Quiero ser como Harvard

Stadium preparations before during the UEFA Champions League match at Parc des Princes, Paris
Picture by Russell Hart/Focus Images Ltd 07791 688 420
16/02/2016

El Paris Saint-Germain acaba de lograr su particular triple corona: campeón de Francia el primer equipo, campeón de Francia el conjunto Sub-19 y campeón de Francia también el sub-17. Además, el conjunto juvenil fue finalista de la Youth League en el mes de abril. El dominio de la entidad capitalina no tiene visos de concluir a corto plazo. De hecho, trabajan para perfeccionar el proyecto y para distinguirse también por su buen trabajo de formación y la consecuente consolidación de sus canteranos en el fútbol profesional.

Olivier Létang, director deportivo del PSG: “Queremos ser el Harvard de los centros de formación.”

El barcelonés Carles Romagosa es el director técnico del PSG desde hace cerca de un año. “El PSG quiere ser una referencia en materia de formación”, explica Romagosa, responsable de la academia del club galo. “Queremos ser una referencia en cuanto a formación, el Harvard de los centros de formación”, añade Olivier Létang, director deportivo de la entidad, en ‘Le Parisien’“Dentro de 4-5 años queremos que 6 o 7 jugadores de nuestra cantera formen parte del primer equipo. Nuestro objetivo final es que un espectador vea un equipo del PSG y, sin mirar la camiseta, reconozca nuestro estilo”, observa Létang.

La realidad es que de la cantera parisina ya han comenzado a salir buenos futbolistas. Un ejemplo de ello es Kingsley Coman, aunque luego haya triunfado lejos de la capital francesa. Y si tu equipo juvenil es subcampeón de la Youth League -sucumbió frente al Chelsea en la final y venció al Real Madrid de Solari en la semifinal- no es por casualidad: es porque hay talento joven en las filas del Paris Saint-Germain. Ahora la gran duda es si ese talento llegará o se consolidará en el primer equipo. Varios nombres destacan por encima del resto en esta academia parisina. ¿Cuáles? Georgen, Ikone, Nkunku o Edouard son algunos de los más destacados.

Carles Romagosa, responsable de la cantera: “El PSG quiere ser una referencia en materia de formación.”

Alec Georgen (1998, lateral derecho)

Pertenece a la ‘familia’ de los laterales ofensivos, rápidos, buenos con balón y sin mucha estatura. Ese es Georgen, un chico de 17 años que no supera el 1,72 m, pero al que se le empieza a quedar pequeño el juvenil parisino. Hay algo que a menudo distingue a los buenos laterales de los muy buenos: la precisión en los envíos desde la banda. Y Georgen tiene un nivel técnico alto, suficiente para servir buenos centros desde el flanco derecho y, sobre todo, tomar buenas decisiones cuando tiene el esférico en sus pies una vez que ha superado la línea divisoria. Mi sensación es que Georgen tiene más opciones de llegar al primer equipo parisino (y consolidarse) que el resto: por su calidad, por la posición que ocupa y por los problemas de indisciplina de Serge Aurier. Si tienen paciencia (Georgen solo tiene 17 años) en el Parque de los Príncipes, Alec debe tener oportunidades a medio plazo.

Mamadou Doucouré (1998, central)

Vivía algo a la sombra de Dayot Upamecano en Francia Sub-17, pero en los últimos meses la progresión de Doucouré ha sido mejor. Pocos errores, autoridad y un físico portentoso han hecho del zurdo Doucouré un zaguero muy cotizado. El pasado domingo, en la final contra el Lyon, disputó su último encuentro con la camiseta parisina. Su destino parece el Borussia Mönchengladbach alemán.

Nathan Epaillard (1997, mediocentro)

Se perdió las rondas finales de la última Youth League, pero reapareció a tiempo para las últimas semanas del curso, para el desenlace del campeonato liguero. Clave su papel en la semifinal contra el Saint-Étienne y en la final ante el Olympique de Lyon. De hecho, en la primera mitad de la final lució toda su clase para jugar por delante de la defensa y dar salida con criterio al equipo, tanto en corto como en largo. No es rápido y no supera aún el 1,80 m, algo que puede jugar en su contra en este fútbol en el que tanto prima lo físico en la zona del mediocentro. Es razonable la comparación con Thiago Motta: por la posición que ocupa, por cómo se desenvuelve en ella, por su físico y por su zurda. Extrañamente no ha sido convocado nunca por la selección Sub-19 francesa ni tampoco en su día por la Sub-17 (sí pasó por la Sub-16).

Christopher Nkunku (1997, interior)

Por sus características, una pieza muy necesaria en el clásico 4-3-3 del PSG (ya consolidado en el primer equipo y en buena parte de las categorías inferiores). Nkunku cumple el rol de interior, sin ser un organizador, sin ser un especialista en la recuperación, pero aunando un abanico de virtudes más que interesantes. Tiene buen pie, es ágil, dinámico, llega bien al área desde segunda línea y ayuda mucho en labores de presión en campo contrario. Nkunku, 18 años, ya fue titular varias veces con Laurent Blanc en el primer equipo durante la recta final de la temporada.

Nanitamo Ikone (1998, extremo)

Explosivo, veloz y habilidoso. Ya era titular hace un año en la selección Sub-17 gala que se alzó con el campeonato de Europa. Siguiendo su evolución durante este tiempo, uno comprueba que el juego de Ikone se ha enriquecido: ha añadido nuevos recursos y ya no es tan previsible como aquel extremo que llamó la atención en el Europeo de Bulgaria. De hecho, Francois Rodrigues, técnico del PSG juvenil, le ha situado más de una vez lejos de la banda, en un rol más de mediapunta, demostración de que Ikone no solo vive del uno contra uno en banda. No obstante, el hábitat natural de este zurdo es el extremo derecho. Objeto de deseo de la Juventus, que se está esforzando desde hace bastantes meses para asegurarse la contratación del galo mientras el PSG no quiere asistir a un episodio ‘Coman II’.

La buena salud de la cantera gala

 Jean-Kévin Augustin (1997, atacante)

Hace tiempo que asoma en el primer equipo, pretemporada incluida, pero no termina de derribar la puerta, lo cual no deja de ser extraño si se considera la presencia de Ibrahimovic, Cavani, Di María, Lucas y cía en ataque. 617 minutos y un gol en partido oficial son sus números con el primer equipo de Blanc. Puede actuar de ‘9’, aunque también se siente cómodo cuando arranca desde la zona del extremo izquierdo y busca el área desde ahí. Diestro, rápido, vertical y con finalización. Posiblemente sea el punta de la cantera parisina con mejores recursos.

Odsonne Edouard (1998, delantero centro)

Sus registros goleadores en las categorías inferiores parisinas y francesas están fuera de toda duda. La incógnita siempre ha residido en si sería capaz de trasladar ese rendimiento al fútbol profesional. La duda se sustenta en que Edouard saca mucho provecho en estas edades juveniles del físico. Saca un partido enorme a su superioridad física en el área, en duelos frente a los centrales rivales, etc. Una vez que esa faceta se iguale, Edouard tendrá que demostrar que su olfato goleador es alto, que su nivel técnico es respetable y que puede hacer daño en carrera cuando está fuera del área.

Stadium preparations before during the UEFA Champions League match at Parc des Princes, Paris Picture by Russell Hart/Focus Images Ltd 07791 688 420 16/02/2016
El Parque de los Príncipes se prepara para que su equipo siga creciendo / Foto: Focus Images Ltd
Foto de portada: Focus Images Ltd

Related posts

Deja un comentario

*