El Monaco martillea al Niza por la banda izquierda y ya es líder en solitario

Lemar y Bernardo Silva crecieron en la segunda parte. Foto: Focus Images Ltd.

Tras una mitad discreta presidida por la precaución de los dos colíderes de la Ligue 1, el Monaco arrasó al Niza en una segunda parte redonda en la que entró una y otra vez por la banda izquierda. En una de las sociedades más productivas del cuadro monegasco este curso, Lemar activó a Benjamin Mendy y el lateral izquierdo regaló dos goles que noquearon a los de Lucien Favre, sin respuestas para frenar al exdefensor del OM. Los dos primeros tantos, idénticos tanto en la elaboración como en la finalización, demostraron el poderío ofensivo de un Monaco que alcanzó su gol nº 100 de la temporada entre todas las competiciones con el 3-0 de Falcao, en otra diana que nació con un envío desde el flanco izquierdo. En este caso fue Lemar quien asistió al colombiano, que se zafó de la marca de Dante con un movimiento de élite, un sigiloso pasito hacia atrás que no descifró el zaguero brasileño y dejó al Tigre libre para anotar su decimotercer tanto liguero.

Monaco 3 (Germain 47′, Falcao 60′, 81′)
Niza 0

Niza vs Monaco - Football tactics and formations

No sufrió el Monaco para vengarse del Niza, que dejó de ser una simple revelación en el arranque de curso para transformarse en un aspirante al título tras una goleada en casa frente al elenco monegasco en la primera vuelta. Los de Jardim devolvieron el golpe con autoridad, con un encuentro tan serio como redondo. En la primera mitad el Monaco cedió la iniciativa al Niza, cauto, que tuvo el balón pero no generó ninguna ocasión de peligro. Kamil Glik se impuso en el duelo contra Balotelli, demasiado solo arriba y con muchos problemas para anotar fuera de casa (solo ha marcado en el Allianz Riviera de Niza), mientras los atacantes monegascos solo se acercaron en jugadas a balón parado o en acciones originadas en errores visitantes. Solamente Bernardo Silva arrojó un poco de luz en el frente ofensivo con sus conducciones. El portugués participó poco, pero solo cuando apareció el mediapunta luso el Monaco inquietó.

En la segunda mitad el Monaco dio un paso al frente, imprimiendo mayor intensidad, y muy pronto se adelantó con una diana de Germain. Los de Jardim buscaron constantemente la espalda de Souquet, desprotegido en el duelo contra Mendy y Lemar. Sin la ayuda de Pléa ni de ningún otro centrocampista, Lemar arrastraba al carrilero hacia dentro con sus movimientos interiores y liberaba el flanco para las incursiones del lateral monegasco, que se puso las botas con dos asistencias. Una y otra vez la misma jugada, sin respuesta de la zaga de los Aiglons, que además defendieron particularmente mal el corazón del área en los envíos laterales a pesar de alinear a tres centrales. Con el 2-0 el partido se terminó para un Monaco que difícilmente deja escapar partidos en los que se pone por delante, con la excepción del encuentro copero de esta semana contra el Chambly. Fue una muestra más de autoridad de un conjunto que apenas concedió oportunidades de gol. El Niza no remató entre los tres palos hasta el minuto 85, incapaz de superar el rocoso doble pivote que conforman Fabinho y Bakayoko, inmensos en la medular. Tras sumar cuatro puntos contra PSG y Niza en las dos últimas jornadas, el Monaco lidera en solitario de la Ligue 1.

Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

1 comments

Bernardo Silva y Martial me llamaron mucho la atención en la eliminatoria previa de la Champions del año pasado frente al Valencia. Martial duró muy poco en Monaco, pero me extrañó que ningún equipo se fijara en el portugués porque era un jugador muy técnico que se movía muy bien por el frente de ataque. Un año y medio después parece que ha progresado todavía más y se consolida como jugador referencia del Monaco.

Deja un comentario

*