Regresó por un día

Gourcuff

Dos asistencias y un golazo de falta en el descuento. Parecía que se nos estaba yendo, pero sigue ahí, aunque difícilmente vuelva a ser ese futbolista que vimos entre 2008 y 2010 y que nos maravilló en multitud de ocasiones. Es uno de los pocos veteranos de su equipo, uno de los pocos rostros reconocibles para cualquier persona que se ponga a ver un partido del Olympique Lyonnais si lleva varios años sin hacerlo. Porque el OL ahora es un equipo muy joven y con muchísimas caras nuevas. Este verano se han marchado de manera definitiva Lovren, Bastos y Lisandro López, y quizás Gomis también abandone la entidad. Del equipo semifinalista de Champions en 2010 sólo quedan cinco futbolistas. El Lyon se ha convertido en el equipo de Gonalons, Grenier, Lacazette, Fofana y Benzia, por citar a unos cuantos.

Pero, aunque no formó parte de ese equipo y pese a que casi ya no nos acordábamos de él -el año pasado jugó 18 partidos de liga-, Gourcuff forma parte de la plantilla de Remi Garde. Esta noche, cuando todos los focos se centraban en el regreso del todopoderoso Mónaco a la Ligue 1, apareció. Estuvo bien en el primer tiempo, aunque entonces fueron más importantes Anthony Lopes, que dejó varias paradas de mérito, y Grenier, que asistió a Lacazette en el 1-0. Sin embargo, su segunda mitad fue extraordinaria. Su rendimiento fue mejorando a medida que pasaban los minutos. Partiendo desde izquierda, sus combinaciones con Grenier por esa banda desesperaron al lateral Grégoire Puel, el hijo del entrenador del Niza y ex del Lyon. Paredes, conducciones, regates y dos asistencias. La primera, un centro que remató el propio Grenier para anotar el 0-2. La segunda pudo llegar un minuto más tarde, cuando Grenier perdonó el 0-3 a puerta vacía. Aunque el tercer tanto acabó llegando en un contraataque lanzado por el propio Gourcuff y culminado por Lacazette, autor de dos tantos en la noche de hoy.

Sus mejores minutos coincidieron con un Niza más fatigado en el que Grégoire Puel apenas era ayudado para frenar a Gourcuff. Pero nos hizo recordar al jugador que una vez vimos en el Girondins y que se diluyó a medida que avanzaban las temporadas y pasaban los años. Hoy, Yoann decidió aparecer y cerró una magnífica actuación, una exhibición, con un golazo de falta en el descuento. Ojalá lo veamos a este nivel más a menudo. Porque ha quedado claro que sigue siendo muy bueno.

Foto de portada: Yann Caradec

Related posts

Deja un comentario

*