tras algunos episodios polémicos que lo llevaron a Newcastle (cedido), donde aterrizó con buen pie pese a su carácter díscolo, pues causó una grata impresión hasta que se lesionó de gravedad en su cuarto partido de Premier frente al Manchester City después de una dura entrada de Nigel de Jong. Sin embargo, se recuperó bien, jugó a buen nivel en St James’ Park y se ganó ir convocado a la Eurocopa de Ucrania y Polonia. Hasta que dejó de ser indiscutible en los onces de Alan Pardew y se marchó cedido al Hull City. De eso hace solo doce meses. Muchas cosas han cambiado desde entonces.

La cesión de Ben Arfa en el Hull City no funcionó ya que solo disputó nueve partidos, por lo que el internacional galo decidió marcharse de los Tigers. Lo hizo por su propia cuenta, sin que Steve Bruce se enterara de su paradero, y apareció en Niza para regresar a la Ligue 1. Sin embargo, todo se torció cuando la FIFA declaró nulo el fichaje de Ben Arfa por su nuevo equipo: el talentoso mediapunta francés no sólo había jugado con el Hull, sino que también había disputado un partido con el equipo sub-21 del Newcastle. Así pues, como no se permite jugar con tres clubes a lo largo de una misma temporada, el traspaso de Ben Arfa al Niza se frenó y el futbolista se quedó seis meses sin jugar pese a que el club de la Costa Azul ya lo había presentado ante una afición volcada con su nuevo fichaje.

Mi relación con el Niza ha terminado (por la imposibilidad de inscribirlo), pero puede que no sea para siempre. Quiero agradecer a todo el mundo que ha estado aquí. Lamento mucho no poder continuar en Niza, pero en ocasiones debes aceptar la realidad y seguir adelante.

Ben Arfa, en febrero de 2015

Hector Bellerin of Arsenal and Hatem Ben Arfa of Hull City during the Barclays Premier League match at the Emirates Stadium, London Picture by Andrew Timms/Focus Images Ltd +44 7917 236526 18/10/2014
Hatem Ben Arfa solo disputó nueve partidos en el Hull City. Foto: Focus Images Ltd.

Pese a que los caminos de Ben Arfa y Niza se separaron después de no concretarse el fichaje en el mes de enero, en junio el club francés anunció la incorporación definitiva del ya exfutbolista del Newcastle, que deseaba volver a gozar de minutos en el fútbol de élite como sea. Tras las tres primeras jornadas de la Ligue 1, Ben Arfa ha anotado dos goles y ha sido titular en los tres choques de uno de los conjuntos que más dianas ha marcado (6) en un inicio liguero prometedor para alguien que ha sufrido un auténtico calvario en 2015. Con la confianza que se le brinda en su nuevo destino, donde no hay mucha presión sobre su figura, actúa con libertad por detrás de dos puntas jóvenes como Alassane Pléa y Valere Germain, cedido por el Mónaco. El primero se formó en el Lyon y tiene la oportunidad de consolidarse en la liga francesa en su segunda temporada en la élite; mientras el segundo quiere reivindicarse tras salir del principado ante la competencia existente en el conjunto de Leonardo Jardim. Como ha demostrado en los mejores momentos de su carrera, la calidad de su zurda para conducir, regatear y disparar puede ser diferencial en un conjunto como este Niza. Será tarea de Claude Puel, técnico con el que únicamente coincidió en Lyon durante doce días, intentar que Ben Arfa se sienta cómodo y pueda mantener su nivel durante unos cuantos meses.

Ante el Caen, el pasado sábado, volvió a hacer de las suyas.

Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

Deja un comentario

*