El OL-PSG en cinco apuntes

Marco Verratti of Paris Saint-Germain during the UEFA Champions League match at Parc des Princes, Paris
Picture by Paul Terry/Focus Images Ltd +44 7545 642257
17/02/2015

1. Tuvo mucho de circunstancial la derrota del PSG en el nuevo campo del Olympique de Lyon. Por la ausencia de Neymar, por la lesión de Mbappé antes del descanso, por la expulsión Dani Alves a falta de media hora. Sin embargo, una vez mas acabé un partido del conjunto de Unai Emery pensando que todavía está (muy) lejos del potencial como colectivo que puede alcanzar. Sus resultados son impecables, porque se le caen los goles de los bolsillos y porque tiene una plantilla de otra galaxia, pero no me transmiten sensaciones de momento de ser mucho más que una suma de grandes individualidades. Durante el tramo más analizable del encuentro de ayer, entre el minuto cero y el sesenta, ante la incapacidad de profundizar el conjunto capitalino acabó abusando excesivamente de los centros laterales por la banda de Dani Alves. Es verdad que, en clave Champions, probablemente el Madrid le exija tener menos la pelota, algo que alivia muchos de sus problemas.

2Sensaciones agridulces con el Giovani Lo Celso pivote. El flamante mediocentro del PSG tiene una claridad y una clarividencia con la pelota que su equipo agradece. Alberga mucha calidad en su dulce pierna zurda y arrojo argentino para mostrarla. Sin embargo, quizá sea una solución que solo le valga a Unai Emery ante los rivales de menor envergadura. Porque el atacante albiceleste, amén de ser extremadamente liviano y blando sin la pelota, tiene un comportamiento táctico algo extravagante. A veces, en vez de formar un triángulo con los dos interiores, se coloca en paralelo a ellos y el oponente, con superar esa línea recta, se planta solo ante la defensa rival. Por momentos, la exuberancia física de los Ndombele, Mariano y cía le pasó por encima. Aunque muchos de los mejores pases parisinos fueron suyos.

3. El Rey Fekir. No sé si hay un jugador estilísticamente más parecido al actual Leo Messi en Europa. Juega caminando, elige bien cada uno de sus esfuerzos, pero cada balón que sale de su pierna zurda es puro caviar. Empezó el encuentro de ayer diciendo “aquí estoy yo” con un golpeo de falta apoteósico, y lo terminó gestionando con toques cerebrales y precisos la superioridad numérica de su equipo, prácticamente desde el círculo central, hasta que Depay lo sentenció. Qué jugador de fútbol.

Fekir volvió a exhibir su clase. Foto: Focus Images Ltd
Fekir volvió a exhibir su clase. Foto: Focus Images Ltd

4También hay que hablar de Mariano. Si Nabil es la pausa, él es la tempestad. La tormenta. Es verdad que hay escenarios en los que sus limitaciones quedan más al descubierto, pero en partidos como el de ayer… es una animalada lo que aporta a su equipo. Porque, más allá de que su potencia al espacio siempre acerca al Lyon al gol desde cualquier parte del campo, es que su voracidad sin la pelota es un activo valiosísimo. La mayoría de los robos del OL que acabaron en contraataques fueron provocados por la convicción y la energía con la que el exmadridista fue a la presión. Los centrales rivales no se pueden dormir un segundo con la pelota o tienen su aliento en el cogote. Es un trailer que te arrolla como te despistes lo más mínimo.

5. Anthony Lopes superó claramente a Areola. No veo al Olympique de Lyon cada semana, pero siempre que lo veo, me llama mucho la atención el buen portero que tiene. Lopes no tuvo mucho volumen de trabajo en la noche de ayer, pero le sacó una mano absolutamente descomunal a un cabezazo en propia meta de Morel que a la postre fue decisiva en el partido. Areola, por su parte, recibió el tanto inicial de Fekir por su palo y se quedó petrificado con el golazo de Depay en el último minuto. Probablemente ninguna de las dos fue una cantada calamitosa, pero da la impresión de que un portero del PSG debe hacer más en ambos goles.

Anthony Lopes hizo una parada brutal. Foto: Focus Images LtdAnthony Lopes hizo una parada brutal. Foto: Focus Images Ltd

Foto de portada: Focus Images Ltd

Related posts

11 comments

Buenos apuntes Guillermo. Yo me quedé un poco con la sensación que creo que tenemos todos en el fondo, que por mucha estrella que tenga el PSG, sigue siendo un equipo vulnerable y que le falta ese gen ganador que tienen los más grandes y que no se puede comprar con dinero. Como bien dices con el tema de Lo Celso, gastarse la barbaridad que se han gastado en fichajes para no tener un pivote posicional de primer nivel (ni de segundo) es de juzgado de guardia y eso en Champions les puede pasar factura. Por otro lado Emery me parece un gran entrenador, ya lo quisiera yo para mi Athletic, pero sinceramente no le veo capaz de gestionar un vestuario como el del PSG.
Del Lyon totalmente de acuerdo con todo lo que comentas, Lopes es un porterazo y de Fekir se empiezan a quedar cortos todos los elogios. Depay sinceramente no me convence para todo lo que apuntaba, de hecho ayer cuando salió me estaba desesperando con sus regates de cara a la galería, pero bueno la calidad para marcar la diferencia siempre la tuvo y el golazo se sacó de la chistera fue muestra de ello.

Si, es verdad a priori parecía buen fichaje. Algo tuvo que pasar porque tampoco disfrutó de muchas oportunidades. Lo de Lass es un poco de broma pero si rinde bien estos 4 meses…

El problema es que, actualmente, no hay muchos MC de calidad y nivel donde elegir. De hecho, es una posición que le ha costado cubrir a otros grandes equipos. Así, el City ha reconvertido a Fernandinho (con bastante éxito), el Atlético no encuentra a nadie que pueda relevar con solvencia a Gabi, la Juventus juega sin MC… hay una importante carencia ahí.

Seguramente Mariano sea lo más parecido a Vardy en el apartado de la presión. No te concede un segundo de respiro.

Es verdad que volvió a realizar un buen partido Ndombele, especialmente en la segunda parte, como en la ida que se salió. Cuando puede arrancar su conduccion con espacios es un potro desbocado capaz de tener mucho impacto en los partidos. Pero a mí me seducen mucho más otros futbolistas del Lyon.

Para mi Mariano es un Diego Costa Jr. Salvando las distancias, pero en nivel de intensidad y cómo amenaza a los centrales me recuerda mucho al del Atleti.

Por otro lado Ndombele volvió a romperla en un partido “grande”, a ver cuánto le dura al OL

Se dan un aire en la intensidad, pero para mí Diego Costa es mucho más completo. Mariano Díaz, de momento, me parece un futbolista algo más específico, que sin espacios tiene más limitaciones.

Deja un comentario

*