El SC Bastia, la pasión de Córcega

Bastia 1

Llegué a la ciudad de Bastia determinado a investigar sus sentimientos futbolísticos en un solo día. Como ya conté en otro artículo, el objetivo de mi estancia en la capital de la Alta Córcega era vivir el duelo entre aficiones en la ciudad, ver si era más seguido un partido de liga del Sporting Club Bastia o uno de Coupe del Cercle Athlétique Bastiais, pero tal duelo no ocurrió. Hubo victoria aplastante de la afición del SC Bastia por incomparecencia de la del CAB.

Ese día paseé durante horas por todas partes, el municipio no es tampoco tan grande. El centro, el puerto, el casco antiguo, algún barrio de edificaciones más actuales… No pasaban cinco minutos sin que viera algún elemento distintivo del Sporting. Si no era una bandera ondeando en un balcón era una tienda donde vendían camisetas, si no era una pegatina de un grupo de aficionados enganchada en una señal de tráfico eran unos chicos con el chándal del equipo. El club de la ciudad es omnipresente. He visto ambientes similares de fútbol en otros lugares, pero sólo cuando el equipo se juega algo o está haciendo una temporada particularmente meritoria, que no es el caso de los azules en la actualidad. La ciudad está orgullosa de su equipo porque sí, por lo que representa, no por lo que gana o deja de ganar. Pero ¿qué representa el Sporting?

Para entender qué significa el SC Bastia hay que hacer mención a la politización de la isla. Una politización que es evidente desde el primer minuto que se pisa Córcega, que lleva pocos siglos de su larga historia perteneciendo al Estado francés. El nacionalismo corso, pese a no ser mayoritario, está mucho más extendido que en otras regiones del país galo. En la isla ha crecido al abrigo de una cultura propia bastante distinta a la francesa y de otra lengua distinta al francés, el corso, y se ha mantenido gracias al carácter más cerrado de un territorio insular separado geográficamente del resto del Estado. Si bien aquellos que quieren una Córcega independiente de Francia no son mayoría, sí que lo son los que se sienten más corsos que franceses o los que desearían un mayor nivel de autonomía. Los corsos están orgullosos de ser quienes son.

Córcega corso

Foto: MarcadorInt

Lo que hace el Sporting de Bastia es sencillamente recoger y aglutinar este sentimiento, no sólo el nacionalista sino también el regionalista.  Es exactamente por ese motivo por el que los grandes clubes encuentran tan poco apoyo en la isla. En otros países sería normal apoyar a alguno de los equipos punteros, pero allí casi es visto como una traición.

Durante mi paseo por Bastia encontré diversas tiendas de souvenirs de la región. En muchas de ellas se remarcaba el carácter distintivo corso, pero lo que me había llevado allí era el fútbol y en el fútbol me fijaba. Me sorprendió la cantidad de lugares con merchandising del Bastia. Incluso desafiando a la lógica y contra el dinero extra que probablemente supondría vender más, no había casi camisetas de PSG o Mónaco para turistas despistados. Decidí entrar en una de ellas y preguntar. El chico tras el mostrador, Henry, era un gran apasionado del fútbol e hizo esperar a clientes para poder atenderme. Necesitaba que alguien me pusiera sobre la pista del significado del Sporting, y sus respuestas me ayudaron a entender el contexto. “El Bastia toma el espíritu guerrero de Córcega, de la política nacionalista, de las canciones nacionalistas entre los jugadores”, me contó, “por eso aquí casi nadie apoya a otros equipos”. Henry también me indicó cómo llegar al local de una peña de aficionados del equipo, que aproveché para visitar unas horas después.

Bastia Henry

Henry nos puso sobre la pista del significado del SC Bastia para la isla de Córcega. Foto: MarcadorInt

Esa noche me acerqué a la sede del grupo Bastia 1905, donde verían el partido de Ligue 1 de su equipo en Toulouse en una pantalla con proyector. Charlé con bastantes aficionados de diversas edades, pero fue Olivier Vincenti, uno de los fundadores de la peña, quien me tuvo hablando con él la mayor parte del tiempo. Vincenti me habló mucho a lo largo de noventa minutos de partido, y pese a ello le sobró tiempo para celebrar la victoria por 1-3 de su equipo fuera de casa. La primera de la temporada fuera –decían-, y el partido en el que yo había ido, así que me invitaron a pizza y un refresco para cenar. Una vez acabados los festejos pedí a Olivier que me contara ante un micrófono lo que habíamos hablado durante el partido, y de ahí salió esta pequeña entrevista:

-Olivier, ¿es el Sporting importante para Córcega?

-Nosotros decimos que es el estandarte de la isla. Es lo que hace que se nos conozca en el mundo entero, porque el fútbol es seguido en todas partes y el campeonato francés tiene un cierto prestigio. Córcega tiene unos 300.000 habitantes y ninguna empresa conocida, ningún cantante célebre. Lo que nos proyecta hacia el exterior es el Sporting. Además, tenemos pasado en Europa, y encima nuestro mejor momento coincidió con una época, en los 70’, en la que se vivió un renacimiento de la cultura corsa. En el SCB encontramos un denominador común. En toda la isla, aquellos que se sienten orgullosos de ser corsos se sienten representados por el club.

-¿El nacionalismo es canalizado por medio del club?

-Hace unos años más que ahora. Tuvimos unos dirigentes nacionalistas que fueron bastante malos para el equipo así que esa faceta decayó un poco pese a seguir vigente. Algunos lo llamarán nacionalismo y otros regionalismo, pero lo que está claro es que para nosotros el Sporting es más que un club de fútbol; es nuestro país, nuestra nación, es lo que debe proyectarnos hacia fuera, primero en Francia y luego en el mundo. Es muy importante.

-¿Hay rivalidad con el Ajaccio?

-Hay una pequeña rivalidad. Nosotros los subestimamos, para nosotros no son importantes. Incluso en Ajaccio hay más seguidores bastienses que ajacciens. Nosotros tenemos una reputación en Francia, y el Ajaccio intenta imitarnos, pero son muchos menos aficionados. Hay una pequeña rivalidad entre aficionados y se avivó el año pasado, cuando el presidente del Ajaccio después de unos incidentes contra nosotros intentó que la federación nos descendiera. Hay un poco de rabia hacia él, pero si no fuera por eso no son tan importantes como para que nos preocupemos.

Luego le pregunté por su propio grupo de aficionados, la peña Bastia 1905. Me contó cómo se había fundado unos años atrás, qué hacían para animar al equipo y los desplazamientos que organizaban. Incluso descubrí más relaciones entre club y cultura: cada lunes los miembros de la peña se reúnen en el local para hacer un curso de corso financiado por el gobierno regional de la isla. Así que la misma peña de aficionados va un poco más allá del propio fútbol para implicarse directamente con su región: “Creemos que tenemos el deber, más allá del nacionalismo, de promover nuestra cultura”.

Al día siguiente visité Ajaccio, al otro lado de la isla. Quise contrastar lo que Olivier me había contado, quería saber si realmente el Bastia era el equipo que aglutinaba el sentimiento corso en todo el territorio o si en Ajaccio apoyaban más a su equipo. Y pude constatar, asombrado, que pese a que de vez en cuando alguna bufanda tímida del Athletic Club Ajaccien aparecía en la pared de un bar, había más carteles del Sporting, más coches con el escudo del SCB colgando del retrovisor interior, más tiendas con ropa del equipo del norte de la isla. Lo que veía no dejaba demasiado espacio para las dudas, pero aún así quise preguntar a alguien imparcial en el mismo estadio François Coty donde fui a ver el partido de Coupe del Île-Rousse. ¿Qué pensaban los aficionados de un tercer club ajeno a Bastia y Ajaccio? Los chicos del filial del FBIR con los que vi el partido me lo explicaron y entrevisté a uno de ellos, Alexandre: “El Bastia es el equipo más importante de Córcega desde siempre. Llegaron a una final europea, y pese a que hayan pasado muchos años, eso aún está presente”. “El Sporting es mucho más querido que el Ajaccio y representa a la isla”. Testimonios de muchos corsos que afirman lo mismo. El Sporting Club Bastia va más allá del fútbol para ser una referencia cultural y social en la isla.

¡Ya puedes descargarte la aplicación de MarcadorInt para iPhone! ¡Tendrás acceso a un podcast diario exclusivo para la App y a múltiples contenidos Premium: podcasts individualizados de las competiciones más seguidas (Premier, Bundesliga, Serie A o Champions) y LiveTexts con el sello MI (Italia, Europa underground o Copa Libertadores)!

[app-store-download id=760410884]

Related posts

2 comments

Me encantan estos artículos que mezclan cosas sociales, históricas y políticas con el fútbol. Gran artículo, gracias!

Deja un comentario

*