Blanc sobrevive a todas las tormentas

Blanc PSG - Edu Ferrer Alcover

A Laurent Blanc lo ficharon porque muchos otros habían dicho que no. Cuando firmó su contrato, varios medios afirmaban que sería el entrenador puente hasta que llegara Arsène Wenger, al que le quedaba un año de vinculación con el Arsenal. Aunque era muy difícil de creer que el técnico alsaciano, el mayor enemigo de lo que él mismo llama el doping financiero en el fútbol, estuviera dispuesto a dirigir a un nuevo rico fortalecido por una millonaria inversión de capital extranjero, el mundillo asimiló el rumor y lo convirtió en noticia. Pero no sucedió. Blanc sobrevivió a un entorno que desconfiaba de su capacidad para ponerse al frente de proyectos mayúsculos tras su experiencia negativa con la selección francesa en la Eurocopa 2012 y levantó dos títulos en su temporada de debut en París: la Liga y la Copa de la Liga (los mismos que había ganado con el Burdeos en la 2008-09). A nivel de resultados, el preparador de Alès había superado los registros de Carlo Ancelotti en sus primeros doce meses en el cargo: fue campeón con más puntos, sumó al torneo de la regularidad un trofeo copero y cayó en la misma ronda de la Champions League (cuartos de final). En realidad, hizo más con menos tiempo, ya que el entrenador italiano había llegado a París en diciembre de 2011 sustituyendo al destituido Antoine Kombouaré (que iba líder) y acabó su primer medio curso en blanco -superado por aquel Montpellier de Olivier Giroud y Younès Belhanda-.

Chelsea PSG Mourinho Blanc FOcusLa clasificación para los cuartos de final de la Champions en Stamford Bridge reforzó la posición de Blanc en el PSG (Foto: Focus Images Ltd).

El segundo año siempre se pide un paso más y Laurent Blanc está en ello. Nadie daba un céntimo por ello cuando el pasado 10 de enero su equipo desperdició una ventaja de 0-2 en Córcega ante el SC Bastia y acabó cayendo derrotado por 4-2. Se filtró entonces la enésima bronca en un vestuario repleto de egos que no se apagan ni cuando las cosas van bien. Blanc dijo a los jugadores -según la prensa francesa- que sabía muy bien que su deseo de estrellitas caprichosas era acabar con él, pero que lamentablemente no lo iban a conseguir. Aquella noche el París se fue a dormir cuarto y la destitución de Blanc era una posibilidad más que evidente. Tres meses después, el ex central campeón del mundo sigue dirigiendo al gigante capitalino y viene de lograr un triunfo de enorme trascendencia ante el enémigo acérrimo en su propio estadio: un 2-3 en el Vélodrome que casi descarta al Olympique de Marsella de Bielsa de la pelea por el campeonato. Ahora, en los cafés cercanos al centro de entrenamiento de Camp des Loges se habla de triplete -o incluso se sueña con más-. Hoy miércoles, el PSG recibe al Saint Etienne en la semifinal de la Coupe. Y el sábado volverá a enfrentarse al Bastia; en esta ocasión, en la final de la Coupe de la Ligue en Saint-Denis.

¿Quieres seguir el PSG-Saint Étienne? ¡Es uno de los muchos partidos que estará incluido en el MACROLIVETEXT copero!

El domingo en Marsella, Blanc tuvo que sobrevivir de nuevo a muchos factores que estaban en contra. De entrada, a un ambiente hostil. La atmósfera caliente de siempre en un clásico que no puede desligarse del contexto social y económico en el que se enmarca (la portuaria y obrera Marsella ante la glamourosa capital París). Un fervor multiplicado por las insospechadas opciones de título del conjunto de Marcelo Bielsa, que está muy por encima en la tabla clasificatoria de lo que las expectativas hacían presagiar. Una olla a presión que contagiaba a sus futbolistas, ya de por sí eléctricos e intensos desde el primer minuto debido a la propia naturaleza de todos los conjuntos dirigidos por el entrenador rosarino. Fue el Bielsa más puro. El Bielsa del 3-3-1-3 y las marcas al hombre casi por todo el campo. Centrales que perseguían a sus rivales más allá de la línea medular. Una cuestión táctica que tuvo mucho que ver con dos de los cinco goles que se anotaron. El duelo Romao-Pastore fue especialmente productivo en este sentido: el 2-1 del bigoleador Gignac nació de un robo del togolés sobre el argentino tras un pase corto de Verratti en el inicio de la jugada parisina; el 2-3 de Morel en propia portería intentando evitar el remate de Ibrahimovic se generó tras un quiebro del ex de Huracán eliminando a su marcador, que había ido a por él muy lejos de su área (generando esta circunstancia, este duelo individual perdido, que el Marsella tuviera que defender el desenlace de la acción en inferioridad numérica).

MARSELLA 2-3 PSG: PLANTEAMIENTOS INICIALES

PSG vs Marseille - Football tactics and formations

El PSG de Blanc sobrevivió a dos golpes duros (el 1-0 y el 2-1) con reacciones rapidísimas (el impresionante Matuidi empató con un derechazo colocado a la escuadra tras una buena sucesión de pases y Marquinhos convirtió un balón muerto en el área después de una acción de estrategia en un disparo contundente a quemarropa). Sobrevivió a las lesiones de David Luiz en el primer tiempo y de Thiago Motta en los minutos finales -cuando ya no le quedaban cambios y el Marsella había introducido a tres atacantes frescos-. Supo defender su ventaja con mucho más oficio que el de un OM acelerado y que continuó buscando un partido loco incluso en los momentos en los que estaba por delante. El equipo de Blanc, en cambio, cerró con llave cuando se vio con 2-3 a favor. Y su entrenador, impertérrito, sobrevivió una vez más a las malas caras de sus figuras sustituidas. Cavani se marchó enojado porque le había tocado de nuevo jugar en la banda y estar lejos de las posiciones de remate. Blanc, tras intentar mediar en un primer momento, se dio la vuelta y observó desde la zona técnica el resto del partido con aquel típico gesto suyo de ir dándole vueltas a la cucharilla de café que va mordiendo y mordiendo mientras calma una tensión que se queda dentro, amortiguada por el instinto de supervivencia de un capitán de barco que ha navegado ya por muchos mares agitados por tormentas.

LOS ÚLTIMOS MINUTOS

PSG vs Marseille - Football tactics and formations

Que el PSG gane el partido ante el Saint-Étienne sin prórroga se paga a 1.48

Foto de portada: Eduardo Ferrer Alcover (todos los derechos reservados).
Las cuotas mostradas en los enlaces a las apuestas pueden variar en las próximas horas. MarcadorInt recomienda siempre jugar con responsabilidad y advierte que los mensajes publicitarios sobre apuestas van dirigidos solo a mayores de 18 años.

Related posts

3 comments

Si Blanca gana la Liga será lo lógico. No creo que se vea como una hazaña viendo su plantilla y la de sus rivales. Lo que le puede meter en la historia del PSG es eliminar al Barcelona y acceder a semifinales de Copa de Europa. Ganar al Chelsea ya fue muy meritorio, pero creo que el auténtico paso adelante lo tiene dentro de una semana.

Axel ¿Por qué Cabaye no juega? ¿Está lesionado o es simplemente una decisión técnica? Está claro que el PSG tiene una plantilla tremenda, pero me parece extraño no verle casi nunca en las crónicas (normalmente no tengo la oportunidad de ver los partidos de la liga francesa) ni como suplente siquiera. De hecho me parecería lógico, en el caso de que no esté lesionado porque ya digo que no conozco el caso, que con las bajas de Motta y Verrati para el partido del Barça fuera uno de los titulares. ¿Para ti cual es el centro del campo que va a poner Blanc en ese partido contra el Barça? Parece claro que por David Luiz saldrá Marquinhos y que con la baja de Ibra lo mas lógico es pasar a Cavani al centro y meter a Lavezzi. Pero el centro del campo me genera mas dudas. Un saludo.

Va a ser dificil que el PSG no note tener tantas bajas (David Luiz, Thiago Motta, Verrati e Ibrahimovic) ante el Barcelona en la ida y que no llegue en desventaja a la vuelta. Marquinhos de central no es mucho peor que Luiz (para algunos, en factores estrictamente defensivos, puede que sea incluso mejor), lo realmente malo de esto es la inclusión de Van der Wiel, en una banda en la que encararan continuamente Neymar en diagonal hacia adentro y Jordi Alba en vertical por fuera, tela cortar eso. Y lo peor es que los centrocampistas más capaces de ayudar a la defensa contra el ataque azulgrana no estarán en el cesped. Cabaye, no sé por qué quizás Axel o alguien que siga la prensa parisina lo pueda explicar, no juega nunca o casi nunca esta temporada (sospecho que es de los jugadores con grandes egos a los que hace alusión Axel en el artículo y que en algún momento de la temporada se encararía con Blanc para reclamar más protagonismo, derivando en su nulo aporte actual). Pero eso nos deja que el centro del campo más probable sea uno con Matuidi, Pastore y Rabiot (a saber cual de MC posicional ya que ninguno lo es exactamente, pero me imagino que por galones y capacidad de despliegue fisico sera Matuidi). No es malo en absoluto, pero enfretarse a este Barcelona puede ser una prueba demasiado dura. Tendrán que ayudar muchísimo los teóricos extremos para forma una línea de 5 centrocampistas y dejar solo a Cavani arriba descolgado. Lavezzi y Lucas me imagino que serán los extremos, si están sanos ambos.

Deja un comentario

*