El Málaga rompe el equilibrio y la historia se repite para el Villarreal

Málaga campeón

Los andaluces se han proclamado campeones en categoría juvenil tras vencer -en la recta final de partido- al Villarreal (0-2). Dicen que en ocasiones el fútbol es cruel pero no es menos cierto que las finales están para ganarlas y el equipo amarillo dejó escapar su segunda oportunidad. Fue más reconocible que en la final de hace un año pero no supo aguantar ni sufrir sin balón y en los minutos finales, el Málaga deshizo el gran equilibrio que reinó durante casi todo el encuentro.

En la previa ya dejábamos entrever que la clave podía estar en saber qué equipo se hiciera con el peso del partido y el balón. Dos estilos semejantes, de protagonismo mediante la posesión. Lo cierto es que al Villarreal le costó encontrarse cómodo por la presión que ejerció el conjunto malagueño en el inicio. Y pronto acabarían haciéndose con el esférico en terreno rival. Sin embargo, las ocasiones más claras de la primera mitad fueron para los amarillos. En la segunda -la más clara- Pol tuvo que estirarse abajo para detener el chut de Aleix. Todo pasaba por las botas de Manu Viana, elegido como MVP del torneo por segunda edición consecutiva pese a la derrota. La historia también se repetía para el fino media punta, que junto a Marc Gelmà -y otros jugadores- no pudo desquitarse la espina clavada. Sobre todo para ellos dos, puesto que afrontan su última etapa como juvenil. La gran mayoría tendrán otro chance para la revancha. Y lo más importante, un futuro muy brillante en su carrera. En el Madrigal pueden estar tranquilos. A veces el fútbol no te recompensa con títulos y puede ser decepcionante a corto plazo, sobre todo para unos jugadores tan jóvenes. Con perspectiva todo se valora mucho más.

Manu Viana

Por segunda edición consecutiva, Manu Viana (Villarreal) fue nombrado MVP del torneo (FOTO: marcadorint.com)

Las opciones del Villarreal -en gran medida- pasaban por la desequilibrante calidad entre líneas de Viana, algo que el Málaga carecía pese a llevar el dominio. Con el paso de los minutos y vista la tremenda igualdad, todo apuntaba que el equipo que lograra marcar sería el campeón. Seguramente fue el encuentro donde los groguets más corrieron sin balón y eso les hizo sufrir, algo a lo que no están acostumbrados. Además, los cambios de Sanchís no surgieron efecto y la presencia ofensiva de su equipo se fue diluyendo. Perdieron el centro del campo y el Málaga se movía más en terreno rival. Pese a ello, tampoco lograban encontrar ese último pase que generara la ocasión de peligro. Algo plano, sin desequilibrio entre líneas, pero muy competitivo y superior en lo físico. En la dinámica de parte de su trayectoria en el torneo. De hecho, la primera fue la que dio origen al córner donde Gil abrió la lata. Esto dejaba casi sin tiempo de reacción al Villarreal -ya obligado a jugársela con tres defensas- y en un balón a la espalda, el meta Ximo salió al despeje pero Joselito llegó antes para sentenciar.

Málaga campeón 2

El Málaga se proclamó campeón de la 14ª edición del MIC (FOTO: marcadorint.com)

Pocos podían prever, viendo algunos partidos de la primera fase, que el Málaga se alzara finalmente con el trofeo de campeón. Su mejor partido fue ante Athletic Club, ya en Cuartos. Ahí el equipo de Ruano se desató en ataque incluso remontando el partido. La gran virtud de este equipo, más allá de la intención de buen fútbol, es su capacidad para competir e incluso sufrir en momentos complicados. Enorme en ese sentido. Y en la estrategia, lo que desatascó el partido. Todo ello acompañado de un buen físico, que a diferencia de su rival en la final, seguramente sea el factor que les ha conducido al título y al doblete: División de Honor Andaluza y MIC. Dos torneos de indudable caché para un grupo formado por algunos jugadores que trabajan habitualmente con el Atlético Malagueño de Tercera División. Un conglomerado que, insistimos, puede explicar este éxito y que equilibra la falta de jugadores distintos. Mula, el extremo izquierdo, fue el más llamativo en ese sentido. Ahora les queda afrontar la Copa del Rey y la Copa de Campeones, siguientes retos de este Málaga del ‘Doblete’.

Al acabar la final, los dos técnicos –Francisco Manuel Ruano (Málaga) y Javi Sanchís (Villarreal)– nos atendieron para transmitir sus reflexiones posteriores:

Related posts

Deja un comentario

*