Y Bielsa se fue

Marcelo Bielsa - Alejandro Vazquez Nuñez

Fue algo inusual. El Olympique de Marsella perdió (0-1) en su estreno liguero frente al Caen, Marcelo Bielsa compareció en la sala de prensa y contestó las preguntas correspondientes al partido: cómo había estado el equipo, las diferencias entre el primer y el segundo tiempo, la falta de eficacia de cara a portería, etc. Todo transcurría con normalidad y nada hacía indicar que el OM estaba a punto de conocer su noticia más trascendente en mucho tiempo. Una vez contestadas todas las preguntas referentes al encuentro, Marcelo Bielsa anunció: “Acabo de renunciar al cargo que tengo en el Olympique de Marsella. Yo contesté todas las preguntas que me han hecho porque quise respetar el partido que acabábamos de disputar. Algunas preguntas que apuntaban al futuro también las contesté pero de manera superficial. Mi renuncia se la transmití al presidente a través de una carta que le entregué antes de venir a hablar con ustedes. Yo también en la carta le comuniqué que deseaba hacerla pública para explicar mi decisión”.

El traductor tomó la palabra y se encargó de leer en francés la carta escrita por Marcelo Bielsa que, a continuación, traducimos.

“Sr. Labrune

Os comunico hoy que no voy a seguir siendo el entrenador del Olympique de Marsella. Me gustaría explicaros los motivos de mi marcha. Voy a publicar esta carta porque considero necesario explicar mi postura. Si quiere que ofrezcamos una conferencia de prensa, puedo acompañarlo.

Después de una serie de reuniones que tuvieron lugar durante los meses de mayo, junio y julio, alcanzamos un acuerdo sobre los términos de una ampliación para las temporadas 2015-2016 y 2016-2017 del contrato que había finalizado el 1 de julio de 2015. (…) Desde mediados de julio, aunque no fuese oficial, todos los miembros del staff que dirijo, trabajamos pensando que todo estaba claro y que no faltaba más que la recepción de los contratos impresos.

El pasado miércoles fui convocado por el director general del club Philippe Pérez a una reunión en la que también participó el abogado Igor Levin, representante de Margarita Louis-Dreyfus. Me informaron de que querían cambiar algunos puntos del acuerdo que nosotros ya habíamos alcanzado. Ambos dijeron que tenían el poder para asumir estas posiciones. Tuve en cuenta todos los cambios que querían hacer en el contrato.

Después de esta reunión tomé la decisión que os estoy dando. Aunque piense que usted no quería, lo que ocurrió parte desde su área de autoridad. No sé si usted ha dado su consentimiento o si usted lo ignora. Como ustedes saben, rechacé varias ofertas importantes porque quería quedarme en Marsella. No me arrepiento de haber hecho lo que hice porque lo he hecho con gran entusiasmo. Me atrajo mucho este proyecto. Me adapté en los últimos tiempos a los constantes cambios en el proyecto deportivo pero después de tres meses de discusión y dos días antes del inicio de la competición oficial, yo no puedo aceptar la situación de inestabilidad que han provocado al querer cambiar los términos del contrato.
Así que mi posición es la de no continuar trabajando con ustedes. Es definitivo. El trabajo en común requiere un mínimo de confianza que nosotros ya no tenemos. No quise tocar la preparación del partido contra el Caen, por eso esperé a hablar en esta carta (…). Gracias por pensar en mí para dirigir al Olympique de Marsella. He trabajado con grandes futbolistas. Pude disfrutar del Velódrome y del increíble público. Me despido.

Marcelo Bielsa”

Y se fue. No ha dejado indiferente a nadie durante sus trece meses en Francia. Hizo soñar a un equipo que desplegó un fútbol brillante durante varios meses, que cedió en el último tercio del campeonato y que finalmente ha perdido este verano a seis de sus piezas titulares (Morel, Fanni, Imbula, Payet, Ayew y Gignac). Sus discrepancias con los dirigentes del OM fueron una constante durante buena parte de este tiempo: escenificado, por ejemplo, en aquella rueda de prensa en la que enumeró la lista de doce peticiones de fichaje que había realizado (no llegó ninguno).

Marcelo Bielsa (el pasado jueves): “Evalué el proyecto y me pareció convincente. Toda decisión respecto a la llegada de jugadores fueron decisiones consensuadas entre el presidente del club y yo. Ninguna decisión que se haya tomado fue impuesta por mí ni impuesta por el presidente, fueron de común acuerdo y consensuadas, con todos los elementos de juicio expuestos.

Los términos del contrato los he acordado con el presidente y todavía no se firmó el documento, pero los términos están acordados.”

Lo más extraño de todo este asunto no es el fondo de la cuestión (dimitir por estar en desacuerdo con los cambios introducidos en contratos ya apalabrados), sino la cronología de los acontecimientos. Bielsa cuenta que la reunión que desencadena esto tiene lugar el miércoles -ese día decide que presentará su dimisión tras jugar ante el Caen-, pero el jueves comparece ante los medios de comunicación en la habitual rueda de prensa previa a un partido y hace ver que todo marcha bien y que hay sintonía entre el club y su entrenador. Y, desde luego, no existía ya. La confianza entre ambas partes, dice el técnico argentino, ya no era suficiente como para seguir juntos. Hasta aquí.

Bielsa - Marsella - Mathieu
‘El Loco’ Bielsa no deja indiferente a nadie / Foto: Mathieu
Foto de portada: Alejandro Vazquez Nuñez

Related posts

Deja un comentario

*