Los escoltas de Falcao

Lemar y Bernardo Silva crecieron en la segunda parte. Foto: Focus Images Ltd.

Al Paris Saint-Germain le ha surgido competencia esta campaña en la pelea por la corona francesa. Uno de los responsables es el Niza de Lucien Favre, líder en solitario del campeonato; el otro es el Monaco, una entidad en la que Leonardo Jardim cumple su tercera temporada al frente del banquillo. Poco queda de aquella política de fichajes con la que el magnate ruso Dmitry Rybolovlev llegó al Principado, consistente en protagonizar algunos de los traspasos más caros del continente (James Rodríguez, Radamel Falcao, Joao Moutinho).

La actual etapa del Monaco concede una gran importancia al desarrollo de jóvenes valores que puedan aportar sobre el campo en el Stade Louis II y más tarde dejar altas sumas de dinero en las arcas del club a través de sus ventas. En el verano de 2015, por ejemplo, el Monaco recibió más de 150 millones de euros por los traspasos de futbolistas como Martial, Kondogbia, Kurzawa, Abdennour o Carrasco.

Vadim Vasilyev, vicepresidente del Monaco (en 2015): “Siempre hay dos maneras de proceder: una es invertir una gran cantidad de dinero y hacerlo rápido, y la otra es construir poco a poco un proyecto sostenible con un buen departamento de scouting y una academia para la formación de los futbolistas. Esto último es lo que hemos decidido hacer. La filosofía que queremos para el Monaco consiste en fichar a jugadores jóvenes y talentosos y rodearlos de futbolistas con más experiencia de los que puedan aprender a desarrollar todo su potencial.”

No es difícil encontrar en la plantilla de Jardim piezas importantes que no superan los 24 años: Fabinho (23 años), Jemerson (24), Lemar (20), Bernardo (22), Bakayoko (22), Mendy (22), Touré (20), Traoré (21), Boschilia (20) o Mbappé (17). Todos ellos han tenido minutos en el presente curso y varios son indiscutibles en la alineación titular.

De hecho, desde que se lesionó Nabil Dirar a mediados del mes de septiembre en el campo del Tottenham es cada vez más frecuente que la línea de mediapuntas del Monaco esté íntegramente ocupada por adolescentes.

29 goles hacen que sea el conjunto más goleador de la Ligue 1 (frente a los 20 tantos del Niza o los 19 del PSG) en una estadística que sorprende si se considera la fama de entrenador conservador de Jardim, pero que guarda mucha relación con las goleadas que logró el Monaco ante las dos peores defensas de Francia: la del Metz (0-7) y la del Montpellier (6-2). La última permitió ver la reaparición de Radamel Falcao -tras casi un mes de baja-, escoltado por tres descarados, talentosos y jóvenes valores del club.

Alineación del Monaco en el 6-2 ante el Montpellier:
Monaco - Football tactics and formations

Thomas Lemar (1995, francés)

Llegó procedente del Caen durante el verano de 2015 y en las primeras semanas ya se ganó a la afición monegasca con media hora notable de fútbol contra el Valencia en la fase previa de la Champions League. En su primer año con el Monaco ya fue titular indiscutible excepto en un par de tramos que las lesiones lo impidieron. Y en el nuevo curso 2015/16 está logrando ser más resolutivo en los últimos metros: cinco goles anotados, incluido uno que ayudó al Monaco a vencer en el campo del Tottenham. Zurdo, puede jugar en cualquiera de los dos extremos, aunque donde más cómodo parece estar es en la media punta, ya que ahí entra más en contacto con el balón. Solo 20 años.

Bernardo Silva (1994, portugués)

Una inoportuna lesión impidió su participación en la pasada Eurocopa, a la que habría acudido si no hubiese surgido esa dolencia. Mediapunta de calidad, a menudo acaba jugando muchos partidos cerca de la banda derecha a pie cambiado. Liviano, pero con un repertorio fantástico: llega bien al área, es un gran asistente y conduce el balón con la zurda con mucho peligro. Ha conseguido que Joao Moutinho ya no sea el portugués más importante del equipo sobre el terreno de juego, lo cual dice mucho a favor de Bernardo.

Kylian Mbappé (1998, francés)

El más joven del elenco de talentosos futbolistas que maneja Jardim. Poseedor de récords como el de debutante y goleador más joven de la historia del club -superando en ambos casos a Thierry Henry-. De hecho, una comparación muy repetida con Mbappé es la de Henry: por su constitución física y por su forma de entrar al área desde la banda izquierda a pie cambiado. Ahí le gusta jugar a Kylian, que ante el Montpellier fue el más destacado del partido con un gol, una asistencia y un penalti forzado. Campeón de Europa Sub-19 este verano.

Artículo relacionado: “Kylian no vio el Mundial de Francia”

En un Monaco tan coral y en el que el abanico de opciones para Jardim es tan amplio, no serán pocos los clubes europeos que presten especial atención durante el desarrollo de la campaña a Kylian Mbappé, Bernardo Silva y Thomas Lemar, tres jóvenes que demuestran su valía con la camiseta monegasca y que amenazan con protagonizar grandes traspasos en un futuro no muy lejano. Son los escoltas de Radamel Falcao en el 4-2-3-1 monegasco.

Lemar tiene cada vez más minutos / Foto: Focus Images Ltd
Lemar es el 5º futbolista más utilizado por Jardim esta temporada / Foto: Focus Images Ltd
Foto de portada: Focus Images Ltd

Related posts

1 comments

Deja un comentario

*