Todo sigue igual a la vuelta de vacaciones

ibrahimovic1024

El defensor del título fue, en el encuentro inaugural de la Ligue 1 2013/14, una continuación del Paris Saint-Germain del curso pasado. Es decir, del equipo de Carlo Ancelotti, por mucho que ahora sea Laurent Blanc el inquilino del banquillo o por mucho que QSI haya invertido en el mes de julio 110 millones de euros en fichajes. El PSG viajó a Montpellier con una alineación casi calcada a la del curso pasado: un 4-4-2 con Sirigu; Jallet, Thiago Silva, Alex, Maxwell; Lucas Moura, Verratti, Matuidi, Pastore; Ibrahimovic y Lavezzi.

psg11

La soledad de Verratti

Y el juego vuelve a iniciarlo en cada acción Marco Verratti, lo cual no es un problema en sí mismo. Sin embargo, la salida de balón fue anoche un aspecto a mejorar en este PSG de Laurent Blanc. La escasa colaboración de los centrales y de Blaise Matuidi, nulo en la salida de balón, expuso en exceso al mediocentro italiano, quien apenas encontraba destinarios para sus pases. Manejaba dos opciones: el envío en largo buscando a los delanteros o el pase corto para que Javier Pastore y Zlatan Ibrahimovic recibiesen de espaldas. En el centro del campo, de espaldas y rodeados por uno, dos o hasta tres rivales. Siempre incómodos. La dificultad para encontar receptores de sus pases causó que Verratti perdiese más veces el esférico de lo que en él es habitual.

verratti
Verratti inicia casi cada jugada del PSG

Sin ideas ni movimientos en ataque posicional

El ataque posicional del Paris Saint-Germain volvió a manifestar sus carencias. Y se confirmó como una de las principales tareas a trabajar por parte de Blanc. Sin ritmo, sin apenas movimientos, sin desmarques de ruptura y con la habitual tendencia a juntar a seis futbolistas en el carril central: Matuidi, Verratti, Ibra, Lavezzi, así como los continuos movimientos interiores de Lucas Moura y sobre todo Pastore. Así llegó el primer y único gol del Montpellier: recibe Ibra en campo propio, le rodean dos adversarios, no tiene ningún pase claro y pierde finalmente un balón con el que Emanuel Herrera organiza un contragolpe que finaliza en la portería de Sirigu. Transcurrió en el minuto 9 del encuentro y no fue ni mucho menos el último contraataque peligroso que armó el Montpellier -con Rémy Cabella habitualmente como protagonista-. Claro está que contar con Thiago Silva en defensa hace que varias de esas acciones no alcancen ni siquiera el área de Sirigu. La pareja que formará junto a su compatriota Marquinhos restará algo de gravedad a las pérdidas de balón en la mitad de la cancha.

presion_ibra
El Montpellier roba a Ibrahimovic y marca el 1-0

19 minutos de Edinson Cavani

Edinson Cavani, que la semana pasada no había participado en la Supercopa gala, únicamente jugó los últimos 19 minutos. Los otros dos flamantes fichajes no debutaron: Digne en el banquillo y Marquinhos no entró en la convocatoria. Estuvo cerca el uruguayo de batir a Jourdren en el primer balón que tocaba, pero se quedó con las ganas.

El PSG se dejó dos puntos este viernes -recordemos que empató la temporada pasada sus tres primeros partidos- y creó muy poco peligro, muy pocas ocasiones de goles. En algunos centros laterales y poco más. No necesitará muchos intentos Cavani para conventir goles en la liga francesa. Pero ayer el único problema del Paris Saint-Germain no fue ni la falta de gol, ni la ausencia de ocasiones claras.

Así acabó el PSG (4-2-3-1): Cavani '9', Ibra '10', Pastore mediocentro
Así jugó unos minutos el PSG (4-2-3-1): Cavani ‘9’, Ibra ’10’, Pastore interior

Foto de portada: Susanne Davidson

Related posts

Deja un comentario

*