Umtiti ya es un líder

El Barcelona se ha hecho con los servicios de Samuel Umtiti este verano. Foto: Focus Images Ltd.

Dentro del mejorable rendimiento colectivo del Olympique de Lyon, el conjunto de Fournier tiene en el eje de la defensa una de las mejores noticias de la temporada. Samuel Umtiti, central zurdo y canterano de la entidad lionesa, ha arrancado el curso a muy buen nivel, a la altura de lo que se demanda de un defensor que compite en la Champions League, que quiere aspirar al título de liga y que sueña con participar en la Eurocopa que se celebrará en su país el próximo verano.

Junto a Anthony Lopes y Tolisso, Umtiti ha sido titular en todos los partidos oficiales que ha disputado su equipo. El central francés ha jugado de partida siempre, tanto en liga como en Champions, y es el único futbolista de campo que ha permanecido en el césped todos los minutos posibles a lo largo de los primeros meses de la temporada. Esto es consecuencia de un arranque de curso sin lesiones, a diferencia de varios de sus compañeros, y también de su excelente rendimiento, puesto que Umtiti se ha erigido como el referente de la línea defensiva del Lyon. Ha formado pareja en el eje de la zaga junto a Bisevac, Yanga-Mbiwa e incluso con Gonalons en el último duelo liguero ante el Toulouse, y siempre ha sido el encargado de transmitir temple y seguridad en la parcela más delicada del equipo.

Sin embargo, el protagonismo de Umtiti también es producto del progreso que está experimentado el central lionés, en una clara curva ascendente en los últimos meses. En su inicio era un central más que respondía al perfil tan habitual de las categorías inferiores del fútbol galo: fuerte y potente, una bestia física inexpugnable por alto, bastante rápido en carrera pero a veces algo alocado y con errores de concentración. Las condiciones que lo hicieron destacar y lo llevaron a consolidarse como titular junto a Zouma en la generación sub-20 campeona del mundo en 2013 (se perdió la final por sanción) siguen ahí, pero Umtiti ha pulido varios de sus defectos. Ya no solo es poderoso en el juego aéreo, sino que su lectura de los partidos es mucho mejor y su concentración es elevada a lo largo de los 90 minutos de partido.

Umtiti ha crecido mucho en los últimos meses. Foto: Focus Images Ltd.
Umtiti ha crecido mucho en los últimos meses. Foto: Focus Images Ltd.

Así pues, esta temporada hemos visto un Umtiti que ha añadido más matices a su fútbol y que ha respondido en los momentos en los que peor lo pasaba un Lyon que, en general, ni ha sido especialmente sólido en defensa ni contundente en ataque. Sin embargo, Umtiti casi siempre ha sido el mejor defensor de su equipo y ha exhibido sus virtudes: su velocidad le permite defender a campo abierto, bastante lejos de la portería, y ha evitado bastantes disgustos a su equipo en contragolpes, pues a pesar de que le cuesta arrancar, suele recuperar la distancia que le sacan los delanteros rivales en los primeros metros de carrera. Así ha ejercido de bombero y ha apagado varios fuegos gracias a sus condiciones físicas, que le permiten atender a los compañeros en tareas de corrección. Con balón tampoco arriesga más de la cuenta, lo que le ahorra pérdidas innecesarias y acciones temerarias, y mide mucho mejor sus acciones para no entrar con más agresividad de la cuenta o provocar faltas peligrosas, algo que sí ocurría en años anteriores. A escasas semanas de cumplir los 22 años, Umtiti es una de las mejores noticias del año en Lyon.

Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

Deja un comentario

*